Imágenes de 8 ÖRFJÄLL
Saltar imágenes

ÖRFJÄLL Silla de escritorio infantil, blanco/Vissle gris claro

El precio 59€
ÖRFJÄLL Silla de escritorio infantil, blanco/Vissle azul/verde
ÖRFJÄLL Silla de escritorio infantil, blanco/Vissle gris claro
ÖRFJÄLL Silla de escritorio infantil, blanco/Vissle rosa

Cómo conseguirlo

📞 Comprar por teléfono

Llámanos al teléfono 900 400 922, de lunes a sábado, no festivos, de 8h a 22h. Domingos y festivos de 10h a 20h. Llamar

Una silla de escritorio con un bonito tapizado en el asiento y un respaldo cómodo.

Número de artículo105.018.84

Detalles del producto

Para cambiar la posición del asiento, los niños solo tienen que poner los pies en las patas de la silla y girarla ligeramente o hacer rodar las ruedas.

Para mantener el sillón limpio solo tienes que pasarle la aspiradora con regularidad y pasarle un paño ligeramente húmedo.

Diseñador

S Holmbäck/U Nordentoft

Medidas

fondo: 53 cm

altura máxima: 83 cm

altura máxima del asiento: 49 cm

altura mínima del asiento: 38 cm

Fondo del asiento: 34 cm

ancho del asiento: 39 cm

Probado para: 110 kg

Ancho: 53 cm

Opiniones

Es genial para su primeraBlancaEs genial para su primera mesa de escritorio.5
Lo q esperabamosMariaLo q esperabamos5
Las ruedas no ruedanDiegoDespués de unos meses he visto que las 2 sillas que tenemos no ruedan y eso daña más el suelo. Por el resto la silla cumple como cualquier otra, pero me parece grave este fallo en una silla de 5 ruedas1
Hasta qué edad podría servir esta silla? Usuario verificadoHasta qué edad o altura podría servir esta silla? 5
PerfectaAlejandroEs genial, sólida y solo rueda cuando se ejerce peso al sentarse. Es perfecta.5
Preciosa y cómodaEvaPreciosa y cómoda5
Es muy baja para estudiarSorayaEs muy baja para estudiar4
AdecuadoEmilioAdecuado3
EncantadaAnaMi hija está en cantada con la silla. Dice que está muy cómoda en ella. Así que perfecto.5
Silla de estudioEdurneLa silla es perfecta para completar el escritorio de estudio. Un gran acierto que la altura del asiento sea regulable. Es una silla robusta, no parece que se vaya a romper a la.primera de cambio.5
Es perfectaMariaEs la segunda que compro. Para los peques lo mejor5
Una silla de escritorio muyIreneUna silla de escritorio muy bonita y práctica5
Bonita y funcionalZuriBuen tamaño, cómoda y preciosa5
Perfecta para primera silla deAngelicaPerfecta para primera silla de estudio.5
Funcional, práctica y de volumenMariaFuncional, práctica y de volumen reducido5
Perfecta para un niñoJesusMuy buena opción para un niño, lo único que puedes tardar un poco en subir o bajar si tienes que modificar altura … pero como no lo haces habitualmente no es mucho problema.4
¿Obligatorio?Mauricio¿Obligatorio?4
Buena compraPuriBuena compra5
Pequeña genial para la habitación de mi hijaAdaisEsta muy bien5
Estupenda como primera silla de estudioMariaPara niños de 7 años que comienzan a estudiar viene muy bien. Ergonómica. Ocupa poco espacio a pesar de tener ruedas. Cuando no estás sentado la silla se frena.... me parece útil dicha función.5
ÖRFJÄLL Silla de escritorio infantil, blanco/Vissle gris claro

Cómo trabajamos el poliéster

El poliéster es un material duradero y fácil de cuidar que no se arruga, por lo que es ideal para muchos productos para el hogar, como alfombras, almohadas, edredones y cojines. La desventaja del poliéster virgen es que está hecho de petróleo, carbón o gas natural. Esto significa que cuando usamos poliéster virgen, contribuimos a agotar los recursos naturales del planeta. Por eso, pretendemos sustituir todo el poliéster virgen de nuestros productos por poliéster reciclado. En 2020, logramos sustituir el 79% del poliéster virgen de nuestros productos textiles y pretendemos acelerar esta transformación para alcanzar el objetivo de emplear únicamente poliéster reciclado en todos los productos en los que se use el poliéster.

Poliéster virgen frente a poliéster reciclado

Inicialmente, todo el poliéster se hacía con materiales procedentes del petróleo que no eran renovables, pero ahora estamos pasando a usar únicamente poliéster reciclado. Lo bueno es que el poliéster se puede reciclar una y otra vez, sin perjudicar la calidad de nuestros productos. Al hacer productos de poliéster reciclado, reutilizamos un material que no es biodegradable y reducimos la cantidad que acabaría en vertederos u océanos. Lo que hacemos es utilizar PET y otras fuentes de poliéster en artículos textiles, cajas, frentes de cocina e incluso lámparas. El poliéster reciclado es tan bueno como el poliéster virgen en lo que respecta a calidad, función y aspecto, además de generar un 50% menos de emisiones de CO2. Además, el material es ecológico y seguro en todos los sentidos.

Retos con el poliéster reciclado

El poliéster reciclado nos permite depender menos del petróleo. La cantidad que convertimos es la misma cantidad de combustibles fósiles que eliminamos de nuestra materia prima de poliéster (esto excluye el posible teñido y otros tratamientos de producción posteriores que se aplican al poliéster reciclado). Con algunas excepciones, la dificultad no reside en la conversión del poliéster en poliéster reciclado, sino en ponerlo a disposición de todas las personas a un precio asequible. La adquisición de productos con un menor impacto medioambiental suele acarrear un precio elevado. Queremos cambiar esta situación elaborando productos de poliéster reciclado más asequibles y accesibles para la mayoría de las personas.

Poliéster reciclado únicamente

IKEA se compromete a acabar con la dependencia de los materiales fósiles vírgenes y a usar únicamente materiales renovables o reciclados para 2030. Estamos acelerando esta iniciativa con el poliéster en nuestro surtido y el objetivo es sustituir todo el poliéster virgen de nuestros artículos textiles por poliéster reciclado. En 2020, IKEA sustituyó el 79% del poliéster virgen usado en artículos textiles por poliéster reciclado. Esto significa que convertimos 130 000 toneladas métricas de poliéster reciclado y ahorramos 200 000 toneladas de poliéster virgen. Todavía no hemos logrado nuestro objetivo por completo, pero hemos llegado muy lejos y hemos superado muchos obstáculos. Todo esto nos ha llevado a ser un referente en lo que respecta a la adopción del poliéster reciclado y esperamos que nuestras decisiones inspiren y motiven a todas las empresas del sector.

Producción responsable

En IKEA, exigimos que todo el poliéster reciclado usado en nuestros productos proceda de empresas de reciclaje que cumplan el Global Recycled Standard, y se garantiza la trazabilidad hasta el producto a través de una serie de requisitos que nuestros proveedores deben cumplir. Al usar únicamente poliéster reciclado que cumple el Global Recycled Standard, tratamos de garantizar que existen prácticas sociales, medioambientales y relativas a productos químicos en la producción de la empresa de reciclaje. Creemos que el Global Recycled Standard es el mejor estándar en el mercado actual. Trabajamos con nuestros socios y organizaciones textiles, como Textile Exchange, para mejorar aún más los estándares relativos a materiales reciclados, incluida la trazabilidad del material más allá de los centros de reciclaje.

Materiales

¿Qué es el poliéster reciclado?

Cuando creamos productos a partir del poliéster reciclado, aprovechamos botellas de PET y otras fuentes de poliéster para crear productos como artículos textiles, cajas, frentes de cocina e incluso lámparas. Obtendrás la misma calidad y funcionalidad que los productos de poliéster virgen. Además, son ecológicos y seguros en todos los sentidos. Y lo mejor es que también contribuyen a reducir el consumo de nuevas materias primas.

La idea tras el producto

La idea tras el producto

“Con la silla giratoria ÖRFJÄLL queríamos combinar funcionalidad, ergonomía y belleza. Mucha gente tiene un escritorio en el salón o en el vestíbulo, así que queríamos hacer una silla de trabajo de aspecto hogareño que combinara bien con el resto de los muebles. Elegimos una forma sencilla y ligera y le añadimos los toques de calidad que una buena silla de trabajo necesita. El asa del respaldo facilita su traslado de un lugar a otro. Es perfecta para utilizar en toda la casa”.

Sebastian Holmbäck y Ulrik Nordentoft, diseño