Imágenes de 8 SKUBB
Saltar imágenes

SKUBB Bolsa de almacenaje, blanco,

El precio 8,99€
SKUBB Bolsa de almacenaje, blanco, 69x55x19 cm
SKUBB Bolsa de almacenaje, gris oscuro, 69x55x19 cm

Cómo conseguirlo

20% de descuento en almacenaje STUK

Del 1 al 31 de marzo, por compras superiores a 15€ en STUK. Te ayudamos en tienda, web o llamando al 900 400 922 *Ver condiciones

Coloca esta bolsa en un armario o debajo de la cama: es muy práctica para guardar la ropa de temporada o de cama y evitar que se ensucie con el polvo. Combínala con otros productos SKUBB para tener a tu armario bajo control.

Número de artículo902.949.89

Detalles del producto

El tejido es de poliéster reciclado. Transformar los residuos en recursos nos permite avanzar hacia un futuro más sostenible.

La caja es perfecta para guardar ropa de cama, almohadas o edredones debajo de la cama.

Protege del polvo tus prendas y ropa de cama.

Fácil de extraer gracias al asa.

La ropa que guardes no acumula malos olores ni humedad, ya que las rejillas de ventilación de las esquinas permiten que el aire circule.

Diseñador

IKEA of Sweden

Medidas

Ancho: 69 cm

fondo: 55 cm

Altura: 19 cm

Opiniones

Un buen producto, justo loJuliaUn buen producto, justo lo que necesitaba5
Me a encantado, volveré aSandraMe a encantado, volveré a comprar más5
Muy buenoDianaMuy bueno5
Muy prácticas para guardar ropaMariaMuy prácticas para guardar ropa de otras temporadas. Muy buena capacidad, mayor a la esperada.5
Útiles, ligeras y con mucha capacidadMartaNos han gustado mucho estas cajas de almacenaje por su gran capacidad. Además son ligeras y resistentes y, al tener tapa, protege lo que guardés del polvo.5
PerfectoAntonioGuardamos las camisetas de verano y quedo estupendo, encantados con el producto5
TítuloMaría JoséEn general calidad precio igual, un pelín frágil la cremallera y es para meterle la ropa pero sin moverla mucho y hacer muchos cambios5
Orden a buen precio.PazOrden a buen precio.5
Buena calidadSarayMe encantan estas cestas de almacenaje con cremallera. Tengo varias en los altillos de los armarios y en el canapé. Muy práctico.5
Ideal para cambios de temporada.MariaTengo en varios tamaños, más pequeñas para los altillos, para hacer el cambio de temporada y poder tener la ropa más ordenada, no en columnas que se vuelcan y se desmoronan. Así, además, me caben más cosas en el altillo. Las más grandes las tengo en el trastero para guardar ropa pequeña de los niños y algunas cosas que "desecho" temporalmente. Me encantan.5
Buen almacenajeCristinaEstas cajas tienen bastante capacidad y son fáciles de guardar después.5
AlmacenajeAliciaBuen tamaño y entran perfectas5
FuncionalMjoseCaja muy funcional y práctica5
OrdenacionMaria PilarPractices y muy funcionales.5
Hace su funciónValentinaHace su función5
IdealRebecaIdeal para guardar y organizar cosas en el canapé o en los altillos. De buen tamaño y buena calidad.5
IdealRebecaEs lo que buscaba para organizar y almacenar ropa de otra temporada. Me parece de muy buena calidad.5
EncantadaAndreaEncantada5
Practico!VivianPractico!5
Ordenación completa y guardarropaCeliaMuy apropiado y limpio5
SKUBB Bolsa de almacenaje, blanco, 69x55x19 cm

Cómo trabajamos el poliéster

El poliéster es un material duradero y fácil de cuidar que no se arruga, por lo que es ideal para muchos productos para el hogar, como alfombras, almohadas, edredones y cojines. La desventaja del poliéster virgen es que está hecho de petróleo, carbón o gas natural. Esto significa que cuando usamos poliéster virgen, contribuimos a agotar los recursos naturales del planeta. Por eso, pretendemos sustituir todo el poliéster virgen de nuestros productos por poliéster reciclado. En 2020, logramos sustituir el 79% del poliéster virgen de nuestros productos textiles y pretendemos acelerar esta transformación para alcanzar el objetivo de emplear únicamente poliéster reciclado en todos los productos en los que se use el poliéster.

Poliéster virgen frente a poliéster reciclado

Inicialmente, todo el poliéster se hacía con materiales procedentes del petróleo que no eran renovables, pero ahora estamos pasando a usar únicamente poliéster reciclado. Lo bueno es que el poliéster se puede reciclar una y otra vez, sin perjudicar la calidad de nuestros productos. Al hacer productos de poliéster reciclado, reutilizamos un material que no es biodegradable y reducimos la cantidad que acabaría en vertederos u océanos. Lo que hacemos es utilizar PET y otras fuentes de poliéster en artículos textiles, cajas, frentes de cocina e incluso lámparas. El poliéster reciclado es tan bueno como el poliéster virgen en lo que respecta a calidad, función y aspecto, además de generar un 50% menos de emisiones de CO2. Además, el material es ecológico y seguro en todos los sentidos.

Retos con el poliéster reciclado

El poliéster reciclado nos permite depender menos del petróleo. La cantidad que convertimos es la misma cantidad de combustibles fósiles que eliminamos de nuestra materia prima de poliéster (esto excluye el posible teñido y otros tratamientos de producción posteriores que se aplican al poliéster reciclado). Con algunas excepciones, la dificultad no reside en la conversión del poliéster en poliéster reciclado, sino en ponerlo a disposición de todas las personas a un precio asequible. La adquisición de productos con un menor impacto medioambiental suele acarrear un precio elevado. Queremos cambiar esta situación elaborando productos de poliéster reciclado más asequibles y accesibles para la mayoría de las personas.

Poliéster reciclado únicamente

IKEA se compromete a acabar con la dependencia de los materiales fósiles vírgenes y a usar únicamente materiales renovables o reciclados para 2030. Estamos acelerando esta iniciativa con el poliéster en nuestro surtido y el objetivo es sustituir todo el poliéster virgen de nuestros artículos textiles por poliéster reciclado. En 2020, IKEA sustituyó el 79% del poliéster virgen usado en artículos textiles por poliéster reciclado. Esto significa que convertimos 130 000 toneladas métricas de poliéster reciclado y ahorramos 200 000 toneladas de poliéster virgen. Todavía no hemos logrado nuestro objetivo por completo, pero hemos llegado muy lejos y hemos superado muchos obstáculos. Todo esto nos ha llevado a ser un referente en lo que respecta a la adopción del poliéster reciclado y esperamos que nuestras decisiones inspiren y motiven a todas las empresas del sector.

Producción responsable

En IKEA, exigimos que todo el poliéster reciclado usado en nuestros productos proceda de empresas de reciclaje que cumplan el Global Recycled Standard, y se garantiza la trazabilidad hasta el producto a través de una serie de requisitos que nuestros proveedores deben cumplir. Al usar únicamente poliéster reciclado que cumple el Global Recycled Standard, tratamos de garantizar que existen prácticas sociales, medioambientales y relativas a productos químicos en la producción de la empresa de reciclaje. Creemos que el Global Recycled Standard es el mejor estándar en el mercado actual. Trabajamos con nuestros socios y organizaciones textiles, como Textile Exchange, para mejorar aún más los estándares relativos a materiales reciclados, incluida la trazabilidad del material más allá de los centros de reciclaje.

Materiales

¿Qué es el poliéster reciclado?

Cuando creamos productos a partir del poliéster reciclado, aprovechamos botellas de PET y otras fuentes de poliéster para crear productos como artículos textiles, cajas, frentes de cocina e incluso lámparas. Obtendrás la misma calidad y funcionalidad que los productos de poliéster virgen. Además, son ecológicos y seguros en todos los sentidos. Y lo mejor es que también contribuyen a reducir el consumo de nuevas materias primas.