Saltar
Desayuno sorpresa para llevar en un carrito RISATORP

Ideas para hacer un desayuno sorpresa

¿A quién no le gusta empezar el día con un buen desayuno? Si quieres tener un detalle con alguien, no se nos ocurre mejor forma de hacerlo que con un desayuno sorpresa preparado por ti. Podrás personalizarlo según sus gustos para conseguir que la jornada comience de la mejor manera posible. ¡Toma nota!

Imagínate que abres la puerta y te encuentras con un estupendo desayuno preparado para ti, te haría ilusión, ¿verdad? Pues esa es nuestra propuesta, que lleves un desayuno sorpresa recién hecho a la puerta de esa persona especial en la que estás pensando. Ya sea un amigo o amiga, un familiar o tu pareja, seguro que consigues alegrarle el día.

Y si vives con la persona a la que le quieres obsequiar la primera comida del día, no pasa nada, ¡llévaselo a la puerta de su dormitorio o directamente a la cama! Sea como sea, las ideas que te vamos a dar para preparar un desayuno para llevar conquistarán su corazoncito.

Personaliza al máximo el desayuno

Lo primero y más importante será elegir los alimentos que formarán parte del desayuno sorpresa. Como decíamos al inicio, lo mejor de que lo prepares tú será que tendrás la posibilidad de escoger lo que más le guste a esa persona y también lo que más te guste a ti.

En caso de que sean diferentes, nuestro consejo es que prepares cajitas individuales como la de la foto con todo lo que sea para cada uno. Por ejemplo, si a él o a ella le gusta el zumo de piña y tú prefieres el de naranja, podrás poner una botella de vidrio diferente en cada uno. Y así con todo. Incluso puedes poner una tarjetita con el nombre de cada uno en su respectiva caja para que así sepa que lo has preparado expresamente pensando en él o en ella.

Lo que sea para ambos, puedes colocarlo fuera de las cajitas en envases de vidrio o en una bolsita de red de tela. Ambas opciones, además de ser más bonitas por sus materiales, son más sostenibles y respetuosas con el medioambiente. ¿Quieres saber por qué? Por un lado, todo el algodón de nuestros productos se recicla o cultiva con un menor consumo de agua, pesticidas y fertilizantes y, por otro lado, algunos de nuestros tarros de vidrio están fabricados ya con vidrio reciclado (y además, todos son 100% reciclables).

Un menú de desayuno completo

En cuanto a la comida, aquí te dejamos un menú de desayuno con opciones para todos los gustos:

  • Smothies con vuestras frutas favoritas. ¿Un truco para ir más rápido? Compra una bolsita de fruta congelada como FRUKSTUND, en la variedad que más te guste: fresa con citronela o naranja y zanahoria. Solo tendrás que batir la mezcla con leche o con agua.
  • Fruta fresca: aparte de los smothies, también puedes llevar alguna pieza de fruta por si os apetece completar el desayuno: plátano, manzana, kiwi…
  • Café e infusiones: puedes pereparar varios termos para llevar con lo que más os guste.
  • Galletas: un dulce clásico que no puede faltar en el desayuno. ¿Quieres algo diferente? Echa un vistazo a nuestras galletas de jengibre, de avena y canela, rellenas de frambuesa, de coco, de chocolate… ¡hay para todos los gustos.
  • Tortitas, gofres, crepes o tartas: puedes hacerlos tú mismo o recurrir a algunos que ya estén casi listos. En nuestra tienda tenemos diferentes opciones, desde gofres congelados hasta tarta de almendras y chocolate.
  • Tostadas para los amantes de lo salado: elige un buen pan y crea diferentes combinaciones con tomate, jamón, aguacate, salmón… ¡le encantarán!

Prepara una mesa para llevar

En este desayuno sorpresa no solo tendrás la opción de preparar la comida, sino que también podrás llevar la vajilla que vayáis a necesitar. De esta forma, la persona a la que se lo lleves no tendrá que pensar en nada, solamente en disfrutar.

Lo primero será pensar en el número de personas que vais a ser y en lo que tomaréis. En función de eso tendrás que elegir las tazas, platos, cuencos y cubiertos que te tendrás que llevar. Nuestra recomendación para que el resultado sea más llamativo, es que combines piezas de diferentes vajillas cuyos diseños encajen bien. Nosotros, por ejemplo, hemos optado por tazas en color blanco roto, boles en azul claro y platos en blanco con estampado azul. El punto de color lo ponen las servilletas y la vela. Y como toque final, un pequeño jarrón o recipiente con flores.

Además, también deberías llevarte el mantel, que aparte de su función habitual, servirá para envolver todo el menaje y que este no sufra ningún daño por el camino. Haz un paquetito mono, ¡y listo! Cuando llegues solo tendrás que abrirlo y colocar la mesa.

Busca un apoyo para colocarlo todo

La presentación cuenta, ¡y mucho! Así que para que este obsequio sea especial, es importante que lo montes en el lugar adecuado. Si vas a llevárselo a su puerta, un carrito te vendrá muy bien para trasladarlo cómodamente.

Nosotros en esta ocasión nos hemos decantado por uno piramidal, ya que así podrás colocar los diferentes componentes del desayuno en el orden en que vayáis a utilizarlos y el resultado será mucho más estético. Además, tendrás suficiente espacio ya que, como decíamos, no solo llevarás la comida sino también los utensilios que utilicéis y algún detalle decorativo. Incluso podrías poner un gancho si necesitas llevar algo extra como, por ejemplo, el termo con el café. ¡No faltará ningún detalle!

Y si no tienes un carrito, o sencillamente quieres algo más pequeño, una bonita bandeja de servir siempre es una buena apuesta para colocar el desayuno y transportarlo cómodamente. Además, muchas tienen patas para que puedas llevarla hasta la misma cama. ¡Qué categoría!

¿A qué esperas para prepararlo? Si te gustaría descubrir alguna receta más para tu día a día, echa un vistazo a las que te proponemos a continuación.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.