Saltar

Cocina con IKEA: receta rápida de tiramisú casero

Las recetas de postres no tienen por qué ser complicadas. De hecho, hoy te traemos un ejemplo perfecto para preparar un dulce casero de forma fácil y rapidísima. Nos aventuramos con uno de los postres italianos más populares que existen. ¿Alguna idea de cuál será?

Hoy, en #CocinaConIKEA, aprendemos cómo hacer tiramisú casero con unas deliciosas galletas de avena. ¿Te animas a prepararla con nosotros? Te explicamos cómo. ¡Vamos allá!

    Conoce a nuestro chef

    Para esta rica receta, vamos a contar con un veterano de los platos de #CocinaConIKEA, ¿te suena? ¡Óscar Gandarillas vuelve a ser nuestro chef para contarnos el paso a paso de cómo hacer un tiramisú casero y rápido!

    Ya quedamos encantados con sus anteriores recetas: salmón en salsa de naranja, ensalada de arenques y no nos olvidemos de su última creación, ramén con albóndigas.

    Si es tu primera vez en #CocinaConIKEA, debes saber un poquito sobre la historia de Óscar para confiar en él tanto como lo hacemos nosotros.

    Verás, este chef es un apasionado de la cocina desde que era bien pequeño y ya lleva en la familia de IKEA más de 15 años. Además, Óscar tiene una amplia experiencia, ya que se formó como técnico superior en Hostelería y en Restauración y trabajó durante mucho tiempo en varias cocinas de restaurantes tradicionales de Cantabria y Bizkaia, así como en varios caterings.

    ¿Te dejarás guiar por sus consejos? Si es así, sigue leyendo y anota todos los trucos y consejos para preparar tiramisú como un chef profesional.

    Dificultad: baja

    Tiempo de elaboración: 30 min.

    Tiempo de espera: 10-30 min.

    Ingredientes para 4 comensales

    • 1 paquete de galletas de avena KAFFEREP
    • 250ml de nata para montar
    • 200g de queso para untar
    • 100g de azúcar
    • 1 taza de café
    • Café molido
    • Cacao molido

    ¿Te falta algún ingrediente? Encuéntralo en nuestra tienda de alimentación.

    Elaboración del tiramisú

    Empezaremos con la preparación de la crema para el tiramisú.

    • Vertemos la nata líquida en un bol y la semimontamos con un batidor manual.
    • Consejo del chef: para que la nata se monte más fácilmente, es aconsejable que tanto el recipiente como el líquido estén lo más fríos posible.
    • Añadimos el azúcar y seguimos removiendo.
    • Ahora ha llegado el turno de añadir el queso.
    • Removemos hasta que se quede una textura cremosa.
    • Reservamos en frío. Puedes hacerlo durante 10 min. en el congelador o 30 min. en el frigorífico.

    Mientras, pasamos al último de los pasos. Sí, has leído bien. Ya solo queda una preparación y esa es la de las galletas de avena.

    • Con la ayuda de un recipiente de vidrio (no muy grande, como un táper), vertemos la taza de café que teníamos preparada.
    • Mojamos las galletas de avena unos segundos para que se empapen bien del líquido y las retiramos.

    Emplatado

    El tiramisú se basa, ante todo, en una superposición de capas y, para un acabado perfecto, Óscar nos recomienda que las pongamos de la siguiente forma. Anota:

    • En una taza o un vaso de cristal, montamos de manera consecutiva los ingredientes para cada comensal.
    • Capas: empezaremos con una de galleta, seguida de otra de nata. Para esta, puedes ayudarte de una manga pastelera. Repetimos el proceso hasta llenar el vaso. La última capa debe ser de nata.
    • Mezclamos el cacao y el café en polvo y lo espolvoreamos por encima de la nata para decorar el plato. Nosotros lo hemos hecho con un salero para que sea más sencillo.

    Y ¡listo! Disfruta de un postre fácil y delicioso en apenas unos minutos.

    ¿Qué te ha parecido? Prepara los mejores platos con estas recetas sencillas para cocinar sin complicaciones y con el resultado de un auténtico profesional. ¡Ah! No te olvides de compartir tus recetas con nosotros a través de redes sociales con el hashtag #CocinaConIKEA. ¡Estaremos encantados de ver tus creaciones! También puedes probar con las recetas deliciosas y rápidas que te recomendamos a continuación.

    Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.