Saltar

Destino: cero residuos, el camino a un futuro mejor

El mundo que nos rodea se mueve rápido, como nosotros. Cambiamos el lugar al que llamamos hogar con más frecuencia que antes, compramos cosas nuevas y tiramos otras con más velocidad que antaño. De repente, el sofá se ha quedado pequeño o nos hemos cansado del diseño. Dejamos las luces encendidas, incluso cuando estamos fuera.

Llenamos las papeleras con cosas grandes y pequeñas, día tras día. Consumimos (y gastamos) más energía y recursos que nunca, lo cual es una mala noticia para el planeta.

Pero, ¿y si entre todos pudiéramos cambiar las cosas? En IKEA trabajamos sin descanso para hacer lo que está en nuestra mano, y queremos ayudarte para que pongas tu granito de arena. Vemos los residuos como un recurso de valor. IKEA lleva en los genes el uso responsable de los recursos, crear más con menos y optimizar las operaciones logísticas. Porque sabemos que, si producimos menos residuos, podremos dejar un planeta más limpio y saludable a las generaciones futuras.

Un montón de cartón arrugado y desechos que se van a reutilizar.
Un montón de cartón arrugado y desechos que se van a reutilizar.

El 70% del relleno del edredón GLANSVIDE se obtiene de plástico PET reciclado.

Reinventamos nuestra manera de trabajar

Meditamos sobre nuestra manera de trabajar, desde cómo elegimos los materiales que usamos hasta la manera de diseñar, producir, transportar y vender. Nos interesamos incluso por lo que les ocurre a nuestros productos cuando termina su vida útil.

Buscamos constantemente nuevos modos de usar recursos renovados y reciclados como materiales, rediseñamos la producción de un producto de nuestro surtido para que sea más sostenible y también procuramos hacer productos que nuestros clientes puedan reutilizar, reparar, volver a montar y reciclar. Además, siempre intentamos ahorrar la mayor cantidad de energía posible en nuestras operaciones.

TÅNUM es una alfombra fabricada con retales de nuestra producción de ropa de cama.

Creamos con lo que ya tenemos

¿Alguna vez has intentado crear algo nuevo a partir de cosas que has encontrado por casa? Esa es nuestra aspiración cuando desarrollamos un nuevo producto: buscar maneras de ser sostenibles usando sobras de otras producciones o materiales reciclados es el tema estrella de nuestro proceso de diseño. El resultado es que puedes comprar productos hechos totalmente a partir de materiales sobrantes o reciclados.

¿Sabías que...?

Nuestro objetivo es obtener nuestros materiales principales de fuentes más sostenibles antes de 2020. Ya lo conseguimos con el algodón en 2015.

Reinventa, reordena y vuelve a montar

Son muchas las posibilidades de trabajar unidos para reducir los residuos. Una posibilidad es diseñar productos que puedas reinventar cuando te canses de ellos. Como muchos de nuestros sofás, KLIPPAN tiene otras fundas para él. Si te cansas de un diseño o se mancha con algo que no salga, solo tienes que comprar una funda nueva, en lugar de otro sofá. Así reduces el volumen de residuos y le das un aire totalmente nuevo.

Algunos sofás, como VIMLE, ofrecen mucho más que eso: no solo puedes cambiar la funda, sino que también puedes cambiar el orden de los módulos para crear un nuevo diseño.

Esto mismo se aplica a muchos de nuestros sistemas modulares de pared y armarios. Puedes comprar una combinación y añadir o quitar elementos para crear una nueva.

¿Sabías que...?

El 98% de los materiales de nuestros productos de decoración del hogar, incluidos los embalajes, están hechos de materiales renovables, reciclables o reciclados.

Ahorramos energía para un futuro con más luz

Cuando hablamos sobre gasto no nos referimos solo a los recursos, sino también al consumo energético. El objetivo del Grupo Ingka es ser lo más positivo posible para el planeta y las personas. Por eso, nuestro objetivo para 2020 es ser 100% renovables, es decir, ser capaces de generar la misma cantidad de energía renovable que consumimos (como por ejemplo, eólica o solar). Además, estamos trabajando para que nuestras instalaciones sean más eficientes y su funcionamiento requiera menos consumo de energía.

Pero aún hay más. A día de hoy, recibimos más del 50% de nuestros productos en nuestras tiendas directamente de manos de los proveedores, lo que significa precios más bajos y menos vehículos involucrados. Además, el embalaje de nuestros productos está diseñado para que sea lo más compacto posible y llenar los palés de la manera más eficiente. Muchos de nuestros productos se venden en paquetes planos: son fáciles de transportar tanto por los clientes como durante nuestras operaciones logísticas. Tú te beneficias de unos precios más bajos y, en algunos casos, también de un menor peso y un montaje más sencillo. El planeta se beneficia de la reducción de emisiones de CO2.