7 trucos para eliminar los malos olores en casa

Los malos olores en casa son muy desagradables. Malos olores que se pueden concentrar en diferentes partes de nuestro hogar: la cocina, sus electrodomésticos, el baño, nuestra habitación… O bien, olores impregnados en el ambiente como el olor a tabaco o el olor a humedad.  
 
Por eso queremos darte algunos trucos para eliminar los malos olores en casa según el lugar en el que se producen. Todos tienen solución, pero lo más importante es tener paciencia y ser constantes en nuestros hábitos de limpieza del hogar.  

¡Vamos a verlo!

1. Cómo eliminar el mal olor del baño

El mal olor del baño puede venir por muchos motivos: tuberías viejas, atascadas, mala ventilación, toallas que huelen… Por eso lo primero que debes hacer es identificar qué es lo que está produciendo ese mal olor que estás notando.  
 
Si son las tuberías, prueba con un producto desatascador y sigue las instrucciones que aparecen en el envase. Si este no es el problema y el mal olor persiste o no sabes la causa, contacta siempre con un profesional porque podría ser algo más grave. 
 
Por supuesto, tienes que cuidarte mucho de limpiar el baño todas las semanas, a fondo, desinfectándolo con lejía y / o productos específicos. 
 
Recuerda también cambiar las toallas semanalmente. Colgarlas tras la puerta del baño, algo habitual, no es una buena idea para evitar el mal olor a humedad, ya que no corre aire en ese hueco. Si ya tienes ese problema, prueba a lavarlas con vinagre blanco, o bien echándolo directamente en la lavadora o en un barreño con agua caliente y un chorro de vinagre.  
 

Otros pequeños trucos para que tu baño huela bien: 

  • Si tienes ventana, ábrela al menos dos o tres veces diarias, sobre todo cuando te duches, para que no se acumule la humedad, que da lugar a muchos malos olores. 
  • Si no tienes ventana, plantéate colocar un extractor de olores y, mientras, abre la puerta y la ventana más cercana para que ventile todo lo posible. 
  • Coloca un par de velas perfumadas o ambientadores. 
  • Límpialo con una solución de agua y limón a diario.  

2. Qué hacer con el mal olor en el lavavajillas 

Este es uno de los olores más desagradables que pueden tener lugar en nuestra casa. Por eso te recomendamos que la limpieza en este electrodoméstico sea máxima:  

  • Utiliza ambientadores de lavavajillas. 
  • Evita meter la vajilla demasiado sucia o con restos de comida. 
  • Limpia los aspersores y los filtros cada 15 días. 
  • Déjalo abierto durante un tiempo después de funcionar para que acabe de ventilar bien la humedad. 

3. Evitar malos olores en la nevera  

Muchas veces abrimos la nevera y notamos ciertos olores que nos perturban… Y es que este es otro de los electrodomésticos por excelencia que más malos olores tienden a acumular. 

Por eso nuestra principal recomendación es que una vez a la semana (quizás aprovechando la llegada de la compra semanal) vacíes completamente la nevera, mires qué productos pueden estar poniéndose malos, caducados, etc., y hagas una limpieza. Después, cuando esté vacía, límpiala bien por dentro con agua caliente y jabón o algún producto de limpieza multiusos.  

4. Cómo limpiar los cubos de basura  

Que la bolsa de basura se tire a diario no quiere decir que con eso esté todo hecho: siempre hay alguna que se rompe y deja caer algún resto al cubo, algo que resbala y cae fuera en la zona donde lo tenemos colocado… 

En fin, que al menos una vez a la semana debemos limpiar los cubos de basura por dentro, especialmente los de la orgánica. 

Lo mejor es lavarlo con agua caliente (muy caliente) y vinagre a partes iguales. Frota bien por fuera y por dentro y después sécalo. Si quieres evitar los malos olores durante la semana, echa una cucharada de bicarbonato en el fondo del cubo y usa bolsas de basura perfumadas.

¡Te recomendamos este vídeo!

5. Erradicar el olor a tabaco en casa 

Este es uno de los olores que más se fijan a la ropa, a los muebles y a cualquier parte de la casa. Aquí tienes algunas recomendaciones: 

  1. Ventila a diario.  
  2. Vinagre como solución maestra: como vemos en muchos de los trucos para erradicar malos olores, el vinagre es un gran aliado en este sentido ya que los neutraliza. Puedes limpiar muebles con una solución de agua caliente y vinagre, puedes pulverizar esta mezcla por la casa e incluso poner pequeños cuencos con vinagre repartidos en los puntos con peor olor. 
  3. Lava las cortinas y lleva la alfombra a la tintorería para una desinfección completa. 
  4. Sustituye filtros de aire y calefacción por otros. 
  5. Usa aromatizadores: sticks, ambientadores, velas perfumadas, humidificadores con olor…  

6. Cómo evitar los malos olores producidos por mascotas 

Si tenemos mascota es importante mantener una higiene en el lugar en el que duermen. Por eso, aunque bañes a tu mascota una vez al mes o cada quince días, también debes lavar al mismo tiempo la cama o el cojín en el que duerme, así como su manta e incluso, el espacio al que sube al sofá o la cama (si es que lo hace).  
 
Quita muy bien los pelos antes de echarlo a lavar y hazlo siempre con la funda y el relleno por separado y evitando suavizantes que puedan darle alergia. También los perfumes para mascotas pueden neutralizar el olor.

7. Olor a humedad: cómo acabar con él

Por último, vamos a ver uno de los olores más habituales de algunas zonas de la casa como buhardillas, sótanos, garajes o cuartos de colada: el olor a humedad. Lo primero es identificar si está producido por humedades en techos o paredes y, si es así, lo mejor es que llames a un profesional para que pueda solucionarlo cuanto antes, ya que puede ser verdaderamente perjudicial. 

Si es un olor leve, en el ambiente, aunque también es algo complicado de erradicar, aquí tienes algunas ideas: 

  • Ventila el espacio cada día, sin excepción.  
  • Hazte con un deshumidificador (o varios, dependiendo de lo grande que sea el espacio). 
  • Coloca pequeños cuencos con granos de café. 
  • Esparce bicarbonato de sodio.  
  • Velas perfumadas o incienso pueden ayudar, pero no erradicarlo. 

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.