Saltar Saltar

Cómo diseñar un espacio de trabajo ergonómico

¿Te duele la espalda? ¿Y las cervicales? Puede que se deba a tu postura al trabajar. No podemos ayudarte a reducir tu jornada laboral, pero sí podemos darte algunos consejos para crear un espacio de trabajo en casa ergonómico, que favorezca tu bienestar corporal y mental y reduzca tu cansancio. ¡Puedes aplicarlos tanto si te toca teletrabajar o si pasas muchas horas en la oficina!

Una oficina doméstica con diseño ergonómico. Incluye un escritorio regulable, silla de oficina, baldas de almacenaje y plantas.
Una oficina doméstica con diseño ergonómico. Incluye un escritorio regulable, silla de oficina, baldas de almacenaje y plantas.
GIF de una persona moviéndose en una oficina doméstica de diseño ergonómico.

Pasar muchas horas sentado en el escritorio o la mesa de la oficina provoca cansancio y dolores corporales. Vista cansada, dolor de espalda o dolor en las cervicales, así como el síndrome del túnel carpiano por el uso excesivo del ratón del ordenador, son algunas dolencias habituales entre las personas que trabajan delante de un ordenador. El primer consejo que te podemos dar y que todos los expertos recomiendan es que intentes levantarte cada cierto tiempo, para estirar las piernas, despejar la mente y que tus ojos también descansen.

En cuanto al diseño de tu oficina en casa o en tu empresa (cuando te sea posible), el decorador Fredrik Biel nos recomienda precisamente pensar primero en ese movimiento del que te hablábamos anteriormente.

Gráfico que muestra la altura del escritorio y la postura correctas para trabajar sentado.

«El dolor postural lo provoca el hecho de pasar muchas horas en una misma posición. Para evitarlo es importante moverse. La clave está en no tenerlo todo a mano; tenemos que disponer de espacio para movernos para coger los documentos, o levantarnos para ir a la cocina a coger una taza de café».

La mejor silla de escritorio

«Para trabajar en un escritorio necesitamos una silla que proporcione un buen apoyo en la espalda y que sea regulable y giratoria para poder movernos con soltura. Estando sentados, debemos tener el monitor a la altura de los ojos y los brazos y codos apoyados en un ángulo de 90º con las manos encima del teclado. Las sillas con reposabrazos ayudan a mantener esa postura».

«
Puede que tengas que trabajar muchas horas al día, pero hay formas de garantizar tu confort y evitar la tensión».
»

Fredrik Biel, decorador

Gráfico que muestra la altura del escritorio y la postura correctas para trabajar de pie.

Al trabajar de pie debemos seguir las mismas normas de ergonomía que al trabajar sentado. «La parte superior del monitor debe quedar a la altura de los ojos, y los brazos deben estar apoyados a la altura del teclado. Si el suelo es duro, pon alfombras para que no se resientan las rodillas y ponte un calzado cómodo. También, recuerda que es muy importante levantarse de vez en cuando».

La distribución del mobiliario también ayuda a disfrutar de un espacio de trabajo práctico y cómodo. Fredrik nos recomienda tener todo lo que utilicemos a menudo cerca del escritorio y las cosas que solo utilizamos de tanto en tanto en zonas más apartadas y altas. Las etiquetas son muy útiles para encontrar rápidamente las cosas, y las cajas van muy bien para tener las colecciones y los documentos protegidos y ordenados.

En el siguiente vídeo puedes ver cómo organizar tu escritorio de forma sencilla:

    Una lámpara de mesa de metal gris ilumina unos papeles y un bolígrafo en un escritorio negro.

    Utiliza una luz apropiada para trabajar

    Los espacios bien iluminados también favorecen la concentración y evitan la irritación de ojos. La intensidad de luz debe ser similar a la de la luz natural. «Lo ideal es que el espacio de trabajo esté junto a una ventana. Si no es posible, pon bombillas que tengan un espectro de luz similar al de la luz del sol (5 000 K como mínimo). Las lámparas de trabajo ofrecen una iluminación directa a la zona concreta en la que trabajamos».

    Repisa de una ventana con plantas en macetas de colores oscuros para traer un poco de naturaleza a tu oficina doméstica.

    También es interesante tener plantas en el espacio de trabajo. «El aire fresco también favorece la concentración. Si no tienes ventanas, puedes colocar plantas para depurar y oxigenar el aire. Por último, mantente hidratado. Hay estudios que demuestran que beber agua favorece la concentración, incluso cuando estamos trabajando con hojas de cálculo complejas».

    ¿Necesitas más inspiración para crear tu espacio de trabajo en casa? Te dejamos otro artículo que te puede interesar:

    Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.