Visita a un hogar: un lugar para la vida relajada y la creatividad

Salón con sofá de esquina blanco, aparador de madera oscuro y galería de cuadros en la pared.

Visita a un hogar: un lugar para la vida relajada y la creatividad

Tardó tres años en convertir un salón de baile de la Segunda Guerra Mundial en un hogar familiar y acogedor. Hoy se escucha jazz desde la ventana, lo que indica que se trata de otra tarde que pasamos juntos, cómodos y relajados. En el interior…

Crea espacio para pasar tiempo juntos

Una casa de planta abierta era la idea central de Sarah y Gigi. El diseño facilita a la familia poder pasar tiempo juntos. «Nos deshicimos de todas las paredes interiores», dice Sarah, que diseñó el espacio. Se utilizan muebles y colores para crear zonas. El gris suave es una base neutra para una pared con cuadros, y crea un punto focal flexible que Sarah puede actualizar para cambiar la sensación general del espacio.

«No tenemos tele. Sin distracciones nos relacionamos mejor como familia. Leemos, escuchamos música, trabajamos, dibujamos, comemos y cocinamos juntos».

Sarah

Aprecia lo que tienes

«No conseguí todo lo que quería», dice Sarah. «Me hubiera gustado una cocina diferente, pero pusimos nuestro amor en ella y cada habitación contiene preciosos recuerdos de nuestra familia». Usar botes en un espacio de planta abierta es una forma ordenada de organizar los productos secos, así como las setas y frutos secos que recogen en el campo que hay detrás de su casa.

«¿Mi consejo? Juega con el entorno. Elige una gama de colores. Evita el desorden utilizando pequeños cajones para las cosas que no quieras tener a la vista, como cargadores de teléfonos y adaptadores de enchufes».

Sarah

Aprovecha el espacio de las paredes

«Leo un libro a la semana y las niñas también leen muy rápido», dice Sarah. En una casa diáfana y ordenada, es fundamental una solución inteligente para organizar los libros. Los estantes altos con iluminación fija en la escalera convierten el espacio desperdiciado en una solución de almacenaje y una instalación de arte.

Dormitorio blanco con ropa de cama de flores azules y blancas, y un tragaluz.

Duerme tranquilo

«Para mí, la clave de la tranquilidad es una buena organización, con solo unas pocas cosas a la vista», dice Sarah de su dormitorio. La ropa se oculta en un lugar de almacenaje personalizado en el hueco que queda detrás de la cama, que está vestida con ropa de cama de materiales naturales y agradables. Las mañanas de los fines de semana aquí son relajantes: «Me encanta tumbarme y perderme en un libro».

Plano de planta de la casa de Sarah.

Espacio para todos

La diseñadora de interiores Sarah vive con su marido Gigi y sus hijas Beatrice y Mathilde en una casa reformada en una tranquila colina a las afueras de Génova. La casa de 120 m² tiene dos dormitorios (uno dividido con ingenio para las niñas), un salón de planta abierta con comedor y cocina y un pequeño estudio para Sarah. «Es el lugar en el que encuentro mi inspiración y actualizo mi blog, y donde mis proyectos toman forma», dice.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.

Autores
Diseño de interiores: Pernilla Åsberg
Fotografía: Lina Ikse
Sigue a Sarah en @shabbychicinteriors