Saltar

Decora tu salón con soluciones de almacenaje abiertas y cerradas

Si utilizas el salón para socializar, trabajar y relajarte, puedes agobiarte con tantas cosas desperdigadas. Pero podrás conseguir un salón apacible con una mínima planificación. ¡Déjanos mostrarte cómo!

Salón con vitrinas FABRIKÖR de color azul.
Salón con vitrinas FABRIKÖR de color azul.

1. Busca muebles prácticos y multiusos

Primero empieza por guardar las cosas que no quieres que se vean en un par de armarios bajos que, además, también te servirán para dividir ambientes. Utiliza la parte superior para colocar una pequeña colección de libros y una o dos plantas.

2. Exhibe tus objetos favoritos

En dos vitrinas, coloca todo lo que quieras enseñar al mundo y, además, te ayudarán a proteger tus objetos más preciados. No pasa nada si algunos de esos objetos son muy altos, las baldas ajustables son la solución.

3. Ordena rápidamente con muebles auxiliares

Si la mesa de comedor también se usa como espacio de trabajo, hazte con algunos módulos de cajones con ruedas. Los podrás utilizar para guardar documentos como facturas o cartas y otros objetos.

4. Oculta las estanterías repletas de cosas detrás de cortinas

Elige varios tonos del mismo color. Prueba los tonos naturales en contraste con algunos toques en rosa pálido. Las capas de textiles también crean contraste y ayudan a mejorar la acústica de tu espacio.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y los cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.