Saltar
Cómo organizar los papeles en casa

Consejos para ahorrar papel en casa

Ahorrar papel en casa es uno de los hábitos más recomendables a la hora de mantener la sostenibilidad en el hogar. No son más que pequeños gestos que nos ayudan a ser un poco más conscientes de la cantidad de papel que tiramos sin darle más que un solo uso, cuando su vida y sus utilidades podrían ser mucho más amplias.

Vamos a ver todos estos consejos útiles para ahorrar papel en casa de una forma muy sencilla, a través de ideas que pueden ir de lo más obvio dentro de nuestras rutinas, hasta lo más creativo. No solo ayudarás al medio ambiente y tu hogar será más sostenible, también ahorrarás ¡y mucho!

Ahorra papel imprimiendo solo lo necesario

Evita imprimir documentos si no es necesario

Aunque las nuevas generaciones ya no necesitan ver nada físico, únicamente en pantallas, lo cierto es que todavía somos muchas las personas que tendemos a imprimir documentos para “verlos mejor” o más cómodamente. Pues bien, quizás este hábito debería cambiar si quieres ahorrar papel en casa.

Antes de imprimir cualquier cosa, plantéate si realmente lo necesitas. Muchas veces imprimimos documentos que, al final, apenas leemos una vez. Piensa que a través del ordenador tienes también posibilidades analógicas como el subrayado de frases, además de otras que te harán la vida más fácil como la posibilidad de buscar palabras clave en el documento o añadir comentarios.

¿Tienes que firmarlo? Hazlo también de manera digital en vez de imprimirlo para posteriormente escanearlo. ¡Ahorrarás una cantidad de papel increíble!

Ideas para reutilizar los papeles de regalo

Reutiliza el papel de regalo

¿Cuántas veces has abierto un regalo y has hecho una bola con el papel para tirarlo a la basura? Hay papeles de regalo que son una auténtica maravilla y que nos pueden servir para otras ocasiones. Pero, además de lo más obvio que es utilizarlo para envolver más regalos, también puedes reutilizarlos de muchas otras maneras:

  • Posavasos: solo necesitarás un trozo de corcho o madera, un papel de regalo bonito y forro de plástico.
  • Forrar libros: Así evitamos que la portada se estropee, sobre todo con los libros de texto de los peques de la casa.
  • Reutiliza las bolsas de regalo para otros cometidos: como bolsa de pan, clasificador o cesta para otros papeles.
  • Si es un papel de regalo con un dibujo bonito y grande, puede servirte de lámina para enmarcar y decorar una estancia. Incluso el papel de regalo infantil con sus dibujos favoritos puede ser genial para enmarcarlo y decorar su habitación.
  • ¿La idea más sencilla? Córtalo en mil trocitos diminutos y úsalo como confeti para tu siguiente ‘sarao’.

Papel: dale nuevos y más creativos usos

Si te gustan las manualidades, tienes mucho que hacer con los papeles usados. Es más, si eres algo ‘manitas’, ¿qué te parecería tener un espacio en el que colocar todos tus materiales de manera ordenada y clasificada? Nosotros te proponemos un carrito como este, dentro del cual puedes mantener el orden gracias a diferentes cestas, cajas o clasificadores.

En esta propuesta hemos utilizado nuestros papeles usados para hacer barquitos y pájaros de origami. Por cierto, ‘origami’ es una palabra china que se divide en dos vocablos: Ori que significa doblar y Kami que significa papel o dios. ¿Lo sabías?

¡Ahorrar papel en casa puede ser un acto de creatividad!

Una caja de “hojas en sucio” para trabajar

Cuando trabajamos tanto en casa como en la oficina muchas veces acabamos con la papelera de reciclaje llena de papeles. ¡Y mientras sea en la de reciclaje de papel, pues fenomenal! Pero quizás podrías reutilizar muchos de esos papeles que has tirado, ¿no crees?

Ya sea en casa o en la oficina, te recomendamos que coloques cerca de tu mesa una caja para tus papeles. De esta forma, podrás ir guardando aquellos que solo están usados por una cara o en una zona concreta para después poder volver a utilizarlos en otra ocasión como borrador, para tomar notas o simplemente para esbozos de creatividad.

Reduce el consumo de papel en la cocina

Por último, otra zona en la que gastamos muchísimo papel es en la cocina. ¿Cuántas veces se te ha vertido algún líquido o caído algunas migas y has tirado de servilletas o papel de cocina? Pues bien, otra forma de ahorrar papel en casa es cambiar este hábito por otro mucho más sostenible: usar los trapos y paños de cocina.

Sécate las manos con un trapo, limpia las superficies con un paño reutilizable, recoge las migas con un aparato específico o simplemente con las manos… Son pequeños gestos que se convierten en hábitos para ahorrar y ser más sostenibles.

Si quieres más ideas sobre ahorro y sostenibilidad, no te pierdas:

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.