Saltar
Estantería hecha con cajas reutilizadas

8 ideas originales para reutilizar cosas de casa

¿Tienes un montón de cosas en casa que crees que deberías tirar? Nuestro consejo es que antes de hacerlo eches un vistazo a estas ideas para reutilizarlas. Seguro que te sorprende todo lo que puedes hacer a partir de elementos como una caja vieja, botes de vidrio, corchos o perchas, entre otros.

Si uno de tus propósitos de este año es intentar ser más sostenible, esto es para ti. Aunque a priori pueda parecer un objetivo complicado, realmente no lo es. En IKEA sabemos que todo empieza por un paso y que los pequeños cambios pueden contar mucho para el cuidado del medioambiente.

Un principio básico de la sostenibilidad es el uso responsable de los recursos o, lo que es lo mismo, aprovechar al máximo lo que tenemos. Por eso, en este artículo, te proponemos varias ideas para reutilizar cosas de casa y dar una segunda vida a eso que parece que ya no tiene ninguna función. Con ello no solo conseguirás sacar partido a cosas que ibas a tirar y ahorrarte unos cuantos euros, sino que, además, pasarás un rato muy entretenido, ¿se puede pedir más? ¡Vamos allá!

1. Crea una práctica estantería con varias cajas

Si tienes varias cajas de madera ocupando sitio por la casa u olvidadas en el trastero, estás de suerte. Con ellas puedes crear una estantería para guardar todas esas cositas del dormitorio que parecen no encontrar su lugar. Desde accesorios hasta material de escritorio o, incluso, tus zapatos.

Montarla es muy sencillo: solo tendrás que apilar una caja encima de otra en función de la altura que quieras que tenga tu estantería. Para que la estabilidad sea mayor, tendrás que atornillarlas o pegarlas con pegamento especial para maderas.

Una vez hecho, solo tendrás que buscarle un sitio a tu nueva estantería y empezar a almacenar lo que necesites en ella. En la parte superior, además, puedes poner algún elemento decorativo como una planta para que el resultado sea mucho más bonito.

Paleta para pintar con un molde de magdalenas

2. Haz una paleta para pintar con un molde que nunca usas

Si a ti o a algunos de los miembros de tu familia os encanta pintar, esta idea puede veniros muy bien. Es muy sencilla, se trata de utilizar un molde para magdalenas como paleta para pintar.

Es muy habitual que acumulemos este tipo de utensilios de cocina y luego apenas los utilicemos, así que si sientes que está ocupando espacio para nada y alguno de vosotros sois apasionados de la pintura o tienes niños en casa, con él podréis crear vuestras mezclas de colores cómodamente. Para los peques puede ser muy práctico ya que, al tener compartimentos más profundos, podrán usar más cantidad de pintura sin manchar tanto que con las paletas convencionales.

3. Prepara unos maceteros originales con botes de vidrio

Es habitual que en la cocina se vayan acumulando botes de vidrio de diferentes alimentos que ya hayas terminado o bien que hayas comprado expresamente para un uso, pero ya no tengan esa función. Si es tu caso, una buena forma de reutilizarlos puede ser convirtiéndolos en macetas para hierbas aromáticas que utilices en la cocina de forma habitual.

Puedes colocar unos rieles con ganchos y ponerlos cerca de donde cocines. Así además de tenerlas a mano, aportarán un toque de naturaleza a la decoración de tu cocina. Como los botes son de vidrio, no solo se apreciará el verde de tus plantitas, sino también la tierra.

Cómo hacer un atrapasueños

4. Diseña un bonito atrapasueños con una percha y cordones

¿Sientes que a tu habitación le hace falta un adorno? En vez de comprarlo, puedes hacerlo con cosas que tengas en casa. En este caso, vamos a elaborar un atrapasueños para el dormitorio. Sigue este ejemplo para ver cómo podrías hacerlo. Necesitas:

  • 1 percha de madera
  • Cordones y lazos de diferentes extensiones (unos 10-12)
  • Cuentas de madera
  • Plumas

Una vez tengas todo esto, el proceso es tan sencillo como anudar los cordones y lazos a la percha, alternando diferentes tipos para que el resultado sea más vistoso. En el extremo superior puedes colocar una cuenta y en el inferior, antes de hacer los nudos, dos cuentas. También puedes poner plumas en la parte inferior, pero no en todos los cordones, sino de forma alterna para que no quede muy recargado. El toque final será colgar un lacito más corto con cuentas y una pluma en la parte superior de la percha.

5. Da vida a tu huerto urbano en un semillero de plástico

Las cajas de plástico pueden tener muchos usos: guardar los juguetes, zapatos, ropa, libros… Pero si tienes de más y no sabes qué hacer con ellas, puedes convertirlas en semilleros y crear un pequeño huerto urbano en casa.

Para conseguirlo solo necesitarás colocar el sustrato, tus plantitas favoritas, regarlas y exponerlas a la luz según sus necesidades. En este sentido te recomendamos que te informes muy bien sobre cada tipo de planta para elegirlas según las condiciones meteorológicas del lugar en el que vivas y la estación en la que estés. De esta forma, habrá más posibilidades de que crezcan con éxito. Más adelante, dependiendo de su tamaño, es posible que tengas que trasplantarlas.

6. Consigue un organizador para tus accesorios hecho de corcho

Collares por un lado, pulseras por otro… ¿nunca encuentras tus accesorios? Entonces esta idea es perfecta para ti. Se trata de que montes un pequeño rincón en tu habitación o vestidor para colocar tus complementos y que siempre los tengas localizados.

Para ello, solo vas a necesitar pequeños paneles de corcho y corchos de botellas que tengas en la cocina. En la foto ves que hemos optado por nuestros salvamanteles circulares HEAT, pero puedes utilizar los que tengas en casa (cuadrados, rectangulares...), ¡tú eliges! Los tapones de corcho funcionarán como ganchos para que puedas colgar todo lo que necesites. Para que se sujeten bien, solo tendrás que atornillarlos al panel de corcho, como ves en la foto.

Nosotros los hemos dejado al natural, pero si quieres puedes echarle imaginación y pintarlos de colores. Todo depende del efecto que quieras conseguir en la decoración de tu habitación.

7. Monta un original revistero con perchas viejas

Dar un toque innovador y diferente a la decoración de casa puede ser muy fácil. Y esta idea es la prueba de ello: utilizar varias perchas a modo de revistero. En ellas podrás colgar revistas, periódicos o folletos y tenerlos a mano en un lugar en el que suelas leerlos (en el salón, en tu despacho, en un rincón del dormitorio...).

Solo tendrás que poner varios ganchos en la pared y colgar las perchas que necesites. Incluso puedes pintarlas de diferentes colores para que el resultado sea más llamativo. ¡Seguro que ninguno de tus familiares o amigos tiene un revistero tan original!

8. Pon tu jardín bonito con cajas reutilizadas

Si quieres ir un poco más allá en la decoración de tu jardín, puedes conseguirlo con un par de cajas viejas. Solo tendrás que pintarlas en un color llamativo y colocar dentro de ellas varias plantas que combinen bien entre sí para conseguir un expositor de plantas atractivo. Para que destaque más, puedes colocar cajas de diferentes tamaños, como en la foto.

En cuanto a la colocación, puedes ponerlas directamente en el suelo, sobre el poyete de la ventana o sobre otras cajas para que tengan más altura. Seguro que a más de un vecino le llama la atención el toque único y personalizado que vas a conseguir.

¿Qué te han parecido estas ideas? Como ves, con un poquito de ganas se pueden aprovechar muchos elementos que, en principio, ya no nos sirven. Si te has quedado con ganas de más, aquí te dejamos un par de artículos para seguir aprendiendo sobre el arte de reutilizar. ¡No te los pierdas!

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.