Saltar

Un recibidor familiar minimalista

Mantener un recibidor pequeño organizado y ordenado cuando hay niños en casa puede ser un reto ENORME. Echa un vistazo a cómo organizar un espacio funcional adecuado para la familia y mantener tu alma minimalista.

El zapatero MACKAPÄR blanco de este recibido cuenta con puertas deslizantes que ahorran espacio y compartimentos de almacenaje.
El zapatero MACKAPÄR blanco de este recibido cuenta con puertas deslizantes que ahorran espacio y compartimentos de almacenaje.

En este vestíbulo, aprovechamos todas las paredes al máximo. Para las cosas que no quieres que estén a la vista, dispones de soluciones de almacenaje cerrado, mientras que aquellas que quieres exhibir están a mano en módulos abiertos. (No te preocupes, te enseñaremos cómo conseguir que las soluciones de almacenaje abierto se vean bien organizadas). Un zapatero inteligente también hace las veces de asiento para adultos.

Para los más pequeños, pon estantes a su altura para que puedan manejarse solos. Las cosas más pesadas tienen su sitio en las zonas más altas, donde solo puede acceder un adulto. Utiliza una gran alfombra resistente a la suciedad para no dejar pasar el polvo (hemos creado una gigante cosiendo cuatro juntas). Si la zona de los niños está muy desorganizada, solo tienes que cerrar la cortina y listo: orden instantáneo.

¿Cómo se consigue que las soluciones de almacenaje abierto se vean bien organizadas? ¡Una buena elección! Guarda las cosas que usas a diario donde puedas verlas. Los cajones y cajas de almacenaje con tapas aportan flexibilidad y consiguen que el vestíbulo esté siempre ordenado. Con las bandejas y cestos es muy fácil encontrar lo que buscas. ¿Tienes prisa? Coloca tus productos de belleza en un escurrecubiertos junto al espejo para arreglarte rápidamente. Coloca un gancho giratorio junto a la puerta para que los invitados cuelguen sus abrigos.

Guarda los zapatos en un armario con puertas correderas que ahorran espacio. También servirá como un espacio acogedor en el que podrás sentarte para quitarte los zapatos. Las estanterías pueden montarse planas o inclinadas, lo que permite adaptar su profundidad. Muestra tus fotos personales en un tablero perforado y añade un recipiente y un estante para guardar cosas como las llaves o unas gafas de sol.

Esta es la distribución de nuestro pequeño recibidor. Solo son 5,6 metros cuadrados, pero hemos aprovechado al máximo el espacio disponible y ampliado sus funciones utilizando las paredes.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.

Autores
Diseño de interiores: Elin Stierna
Fotografía: Henrik Petersson
Texto: Anna Blom