Diseñada por niños por muchos buenos motivos

Un castillo de cartón marrón sirve de escenario para seis coloridos peluches IKEA SAGOSKATT.

Diseñada por niños por muchos buenos motivos

Di "hola" a Rully, el robot bailarín, a Gurki, el pepino superhéroe, y al resto de la fabulosa nueva colección SAGOSKATT diseñada por niños en nuestro popular concurso de dibujo de peluches. Con toda la recaudación donada a iniciativas locales que promueven el derecho a jugar de los niños, realmente es una cuestión de niños ayudando a otros niños.

Marcos de cartón en el muro de un castillo de cartón donde se muestran fotografías de los seis peluches SAGOSKATT.

Conoce a la clase de 2019

De entre los más de 87 000 increíbles dibujos recibidos, tenemos seis ganadores orgullosos que se han trasladado a un castillo de cartón hecho de paquetes planos reutilizados de IKEA. Entrañables, divertidos y de marcada personalidad, ya tienen ganas de conocerte.

"Como todos los años, no ha sido fácil tomar una decisión. Hemos recibido tantos dibujos increíbles... Pero estamos contentos con nuestra elección. Los personajes son muy divertidos y entrañables".

Jorge Santoyo Henaine, desarrollador de productos, departamento de niños de IKEA

Gurki

El pepino superhéroe en una misión para lograr que los niños coman más pepino.

Diseñado por
Kilian
9 años, Alemania

Rully

El robot artista al que le encanta poner música, cantar y bailar.

Diseñado por
Riana
11 años, Chipre

Monstruito

A Monstruito le encanta dar abrazos y mantiene alejados a los monstruos malos a la hora de dormir.

Diseñado por
Thomas
9 años, Grecia

Jirafa arcoíris

Esta jirafa es muy pillina pero también sensible, y le encanta la comida sana.

Diseñado por
Claudia
6 años, Islas Canarias, España

Jesse

El alegre ratón al que le encanta jugar con globos, niños y otros juguetes.

Diseñado por
Noor
7 años, Jordania

Niño arcoíris

El arcoíris que lleva calcetines para estar calentito en el cielo.

Diseñado por
Darren Wing Hei
5 años, Hong Kong, China

Los niños ayudan a otros niños

Con toda la recaudación de los peluches SAGOSKATT donada a iniciativas locales, los juguetes no solo animan a los niños a jugar y ser creativos, sino que también promueven directamente el derecho a jugar de todos los niños.