Saltar

Visita a un hogar: hogar minimalista de estilo escandinavo

El estilo escandinavo se basa en tres principios básicos: la sencillez, la funcionalidad y la estética. Dentro de este ático de Norwich, un par de diseñadores gráficos han hecho una declaración audaz teniendo en cuenta estos tres principios. Te invitamos a verlo…

El salón minimalista de Fiona, de estilo escandinavo, con paredes blancas, muebles blancos y sección de sofás claros.
El salón minimalista de Fiona, de estilo escandinavo, con paredes blancas, muebles blancos y sección de sofás claros.
Niño jugando sobre un sofá modular en un salón de planta abierta con una combinación de colores monocromáticos.

Un hogar para vivir momentos «hygge»

Crea un salón inspirado en el arte danés para poder disfrutar de momentos «hygge» en familia. Fiona y Bobby tienen negocios propios, y su hijo Stanley (3 años) pronto empezará a ir a la guardería. «Durante el día estamos muy ocupados con los proyectos de nuestra empresa, Nor-Folk. Nuestro sofá nuevo es como un pequeño oasis al finalizar el día; aquí nos reunimos para descansar», explica Fiona. Ver de qué otras formas han colocado el sofá VALLENTUNA.

Combina lo nuevo y lo antiguo

La decoración minimalista permite combinar cosas nuevas y antiguas. «Nuestra mesa de comedor es una mesa industrial de los años setenta que había en la universidad en la que estudiamos Bobby y yo. ¡Todavía tiene algún que otro chicle pegado debajo! Nos encanta tenerla en casa», explica Fiona. «Antes estaba pintada de blanco, pero luego la pintamos de negro y la complementamos con un juego nuevo de sillas de comedor».

Fiona y su hijo Stanley en su cocina de planta abierta toda en blanco, que incorpora una mesa de comedor negra estilo vintage.

Menos cosas, más espacio

En la cocina hay un montón de cosas (platos, tazas, tarros, etc.). «Tenemos todo tipo de cosas de uso diario, pero no nos gusta tenerlas a la vista. Nos encanta el lema «menos es más», así que el almacenaje oculto nos ayuda a tener la cocina y el comedor despejados. Así podemos exponer algunas cositas», comenta Bobby. «También es cierto que yo soy el cocinero principal de la casa y ¡no soporto el desorden!»

Oficina doméstica en el salón con dos modernas sillas giratorias con respaldo de madera y escritorios de color blanco.

Diseña un espacio de trabajo «sociable»

¿Qué sentido tiene tener una oficina doméstica si no te sientes realmente como en casa? «Con el paso de los años nos hemos dado cuenta de que nuestra vida personal y laboral son una, pero para nosotros no es un problema», explica Bobby. «Queríamos que la oficina formara parte del salón, en vez de ser una estancia independiente. Antes teníamos sólo un escritorio; con éstos disponemos de mucha más superficie de trabajo. Podemos estar juntos mientras trabajamos».

Una colección de marcos para cuadros de diferentes tamaños colocados en dos repisas en la pared a diferentes alturas.

La pared del bienestar

Da a los recuerdos y momentos vividos en familia un espacio privilegiado en casa. «Cuando tenemos una dura jornada de trabajo por delante, nos anima ver el mural de recuerdos mientras bajamos las escaleras. Tenemos mi vestido de novia colgado. Da mucha personalidad al hueco de la escalera, un espacio que suele estar desaprovechado», comenta Fiona.

Capas de ropa de cama a rayas sobre una cama doble baja en un dormitorio minimalista con una cómoda de madera.

Crea una zona de descanso relajante

Decora el dormitorio de una forma sencilla, centrándote en los artículos textiles claros durante el verano. «Para nosotros, el confort no es únicamente importante a nivel físico o emocional, sino también visual. Nos gusta tener varias mantas y colchas para que resulte más acogedor, pero intentamos no sobrecargarlo demasiado», explica Fiona.

Espacio para jugar

Despierta la curiosidad de tus hijos y ayúdales a descubrir diferentes formas de jugar (juegos de roles, juegos creativos, juegos de construcción, etc.). «La mayoría de veces, la sala de juegos de Stanley parece un almacén de juguetes de una gran superficie, pero no me importa. Jugar es muy importante», comenta Fiona. «Stanley dispone de muchas soluciones de almacenaje para poder guardar las cosas él solo. Sabe cómo recogerlas y dónde va cada juguete».

Un retrato de Fiona y Bobby, propietarios de un hogar minimalista.

Consejos de Fiona y Bobby para ver tu casa con ojos de diseñador

  1. «Encuentra un punto medio. Cuando nos fuimos a vivir juntos nos costó ponernos de acuerdo en lo relativo a la decoración de la casa. El estilo escandinavo nos ayudó a aunar nuestros gustos estéticos. Elegimos una gama de colores grises porque es un color que nos resulta muy relajante; no obstante, no todo es gris, blanco y negro. Nosotros, nuestras prendas de vestir, las plantas y, por supuesto, Stanley, llenamos la casa de vida y color».
  2. «A la hora de diseñar una estancia de planta abierta, es importante tener en cuenta la luz natural. Observa la luz que tiene cada estancia y decide en base a ello dónde poner los muebles», explica Fiona. «La mesa para desayunar, por ejemplo, debe estar en una zona en la que haya mucha luz por la mañana».
  3. «Utiliza el negro para destacar. Hemos pintado la mesa del comedor de color negro; equilibra el espacio y actúa como punto focal, sobre todo por su contraste con el sofá. Da un toque muy decorativo al espacio».
  4. «¡Invierte en calidad! Antes de comprar algo, nos lo pensamos bien. Como somos autónomos, nos fijamos objetivos de trabajo y compramos lo que realmente nos gusta mucho a modo de recompensa».
Plano de planta de la casa de Fiona y Bobby.

Una fábrica hecha hogar En el edificio de Fiona y Bobby, conocido como «La Fábrica», se hicieron los primeros diseños del Titanic (siglo XIX). «Esa herencia creativa nos apasiona», comenta Fiona. «Nuestro apartamento, además de historia, tiene muchísima luz natural gracias a sus ventanales y claraboyas».

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.

Autores
Diseño de interiores: Carl Braganza
Fotografía: Polly Wreford