Saltar

Cómo cultivar setas en casa

El cultivo de todo tipo de verduras y hortalizas en el hogar se ha convertido en toda una tendencia en los últimos años. Y ha sido así por motivos tan importantes como la sostenibilidad y el ahorro. Obviamente, también es increíblemente gratificante e incluso entretenido como hobby. Por eso, queremos contarte cómo cultivar setas en casa de una forma súper sencilla: con posos de café.

¿Sabías que al beber una taza de café absorbemos menos del 1% de los nutrientes de los granos? Por eso, en lugar de desperdiciar el 99% restante, vamos a convertirlo en la base de nuestro propio cultivo de setas.

¡No te lo pierdas!

Qué necesitas para cultivar setas en posos de café

Solo necesitarás posos de café, micelio, un bote de vidrio y un poco de paciencia. Y es que para disfrutar de los resultados tendrás que esperar entre 6 y 8 semanas.

  • Cinta microporosa
    Cómprala en tu farmacia más cercana.

  • Tapa hermética
    Una tapa metálica para poder perforar.

  • Bote de vidrio grande

  • Posos de café usados
    Espérate a que los posos del café se enfríen, ya que el calor mataría el micelio si los mezclas.

  • Micelio
    El micelio es la estructura vegetativa de los hongos. Para conseguirlo, acércate a alguna tienda especializada en jardinería o cultivos cercana.

Cómo cultivar setas en casa paso a paso

1. Al cultivar setas, la higiene es fundamental. Por ello, antes de empezar, lávate bien las manos con jabón y desinfectante de manos.


2. Haz dos agujeros en la tapa, cada uno de ellos con unos 20 mm de diámetro. Para evitar que los bordes de la tapa metálica queden poco pulidos, coloca el metal entre dos trozos de madera, fíjalo todo en una superficie de trabajo y después perfora el metal y la madera a la vez. Busca más información en Internet si te quedan dudas.


3. Después, esteriliza la tapa y el bote. Para ello, sumérgelos en agua hirviendo durante aproximadamente un minuto. Sécalos y cubre los dos agujeros de la tapa con cinta microporosa para evitar que entren bacterias.

4. Mezcla el microcelio y los posos de café recién hecho en el tarro, tápalo y guárdalo en un lugar oscuro. Mantenlo a una temperatura de 20-25 °C durante 2 o 3 días, hasta que los posos se hayan cubierto por completo de micelio blanco.

5. Añade 1-2 cm de posos de café que hayas hecho hace poco y espera hasta que el micelio vuelva a cubrirlos. Repite el procedimiento hasta que el tarro esté lleno de posos de café.

6. Cuando los últimos posos de café se hayan vuelto de color blanco, pon el tarro en un lugar húmedo y luminoso a una temperatura de unos 15-20 °C. Evita la luz directa del sol.


7. Cuando hayan pasado entre 10 y 14 días, aparecerán setas de ostra por los agujeros de las tapas, forzando el desprendimiento de la cinta microporosa. Si la cinta no se desprende del todo, seguro que las setas agradecen tu ayuda.


8. Recoge las setas de ostra cuando tengas un buen rodal y los sombreros estén en horizontal. Tras la segunda o la tercera recolección, el tarro dejará de producir setas. Retira el 80 % del sustrato, pon una nueva cinta microporosa y añade posos fríos de café recién hecho al tarro. ¡Todo listo para una segunda ronda!

Si eres de los que le gusta cultivar en casa y quieres seguir aprendiendo, no te pierdas este vídeo:

    Y estamos seguros de que también te gustará echar un ojo a estas ideas…

    Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.