Saltar al contenido principal

1. Reduce tus desperdicios

¡No más despercidio de comida!

En promedio, una persona en México desperdicia 158 kilos de comida al año. Eso equivale a 20.4 millones de toneladas anualmente para todo el país y más de 490 millones de pesos en pérdidad económicas.

Reducir el desperdicio de alimentos también tiene buen sabor, así que comienza a guardar las sobras para más tarde. En IKEA tenemos muchos productos para ayudarte con esta misión

Inteligente en el exterior e inteligente en casa

Una taza de té o un refrigerio para tener contigo cuando no estás en casa siempre es una buena idea. Y cuando los transportas en tus propios recipientes, además, puedes contribuir con el ambiente.

No es necesario que lleves tu sandwich para comer en el camino o en la oficina en un envoltorio que luego tirarás, puedes guardarlo en alguna de nuestras loncheras.

Si planeas comprar un café cuando estás afuera, nuestras botellas de agua reutilizables están listas para ayudarte a generar menos desperdicios.

No olvides empacar tu despensa de forma práctica y consciente con el medio ambiente cada vez que vayas al supermercado.

Utiliza nuestras bolsas de red KUNGSFORS que están fabricadas con algodón de plantaciones más sostenibles, ¡toma una decisión climáticamente inteligente ahora mismo!

También puedes colgarlas de un gancho y almacenar frutas y verduras, ¡tus ingredientes favoritos durarán frescos más tiempo!


Cómo reducir los residuos de forma fácil

Reducir nuestros desperdicios se puede lograr con pequeños esfuerzos. Una taza de café portátil o una bolsa de tela para nuestras compras pueden hacer la diferencia. Un poco de papel de aluminio para mantener fresca la fruta y evitar que se descomponga.

Cada vez que tiras comida o plásticos, pierdes un poco de dinero. Con estos consejos ahorras tanto en tu cartera como en tu hogar, sin mucho esfuerzo.

Clasificar y reutilizar

Es casi imposible no generar desperdicios. Afortunadamente, existen soluciones para aminorar su impacto en el ambiente. Los residuos bien clasificados pueden ser una fuente de nuevos productos.

Por ejemplo, nuestros paneles, gabinetes y puertas KUNGSBACKA están hechos de botellas de plástico recicladas y hay muchos más ejemplos de este tipo de productos en IKEA.

Con nuestras soluciones inteligentes de clasificación de residuos es fácil darle a los desperdicios una segunda oportunidad.

En IKEA hacemos nuestro mejor esfuerzo para ayudar al ambiente. En 2020 reciclamos el 85% de nuestra basura, en 2030 vamos por el 100%

Te puede interesar