Saltar al contenido principal

4. Ahorra agua

Cómo usar menos agua, sin siquiera intentarlo

De toda el agua del mundo, menos del 3% es dulce. Por lo tanto, cuidar su uso tiene mucho sentido, tanto desde el punto de vista económico como desde el medioambiental.

Afortunadamente, algunos de nuestros productos pueden ayudarte a ahorrar agua en tu hogar.

Por ejemplo, un aireador con compensación de presión es una parte estándar en toda la gama de grifos y duchas de IKEA.

Esto reduce la cantidad de agua que sale hasta en un 50% en algunos grifos del baño, pero mantiene el flujo de la misma en el nivel deseado. Por lo tanto, usa menos energía para calentarlo, incluso más cuando el grifo tiene una función de arranque en frío.


Te puede interesar