Saltar

Cómo tener actitud positiva en momentos difíciles

Tener una actitud positiva en casa y en el seno de la familia tiene múltiples beneficios para nuestro día a día, ya que nos ayuda a mantener una mejor comunicación entre las personas, a sentirnos con más energía, más motivados y con más optimismo para afrontar situaciones complicadas. Además, si les enseñamos a los peques de la casa a tener esa actitud positiva, les estaremos ayudando a mejorar su sistema inmune, sus defensas, su creatividad y su capacidad de mostrar asombro ante la vida, es decir, les estaremos dando herramientas para gestionar mejor sus emociones y sus relaciones con el entorno.

En IKEA creemos que todo el mundo merece tener acceso a un hogar seguro, auténtico y vivo y, por eso, una de nuestras iniciativas es Formando hogar, un programa con diferentes expertos para visibilizar, concienciar y ayudar a que cada hogar sea un refugio de bienestar emocional. En esta ocasión, hemos contado con la colaboración de la reconocida psiquiatra Marian Rojas Estapé, que en este vídeo nos da las claves para tener una actitud positiva ante situaciones difíciles en el seno de la familia y el hogar.

¡Esperamos os sea útil!

    5 consejos para tener una actitud positiva en casa

    Marian Rojas-Estapé es médico psiquiatra y actualmente trabaja en el Instituto Español de Investigaciones Psiquiátricas. Además, combina su profesión con otras facetas como la de conferenciante, para hablar sobre felicidad, gestión del estrés, familia, adolescencia o pareja, entre otros temas. Además, es autora del libro “Cómo hacer que te pasen cosas buenas”, que se ha convertido en un best seller con más de 50.000 ejemplares vendidos.

    A continuación, te resumimos los 5 consejos para conseguir una actitud positiva en casa que nos ha explicado la psiquiatra Rojas-Estapé.

    1. Todos los miembros de la familia deben sentirse queridos en el hogar. En el seno de la familia es muy importante que todas las personas se sientan queridas y apoyadas y para ello debemos expresarlo. No somos más débiles por decir un “te quiero” o un “lo siento, me he equivocado”. La comunicación emocional bidireccional es la primera herramienta que tenemos a nuestro alcance para conseguir un hogar positivo.

    2. La comunicación debe partir siempre desde el respeto. Otra de las claves para mantener relaciones sanas y positivas es hablarse bien. La comunicación debe partir del cariño, de la confianza, de la delicadeza y el respeto, es decir, siempre optar por las buenas palabras e intentar no herir al otro.

    3. Debemos plantear las normas y los límites en positivo. El “no” no puede ser la palabra más dicha en una familia. Debemos intentar explicar siempre las situaciones y el porqué de que haya unas normas o unos límites, para que entiendan que hay una razón detrás de esa decisión. Las normas deben exponerse de forma clara, coherente y formuladas siempre en positivo.

    4. Podemos ayudar a gestionar las emociones que surgen en el hogar. Debemos intentar expresar nuestras emociones y sentimientos de forma abierta con los miembros de la familia, aunque sean negativos. No debemos negar esas emociones, tenemos que aceptarlas y ponerles una etiqueta. Luego, el siguiente paso, es dejar que disminuya, darnos tiempo para asimilarla, para más tarde poder explicarla desde la calma y la serenidad, para que la familia entienda lo que hemos sentido, pero desde nuestra mejor versión.

    5. Tenemos que conectar nuestro hemisferio derecho (el emocional) con el de enfrente. Tenemos que intentar conectar con las personas desde la misma posición, desde la calma y la serenidad, desde la parte más emocional, poniéndonos en el lugar del otro, para poder entender mejor por lo que está pasando y poder ayudarle. A veces servirá con un simple abrazo o una palabra amable y sincera de amor.

    Más consejos de la experta en actitud positiva

    Como Marian Rojas-Estapé es una de las expertas más reconocidas sobre actitud positiva, no hemos querido desaprovechar la ocasión para preguntarle más consejos que nos ayuden a tener una actitud positiva ante la vida. Aquí te dejamos algunas de sus respuestas, ¡seguro que podemos aprender más cosas para sobrellevar las situaciones complicadas de la vida!

    ¿Se puede tener una actitud positiva siempre o hay momentos en los que el pesimismo es inevitable?

    Todos nosotros estamos librando una batalla en mayor o menor medida en un tema de nuestra vida, por lo tanto, hay circunstancias en las que la actitud positiva no es suficiente para sacarnos de un momento de tristeza, de preocupación, o de incertidumbre.

    La actitud positiva consiste en conectar con la realidad de la forma más sana posible, con confianza, cariño, ilusión y esperanza. El optimismo es una manera de mirar la realidad y se puede aprender. La actitud positiva consiste en que focalicemos nuestra atención en eventos buenos y alegres que nos pasan en nuestro día a día, restando importancia a lo negativo.

    Entonces, ¿podemos evitar que nuestros hijos sufran?

    Debemos tener en cuenta que nuestros hijos tienen que experimentar las emociones de tristeza, frustración, rabia... ya que forman parte de la vida, y su gestión es fundamental. Si les evitamos cualquier emoción ¨negativa¨ (son negativas porque nos pueden hacer sufrir) desarrollamos niños con una nula capacidad de tolerancia a las cosas que no son puramente alegría, emoción o ilusión, por lo tanto, no es que podamos evitarlo, sino que debemos acompañarlos en la gestión de esas emociones, etiquetándolas y evitando el sufrimiento innecesario.

    La actitud positiva ayuda a ser más resilientes y de esta manera sobreponernos mejor ante esas situaciones. Es iniciar un nuevo desarrollo después del dolor, una mejor adaptación al cambio.

    La seguridad y el cariño juegan un papel importante en la actitud positiva. Si no somos seguros muy difícilmente vamos a poder tener una actitud positiva. Para ello, es importante crear un apego seguro, ese vínculo se teje a diario, las cosas cotidianas crean un vínculo que da seguridad a los niños. Mostrar los sentimientos, detectarlos, aceptarlos, ponerles nombre y verbalizarlo. Es importante que esto se haga de padres a hijos, de hijos a padres, entre la pareja, entre hermanos, con los abuelos... en definitiva en el hogar.

    ¿Podemos comenzar a desarrollar una actitud positiva a cualquier edad o es algo que debemos aprender de muy pequeños?

    Sí, pero sobre todo hay que empezar desde el ejemplo. Los padres deben enseñar a los hijos desde muy pequeños a cómo gestionar sus emociones, hablándoles con cariño y delicadeza. La actitud positiva tiene un impacto muy bueno tanto en la infancia como en la adolescencia.

    ¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar una actitud positiva en una etapa como la adolescencia?

    La adolescencia es un momento de crecimiento y desarrollo personal y emocional muy importante. Hay una parte fisiológica en la cual la frustración, las dudas existenciales, la rabia, la rebeldía, aparecen de forma importante y tener una actitud positiva ayudará a pasar esa etapa, que muchas veces es un momento de dificultades, de la mejor manera.

    Siempre recomiendo que ante esos momentos difíciles se busque ayuda, que lea o que se acerque a personas que le ayuden en su sufrimiento.

    «
    No te olvides que para estar bien con alguien hace falta estar bien con uno mismo.
    »

    Marian Rojas-Estapé

    ¿Crees que las pantallas y la tecnología favorecen la actitud positiva en los niños y niñas o más bien lo contrario?

    La tecnología es una herramienta muy positiva para acercarnos a nuestros hijos e hijas, pero también es negativa porque genera gratificaciones instantáneas y luego un vacío existencial y una sensación de tristeza y apatía.

    En la adolescencia muchas personas se comparan y luego sufren, esto da una sensación ficticia de algo que no es real, tienen como una doble vida, la de la pantalla y la vida real. Por lo tanto, creo que tiene cosas muy buenas, pero en la infancia y la adolescencia es más importante conectar de forma equilibrada con la vida real. La mejor manera de aprender a estar en el mundo online consiste en saber estar de forma sana en el mundo offline.

    ¿Un último consejo para las familias en la educación positiva de sus hijos e hijas?

    Crear personas vitamina que son personas que:

    • Incrementan tu autoestima
    • Te apoyan y te motivan
    • Sacan lo mejor de ti
    • Buscan aliviar un momento de sufrimiento
    • Buscan comprenderte sin juzgarte
    • Transmiten alegría e ilusión de vivir
    • Tienen sentido del humor