Saltar

Súmate al ahorro energético

¿Sabías que, en la actualidad, el consumo energético de los hogares españoles representa alrededor de un 20% del consumo energético total*? En muchos hogares, la energía es el desembolso principal, y el aumento del consumo este año en comparación al anterior está siendo especialmente significativo. ¿Quién no quiere reducirlo y ahorrar en la factura de la luz y al mismo tiempo mejorar el planeta?

Para conseguirlo, queremos inspirarte con algunos consejos. ¡Toma nota!

*Dato obtenido del informe de balance energético anual del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) a fecha 2020.

1. Ilumina el camino hacia el ahorro

No solo de LEDS vive el ahorro en iluminación, pero son un primer paso muy importante. Consumen hasta un 85% menos de energía y su duración puede ser de hasta 20 años*

El segundo paso sería planificar los puntos de luz de tu hogar para aprovechar al máximo la luz natural y no tener que recurrir a la artificial.

Y si queremos convertirnos en maestros del ahorro energético, podemos recurrir a lámparas con función de regulación o soluciones de iluminación inteligente, de forma que los dispositivos estén conectados con tu móvil, a un solo mando a distancia o mediante reguladores para poder controlar la intensidad de la luz en cada momento en función de la actividad que estemos realizando.

* Datos estimados para una casa con 16 bombillas halógenas o incandescentes, considerando que las bombillas se usan 3 h/día unos 336 días al año con un coste de 0,20€ /kWh. Fuente: CACITI (Consejo andaluz de colegios de ingenieros técnicos industriales).

Más ideas sobre iluminación


2. Pogámonos las pilas

Desde teclados y ratones inalámbricos hasta varios tipos de mandos a distancia: con tantos dispositivos electrónicos como tenemos en nuestras vidas, es importante asegurarse de que nunca se queden sin batería. Para ello, lo mejor es utilizar pilas recargables que podamos reutilizar. 

Con las pilas recargables LADDA puedes ahorrarte hasta 360 €, que equivalen a 1880 pilas alcalinas desechables que acabarían en la basura*. De esa forma también reducimos los residuos y contribuimos a llevar una vida más sostenible en nuestro hogar.

Desde el punto de vista del ahorro, lo mejor es utilizar las pilas recargables en productos que consumen mucha energía, como juguetes, altavoces portátiles o linternas. Además, con el cargador de pilas TJUGO puedes cargar hasta ocho pilas recargables a la vez, tanto de tamaño AA como AAA. Cuando están completamente cargadas, cambia al modo de espera de carga para que puedas dejarlas en el cargador si no necesitas utilizarlas de inmediato.

*Cifra basada en la diferencia de precio entre 4 pilas recargables LADDA + cargador vs. 1880 pilas alcalinas.

Más ideas sobre pilas y cargadores


3. Reduce el consumo residual

En muchos casos, el despilfarro energético se produce por desconocimiento, dispositivos viejos o simple pereza. Debemos comprender cuánta energía estamos utilizando y dónde, y conocer los productos y las acciones que nos van a ayudar a mejorar nuestro consumo.

Debido al aumento de la tecnología en nuestros hogares, el consumo de energía que necesitan para su funcionamiento ha subido hasta el 25% del consumo total. Una de las principales causas son las llamadas "cargas fantasma" de los aparatos, que llegan a alcanzar el 6% del consumo*, y son los dispositivos que dejamos enchufados y que, a pesar de no estar en funcionamiento, siguen consumiendo energía.

Una simple regleta con varios enchufes, nos permite desconectar multitud de aparatos a la vez con el simple gesto de apagar el interruptor. Y con el kit de enchufe inteligente TRÅDFRI, podemos apagar el enchufe directamente, tanto si tenemos un solo aparato conectado como varios con una regleta sin interruptor. Estos pequeños gestos nos pueden ayudar a ahorrar hasta 50 € al año*.

*Datos obtenidos de la Comunidad de Madrid a través del informe de "Consumos del Sector Residencial en España" del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE)

Más ideas para ahorrar energía


4. Mejora el aislamiento de tu hogar

Las cortinas y las alfombras no solo sirven para decorar, sino que juegan un papel esencial en el mantenimiento de la temperatura dentro de casa.

Guardan el calor de cada habitación, impidiendo que se escape a través de ventanas y suelos, además, ¿a quién no le gusta desperezarse por las mañanas hundiendo los pies en una alfombra calentita?

Textiles gruesos para las cortinas y estores opacos, son la clave para una ventana elegante y completamente aislada del exterior.

Los cojines y mantas también aportan sensación de calidez y absorben parte del calor de la estancia ayudando a mantenerlo. Diviértete combinando materiales como el terciopelo o la lana y prepara también tu decoración para el cambio de temporada.

Más ideas sobre climatización


5. ¡Cocinero a tus fogones!

A estas alturas ya conocemos el truco de aprovechar las dos bandejas del horno para preparar varios platos cuando lo encendemos, ¿pero sabías que debes usar un fuego del tamaño de la olla para evitar que se disperse el calor? ¿O que colocando una tapa en tu olla tardarás menos tiempo en cocinar?

Trucos sencillos como estos reducirán el coste de tu factura y aumentarán tu tiempo libre, ¿qué más se puede pedir?

  • Usa la olla exprés siempre que puedas. Cocinarás en la mitad de tiempo debido a la presión.
  • Hierve solo la cantidad de agua necesaria, ya que requiere de una gran cantidad de energía para llevarla a ebullición. Si la tapamos, haremos que hierva antes.
  • Planifícate un día a la semana para cocinar el menú de la semana siguiente, ¡y además de energía ahorrarás tiempo! Si además usamos recipientes de vidrio en el frigorífico, mejoramos la conservación de los alimentos y es más fácil encontrarlos, lo que reduce el tiempo de tener la nevera abierta y, por tanto, el desperdicio de energía.

Más ideas para ahorrar energía en tu cocina


6. Electrodomésticos más eficientes

¿Sabías que el 55% del consumo eléctrico de tu hogar corresponde a los electrodomésticos? Por esto es muy importante fijarse en las etiquetas energéticas a la hora de comprar un electrodoméstico nuevo: elegir uno del rango más eficiente tendrá un impacto drástico en nuestra factura y en nuestro consumo.

Además de esto, hay muchos pequeños gestos que puedes incorporar en tu día a día para eficientar aún más el consumo de energía:

  • Frigorífico: reduce la temperatura al mínimo en invierno e intermedia en verano, deja enfriar un poco los alimentos que cocines antes de guardarlos, así evitarás que tu nevera haga un esfuerzo extra para enfriarlos, mantenlo siempre lleno y ábrelo lo menos posible, así evitarás que se pierda el frío en su interior.
  • Horno: en general no es necesario precalentar el horno, puedes apagarlo cuando falten solo unos minutos para acabar la cocción del plato aprovechando el calor residual y evita abrirlo innecesariamente, ya que cada vez que lo haces puede llegar a perderse un 20% del calor en su interior.
  • Lavavajillas: ponlo a funcionar solo cuando esté completamente lleno (un lavado a carga completa consume menos que dos a media carga), utiliza los programas ECO y evita el programa de secado con aire caliente, es un gasto innecesario de energía y de dinero. La propia circulación natural del aire al abrir la puerta tras finalizar el lavado seca la vajilla rápidamente y te permite ahorrar un 45% de energía.
  • Calentador de agua: usa un grifo con sistema de inicio en frío, que evita el derroche de agua caliente y te permite ahorrar energía. Cuando levantas el mando recto hacia arriba solo sale agua fría. La función impide girar del todo el mando hacia la derecha, evitando así accionar la caldera por error.

¡Esperamos haberte animado a celebrar y participar del ahorro energético, por un planeta más limpio para todos!

*Datos obtenidos de la Comunidad de Madrid a través del informe de "Consumos del Sector Residencial en España" del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE)

Más ideas sobre electrodomésticos más eficientes

Cambia a un día a día más sostenible con SOLSTRÅLE

Empieza a producir tu propia energía renovable a un precio asequible. Contigo Energía ha trabajado junto con IKEA para crear una oferta de energía solar que se adapte a ti, a tu hogar y a tus necesidades energéticas.

Más información