Saltar

5 ideas originales para envolver tus regalos de Navidad

Cada Navidad  intentamos sorprender a los nuestros con los mejores regalos, ya sea el 25 de diciembre, el Día de Reyes o en vuestro amigo invisible particular. Para ello, aunque el interior es primordial, la presentación también cuenta, ¡y mucho! Sobre todo este año, ya que es posible que no puedas entregar algunos de ellos en mano y los tengas que enviar. Por eso, te animamos a que te superes y dediques un tiempo a conseguir un envoltorio más especial, que hable por sí solo, que transmita lo importante que es esa persona para ti y lo mucho que te gustaría compartir ese momento con ella. ¿Qué te parece? Aquí te damos varias ideas originales para envolver regalos para conseguir ese punto diferenciador y, lo mejor, de una forma económica.

1. Bolsas o sobres de regalo

Este es el método más rápido y práctico, ideal para esas ocasiones en las que no tienes tiempo suficiente para recrearte con el papel de regalo o, directamente, no te llevas bien con las manualidades. Solo debes preocuparte de elegir un diseño que te guste y del tamaño adecuado para envolver el regalo de Navidad. Ahorrarás tiempo y dinero, pero sin perder una pizca de originalidad.

Un consejo, las etiquetas siempre son un gran accesorio para acabar de vestir nuestros regalos y una forma original y, a la par que elegante, de poner el nombre de esa persona a la que va dirigido. Incluso, si te apetece, puedes incluir una pequeña tarjeta con unas palabras que quieras dedicarle a esa persona. Acompáñalas de lazos de colores o un trozo de cordón fino y verás qué bien queda.

Y si no te acaba de convencer ningún diseño, crea tu propio sobre de regalo. Más único y personal, ¡imposible!

2. Telas para vestir tu regalo

Existen mil formas diferentes para envolver los regalos de Navidad, ¿por qué no pruebas a sustituir el papel por una bonita tela?  Inspírate en la tradición japonesa del furoshiki y envuelve tu próximo regalo con esta técnica. Es muy fácil. Se trata de la utilización de un trozo de tela cuadrangular, como un pañuelo o una toalla y se ha utilizado durante años para transportar objetos de un sitio a otro. Originalmente, el tejido que se utiliza suele ser la seda, pero puedes elegir el que más te guste. 

Es perfecto, no solo por lo bien que queda y la gran cantidad de nudos y lazos diferentes que puedes hacer, sino porque puedes reutilizarlo una y otra vez. Además, este pañuelo puede formar parte del propio regalo.

Al tener una función más allá de la de envoltorio, será una forma de envolver el regalo mucho más sostenible para el medio ambiente. ¿Qué te parece? En la foto te proponemos una tela de yute natural de nuestra colección VINTER, pero puedes hacerlo con la tela que más te guste.

3. Regalos con luz propia

Si hay algo que nos enamora de la Navidad es el encanto de sus luces y el buen ambiente que generan. Así que esta vez vamos a llevarlas directamente a tu regalo de Navidad.    

Sobre un papel de regalo natural enrolla una guirnalda de luces LED en forma de cruz. Es una forma genial de darle ese toque mágico y económico, ya que las tiras de luces LED son una opción bastante asequible. Para esconder y disimular la cajita de las pilas, coloca encima unas ramitas de pino y una etiqueta. ¡Verás qué efecto tan especial! 

Al igual que con la tela, la guirnalda formará parte del propio regalo y podrá colgarla donde quiera una vez lo haya desenvuelto. De esta forma, cada vez que la encienda, seguro que se acuerda de ti y de lo genial que fue tu regalo. Así que, si quieres dejar huella, ya sabes…

4. Envolver regalos con envases

Esta es otra de las alternativas sostenibles al uso tradicional del papel de regalo, además, de las opciones con las que más podrás ahorrar. Puedes aprovechar cualquier envase limpio que tengas y reutilizarlo de la mejor forma. Tarros de cristal, cajas de corcho, cajas de bambú… Cualquier opción puede ser válida.

Pero ¿cómo le damos ese toque diferente? Una vez hayas introducido tu regalo de Navidad, simplemente envuélvelo con unas bonitas cuerdas, añade algún detalle como unas ramitas secas o, incluso, pinta alguna de las partes.

También puedes añadir alguna etiqueta en la que aparezca el nombre de la persona a la que le vas a hacer el regalo. Lo mejor es que, una vez saque el regalo, podrá utilizar este original envoltorio para guardar lo que quiera.

5. La hojalata nunca pasa de moda

Algunos regalos tienen la fórmula del éxito y vencen a cualquier moda, y ese es el caso de las cajas de hojalata.  Estas bonitas latas son otra de las alternativas al papel y como en el caso de otras ideas que hemos vistos, te ahorrarán tiempo y dinero y no tendrán un fin desechable, sino que podrá reutilizarse para un montón de cosas. En este caso, nosotros las hemos llenado de unos deliciosos dulces de Navidad. ¡Irresistibles! 

Si te han gustado estas ideas para envolver regalos de Navidad, y quieres seguir inspirándote para estas fiestas, no te pierdas el siguiente vídeo sobre cómo decorar el salón de Navidad.

    Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.