Saltar

Ahorra agua con los productos IKEA

Menos del 3% del agua de nuestro planeta es dulce. Ese es uno de los motivos por los que IKEA decidió fabricar duchas y grifos de cocina y baño que utilicen menos de este valioso recurso. Como dice el refrán: "No se aprecia el valor del agua hasta que se seca el pozo".

Un cachorro de spaniel triste enjuagándose con una ducha de mano mientras está sentado en el suelo de baldosas blancas y negras de un baño.

Duchas que ahorran agua y energía

Todos nuestros cabezales de ducha fijos y móviles están equipados con un regulador que reduce el caudal de agua. Además de ahorrar agua y energía, no notarás ninguna diferencia en la presión del agua.

Ver todas las duchas
Juego de ducha BROGRUND con mezclador con termostato montado en la pared de un baño de azulejos grises claros con un estampado de espiga.
Ver todas las duchas

Buenas noticias sobre ahorro de energía para los padres con hijos adolescentes

El agua caliente es un gasto importante para la mayoría de los hogares. Por eso, la mayoría de nuestros grifos de baño tienen una función de inicio en frío. Cuando subes el mando, solo sale agua fría, es decir, el agua solo se calienta cuando lo necesitas.

Ver todos los grifos de baño
Una niña pequeña con el pelo largo castaño está de pie en un baño de azulejos blancos enjuagándose las manos en el lavabo.
Ver todos los grifos de baño

No te pongas tanta presión

Al igual que todos nuestros grifos de cocina, DELSJÖN está equipado con un aireador que reduce el consumo de agua sin pérdida de caudal. Esto quiere decir que puedes reducir tu consumo de agua y tus facturas, mientras ayudas a conservar las reservas de este valioso recurso de nuestro planeta.

Ver todos los grifos
Un grifo de cocina DELSJÖN montado en un fregadero. En primer plano, hay un cepillo para platos y varias ollas y sartenes.
Ver todos los grifos
Dos copas de vino colocadas boca abajo y varias tazas y cuencos en la rejilla superior de un lavavajillas después de haberlos limpiado.

Consejo

Lavar los platos en el lavavajillas te ayuda a ahorrar agua en comparación con lavarlos a mano. El lavado a mano puede consumir hasta tres veces más de agua que el lavado a máquina.