Saltar

Consejos sobre el uso de plantas en el salón para sentirte mejor

Las plantas no sirven solo para sentirse mejor. También pueden ser beneficiosas para la salud (sigue leyendo si quieres más información). Te presentamos algunas ideas para dar un toque más natural a tu hogar.

Chaise longue junto a un ventanal iluminado por el sol. Hay cojines, una manta y una lámpara de lectura. Hay plantas en el poyete, colgando del techo y en unos estantes de pared.
Chaise longue junto a un ventanal iluminado por el sol. Hay cojines, una manta y una lámpara de lectura. Hay plantas en el poyete, colgando del techo y en unos estantes de pared.

Llena de verde tu estancia

El verde es beneficioso para ti, hasta la ciencia lo dice. Con unas pocas plantas es suficiente. De todas formas, nunca serán demasiadas. Te pasamos una receta para crear un rincón apacible: pon tu sillón favorito junto a la ventana, pon plantas por todos lados, pon una lámpara y una mesa auxiliar, y remata con textiles suaves.

Jardines verticales

La luz del día y el sol pueden ser recursos escasos en el hogar. Si es el caso, considera la posibilidad de montar un jardín vertical. Usa una estantería sencilla para que deje pasar la luz y no afecte a las vistas.

Plantas que alegran la mañana

Las plantas son fantásticas junto a la cama. Purifican el aire y alegran la vista cuando te despiertas. Pon la mesa junto a la ventana durante el día y acércala a la cama por la noche.

Las plantas alegran cada rincón de la casa

Siempre hay algún rincón en casa que pasa desapercibido. Pon una mesa o una estantería con plantas para convertirlo en el centro de todas las miradas, aunque el espacio sea limitado. Si quieres que sea más efectivo, pon una lámpara con una luz intensa.

Llena la pared de plantas

Decora la pared con plantas. Cuélgalas del techo o ponlas en estanterías junto a los libros. También puedes ponerlas en soportes.

Plantas naturales en macetas naturales

Las plantas estarán mejor si se encuentran en su ambiente. Pon tu planta favorita en una maceta de bambú, una solución sostenible se mire por donde se mire.

Un jardín en un tarro

Un invernadero no tiene por qué ser algo a lo grande. De hecho, puede ser justo lo contrario. Mete plantas en tarros, conseguirás llamar la atención y quedan muy bien en cualquier rincón. No te olvides de airearlas.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y los cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.