Saltar

Visita a un hogar: ideas para renovar habitaciones infantiles divertidas

Nuestros peques se van haciendo mayores y sus dormitorios también deben crecer con ellos. ¿Ha llegado el momento de un cambio de look? ¡Efectivamente! Descubre con estas prácticas ideas algunos de los mejores consejos y trucos para redecorar una habitación infantil con un toque divertido.

Inspírate con el dormitorio compartido de estos simpáticos hermanos. Te desvelamos, una a una, todas las soluciones de almacenaje y decoración que hemos ido integrando para que no falte de nada y siempre se respire ese ambiente alegre que tanto caracteriza a los niños. Y no te preocupes, todas las ideas que te vamos a dar son la mar de prácticas y, lo mejor, muy asequibles. Así que, ¿a qué esperamos? ¡Vamos a enseñártela!

Deja que el juego sea el centro de atención

La primera regla para redecorar una habitación infantil divertida es que el juego sea la base de todo. Y no nos referimos a que todo el dormitorio esté repleto de juguetes, sino que el entorno sea desenfadado e invite a dejar volar a la imaginación y la creatividad.

Te presentamos a Henri y Toni (de 7 y 5 años respectivamente). Estos hermanitos tienen la suerte de contar con un dormitorio bastante espacioso, por lo que su madre, Nina, decidió que también tendrían aquí su sala de juegos. No te preocupes si tu dormitorio no tiene estas dimensiones, todos estos consejos son adaptables a cualquier tipo de habitación. Te lo demostramos.

Ahora mismo, Henri y Toni adoran todo lo relacionado con la jungla. Por eso, añadimos textiles con estampados botánicos y animales. De hecho, optar por la decoración con textiles siempre es la forma más sencilla y económica de darle carácter a un dormitorio infantil, y más este que, en origen, era completamente blanco.

Además, colgamos cortinas frente al mirador para transformar un espacio sin usar en un escenario (que completamos con una esterilla de gimnasia para las actuaciones más acrobáticas). También añadimos un raíl de ganchos debajo del alféizar, una altura y lugar ideales para guardar disfraces para facilitar el cambio de vestuario.

Añade almacenaje que se adapte al espacio

Un dormitorio divertido no tiene que carecer de orden y organización. Podemos hacer que esta sea mucho más atractiva si creamos un sistema de almacenaje que también participe en esa especie de juego. Además, si a los peques les gusta, les ayudará a guardar los juguetes de una forma más entretenida y no lo verán como algo tan aburrido.

En este caso, siempre optamos por nuestras cajas TROFAST, ya que podemos elegir la estructura que mejor se adapte al espacio y, como las cajas se pueden sacar, los niños pueden llevarlas de un sitio a otro cuando lo necesiten.

Para darle ese toque creativo, hemos recreado un podio, así que pusimos cinta decorativa y números de madera para hacerlo realidad. Y eso no es todo, ya que en el resto de la habitación también nos hemos ayudado de cestas infantiles adicionales para guardar peluches y algunos estantes extra para poner sus cuentos favoritos. ¿Qué te parece?

Combina todos los textiles del dormitorio

Como ya habrás descubierto en el primer consejo, el potencial de los textiles para redecorar una habitación sin gastar demasiado es impresionante. Por eso, no solo nos quedamos con la opción de añadir unas cortinas llamativas, sino que también hemos querido jugar con el resto de textiles del dormitorio, como en el caso de la cama con la funda nórdica infantil.

Nuestra recomendación es que crees un conjunto que combine entre sí y mantenga una armonía. Para esto, la elección de los tonos es fundamental. Para decorar un dormitorio divertido, hemos apostado por dos colores protagonistas, el azul y el verde, que van perfectamente con la temática de la jungla y alegran el espacio. Así que, ya sabes, decántate por una gama de colores y, a partir de ahí, cread vuestro propio diseño. ¡Ellos también pueden participar!

Además de la estética, nos importa la calidad y la procedencia de estos materiales, especialmente si son los que arroparán y cuidarán a los peques. Por eso, no está de más que sepas que nuestra ropa de cama es 100 % algodón sostenible, lo que la hace muy cómoda y suave al tacto, además de cuidar el medio ambiente.

Opta por juegos tradicionales

Por mucho que la tecnología forme parte de la vida de nuestros hijos, hay veces en las que es imposible sustituir a un juego clásico. Por eso, hemos querido que estos juegos que fomentan tanto la creatividad estén presentes en su cuarto (o en cualquier parte de la casa, a decir verdad).

Por ejemplo, la rayuela es un juego activo y sencillo que a todos nos encandiló de pequeños. De hecho, seguro que te ha venido a la mente algún recuerdo de la infancia jugando a este. Para trasladarlo a casa no hace falta que tengas un espacio enorme, basta con que tengas unos metros de suelo libre, un rollo de cinta adhesiva de colores y algo que puedas usar como poste indicador, como una bolsa de alubias o un peluche. ¡A saltar se ha dicho!

Y, ¡listo! Esperamos que te haya inspirado este dormitorio y hayas recogido algunas ideas prácticas para redecorar el dormitorio de tus hijos e hijas de una forma bonita, práctica y muy asequible.

Si te has quedado con ganas de más, no te pierdas este pequeño tour por el dormitorio para ver el resultado final.

¡Ah! Al final, te hemos preparado unos cuantos artículos extra para que sigas aprendiendo algunos truquitos de decoración. ¡Esperamos que te gusten!

    Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.