Saltar

No te pierdas la nueva película «The Human Shelter»

En una colaboración especial, IKEA ha financiado el último proyecto del galardonado director de documentales Boris Bertram "The Human Shelter: An Expedition Into What Makes A Home". Mira el tráiler y descubre más detalles sobre esta película que está recorriendo los festivales de cine internacionales.

Un hombre y una mujer vestidos con ropa elegante bailando delante de un edificio verde.
Un hombre y una mujer vestidos con ropa elegante bailando delante de un edificio verde.

    Mira el tráiler

    Compuesta por siete "capítulos", la película transcurre en el interior y en el exterior de viviendas muy diferentes ubicadas en todas partes del mundo. Comienza con una visita a los pastores de renos sami de Noruega y termina en una cabaña remota en Islandia. Por el camino, visitamos Nueva York, un campo de refugiados en Irak, un centro de la NASA en Hawái, una casa en un árbol en Uganda, viviendas diminutas en Tokio y un barrio marginal junto a una laguna costera en Nigeria.

    Conoce a Boris Benjamin Bertram

    Boris B. Bertram es un director de documentales interesado en la resolución de conflictos y en el humanitarismo. "A lo largo de mi carrera, he filmado a personas huyendo de la guerra y desastres naturales, así como gente sin hogar moviéndose de un lado a otro", relata. "'Refugio" es el primer concepto que asociamos al hogar. Un lugar donde se supone que nos sentimos seguros. De ahí surgió la idea en la que se basa la película".

    Un refugio frente al conflicto

    El documental ofrece una visión acerca de cómo vive la gente en circunstancias difíciles y explora las ideas de refugio, hogar y pertenencia. Una niña comparte un poema desde un campamento de refugiados de Arbat (Irak). "Bienvenidos a mi casa, a la tienda de campaña en la que vivo yo y todo el mundo", recita. "Ayúdame a volver a mi comunidad".

    Panorama del estilo de vida nómada

    La película también explora la idea de hogar como algo que va más allá de un lugar físico. En el paisaje nevado de Kautokeino (Noruega), los pastores de renos nómadas sami describen la naturaleza transitoria de sus hogares. "Se puede decir que tengo varios hogares", dice uno de los pastores. "Invierno, primavera, verano y otoño. Cuatro lugares por los que me muevo y en los que me instalo".

    La vida en entornos extremos

    Incluso los entornos naturales más difíciles y las viviendas que allí se ubican pueden convertirse en un hogar. En Hawái hay un centro de la NASA en un volcán árido que simula las condiciones de vida en Marte y en el que una tripulación vive aislada durante ocho meses como si de una misión al planeta marciano se tratara. "Con el tiempo, se convirtió en un lugar muy cómodo y familiar", afirma uno de los miembros de la tripulación cuando salen de su cápsula el día de la salida.

    Diversas perspectivas urbanas

    Son varios los ángulos desde los que se examina la vida urbana. En Tokio, una mujer ha convertido su diminuto apartamento en un laboratorio fotográfico. "Vivo aquí yo sola, en un espacio oscuro con mis fotos", afirma. "Por supuesto, a veces me siento sola. Pero cuando me dedico a mi trabajo, me evado y me olvido de todo. Esto es importante para mí al vivir en una ciudad tan ajetreada y ruidosa como Tokio".

    Una mirada a la vida en el agua

    La película refleja formas de vida alternativas. En un barrio de chabolas flotante de Lagos (Nigeria), los residentes hablan sobre su vida cotidiana. "Dormir en el agua es como dormir en cualquier otro lugar", afirma un hombre. "Tiene sus ventajas e inconvenientes. Para nosotros, es tradición mantenernos siempre en contacto con nuestros parientes. Eso es lo que me encanta de vivir aquí: poder estar en contacto con mis familiares".