Saltar

Ideas de almacenaje que llegan más alto

Un pequeño recibidor se puede convertir fácilmente en un amplio espacio de almacenaje gracias a algunos usos originales e ideas inteligentes, como aprovechar las paredes para guardar las cosas en vertical.

La ropa de la temporada anterior no tiene que estar a mano: lo mejor es almacenarla en un lugar libre de polvo.

Las cajas con tapa SAMLA son una buena opción si cambias con frecuencia lo que tienes guardado: es resistente y puede aguantar muchos años y usos.

¡Una solución de almacenaje y asiento sencilla y llena de estilo! El taburete BOSNÄS dispone de espacio de almacenaje oculto: solo tienes que levantar la tapa.

A veces, la finalidad del almacenaje cerrado no es mantener las cosas libres de polvo: a veces el objetivo es evitar que el suelo se ensucie.

Las paredes de los recibidores estrechos requieren soluciones de almacenaje estrechas, como las cajas de zapatos apilables SKUBB. Además, la rejilla transparente favorece la circulación de aire.