Saltar

Diseña el almacenaje de tu dormitorio

Dormitorio en colores gris, amarillo y rosa, en el que la cama está rodeada de módulos blancos de la serie de armarios IKEA PLATSA.

Como los apartamentos tienden a ser cada vez más pequeños, necesitamos formas más inteligentes de almacenar las cosas. Haz sitio alrededor de tu cama para crear un armario personalizado. Con una otomana, podrás guardar objetos domésticos (¡y hasta una aspiradora!).

Cuando vives en un espacio reducido, además de la ropa de cama, necesitas guardar otras cosas en el dormitorio. En una estructura de cama otomana podrás guardar tu maleta, tus botas, la aspiradora y otros objetos domésticos. Utiliza cajas con separadores para organizar los objetos más pequeños.

Si tienes demasiados zapatos en el recibidor, guarda algunos en un banco junto a la cama. También sirve de asiento para ponerte los zapatos o disfrutar un poco la luz de la mañana.

Las cajas son tus mejores aliadas. Son fáciles de sacar y colocar en la cama cuando se ordena la ropa, y también resulta fácil meterlas en el armario. Utilízalas para evitar que se pierdan los calcetines, la ropa interior y otros accesorios pequeños.

Usa todos esos espacios desaprovechados. Utiliza un estante LACK como estantería de esquina junto a tu cama para colocar las gafas, la lámpara o, si eres amante de la tecnología, hasta el teléfono para cargarlo por la noche.

Cuelga la ropa en la pared para tenerla preparada por la mañana y no perder ni un minuto. Si no se utilizan, estos ganchos se pueden plegar para ahorrar espacio.