Saltar

Energía solar

El cambio climático es una realidad. Y la energía generada por los combustibles fósiles es en gran medida la causante. Necesitamos energía para vivir cómodamente en nuestros hogares y la mayoría de ésta se produce en plantas que usan combustibles contaminantes. Aunque disponemos de alternativas más sostenibles, hasta ahora han sido caras, complicadas y exclusivas para grandes proyectos a gran escala.

¿No sería genial que IKEA pudiera desempeñar un papel importante haciendo que la mayoría de las personas tengan acceso a la energía solar? Esto ya es posible con SOLSTRÅLE.


Nuestro compromiso con la energía solar

Para ayudar a enfrentarnos al cambio climático, hemos decidido que nuestras operaciones sean energéticamente independientes, que produzcan tanta energía renovable como la que consumimos en 2020.

La energía solar es una fuente de energía limpia y renovable. Ya contamos con más de 900.000 placas solares instaladas en nuestras tiendas y otros edificios. Pero lo que hacemos es solo una parte. También queremos fomentar que nuestros clientes contribuyan al proporcionar productos y soluciones que les permitan vivir de manera más sostenible.

Un ejemplo es SOLSTRÅLE, nuestra apuesta para que la energía solar sea accesible para la mayoría de las personas.

SOLSTRÅLE: empezando la casa por el tejado

Queremos que la energía limpia esté al alcance de la mayoría de las personas. Para causar un impacto real, sabemos que tenemos que hacer una oferta asequible y combinarla con una oferta financiera atractiva. Nuestra solución de energía solar para el hogar está diseñada para eso. Incluye placas solares de instalación en el tejado y un sencillo sistema de control que supervisa la producción. Es una solución económica que permite a tantas personas como sea posible generar su propia energía, reducir las emisiones de carbono y ahorrar dinero al mismo tiempo.

Disponible en España

Hemos lanzado SOLSTRÅLE en ocho países y en España ya está disponible. Cuando se trata de luchar contra el calentamiento global, no tenemos tiempo que perder.