Saltar

Una casa en el bosque

Hace dos años, Gina y Nils construyeron su propia casa inspirada en la naturaleza en el corazón de un bosque de Noruega. Mantuvieron un estilo escandinavo clásico, con líneas limpias, colores y materiales naturales. Su vida gira en torno a una amplia cocina comedor de planta abierta en donde suele haber un guiso sobre la mesa y un fuego en la chimenea para agasajar a los invitados.

La amplia cocina comedor de planta abierta desprende calidez.
La amplia cocina comedor de planta abierta desprende calidez.

Una cocina dividida en secciones

«Yo siempre tuve cocinas pequeñas, pero ahora todo es mucho más fácil: tengo diferentes “secciones” para preparar bebidas, para hacer la comida, para hacer repostería y para cortar la carne, además de una mesa para desayunar que utilizamos para otras cosas. Cuando estamos solos, comemos casi siempre aquí. Cuando vienen amigos, se sientan en los taburetes mientras yo cocino. Si organizo una cena, se convierte en un buffet, y puedo poner los platos sucios detrás, al acabar de comer».

«
Nils y yo construimos esta casa en nuestro pueblo natal. Es bueno volver a estar cerca de la familia».
»

Gina

Un lugar tranquilo para pasar el rato

Cuando Gina tiene invitados a cenar, le gusta aprovechar al máximo su cocina comedor de planta abierta. «Llegamos a sentarnos 12 personas a la mesa. Poniendo un banco en un lado, caben más que solo con sillas. A veces, me gusta servir toda la comida en la mesa, pero otras veces pongo bandejas en la mesa del desayuno de la cocina. Te levantas, te sirves y vuelves a la mesa con tu comida».

«
Nils es carpintero, así que vivir rodeados de madera (y en mitad del bosque) dice mucho de nosotros y crea una atmósfera más cálida en los meses de invierno».
»

Gina

«Nils sale a cazar casi todos los fines de semana durante el invierno. Yo prefiero quedarme en casa con un libro, bajo una manta de lana junto al fuego».

Cambiar con el paso de las estaciones

«Cada estación brinda una oportunidad para cambiar la decoración. La telas permiten cambiar rápidamente el look de las habitaciones. En los meses más fríos, me gusta poner varias capas de ropa en la cama, así que saco las mantas que guardé en el armario en primavera. Es como volver a encontrarse con viejas amigas».

    Ven a conocer la residencia rústica de Gina en Noruega.

    Espacio para crecer

    «Construimos una casa grande por si necesitamos más espacio si aumenta la familia. Hay habitaciones para uno o dos niños, y un salón en el piso de arriba para que jueguen. La mayoría de las casas de esta zona son de este mismo tamaño, porque hay mucho espacio para construir».

    Autores
    Fotografía: Adrian Briscoe
    Decoración: Johanna Flyckt Gashi