Saltar

El dormitorio de una decoradora

A lo largo de los últimos dos meses, hemos dado carta blanca a varias de nuestras decoradoras para que diseñaran el dormitorio de sus sueños. En esta última entrega, vamos a conocer la alegre oda de Cecilia a los viajes y el compañerismo.

Dormitorio de paredes rojas a última hora de la tarde, con lámparas de cuerdas encendidas que cuelgan por las paredes.
Dormitorio de paredes rojas a última hora de la tarde, con lámparas de cuerdas encendidas que cuelgan por las paredes.
Retrato de Cecilia Höglund, decoradora y directora artística de IKEA

Si nos pidiesen describir un dormitorio, las primeras palabras que se nos ocurrirían seguramente serían «tranquilidad» o «santuario». Pero para Cecilia, directora artística y diseñadora, centrarse solo en el descanso supone desperdiciar el potencial de este espacio.

«Dormir es solo una de las muchas cosas que quiero hacer en mi dormitorio. ¡Quiero disfrutarlo a todas horas! Para mí, es un lugar en donde puedo leer, dibujar, relajarme, escuchar la radio, meditar, conversar, tomarme un té y comer palomitas, incluso en un mismo día».

El dormitorio con el que sueña nuestra decoradora tiene los muebles de color verde brillante y las paredes rojas.

En cuanto decoradora, la mayor influencia de Cecilia procede de su afición por los colores, la música y los viajes.

«Somos una familia de viajeros fanáticos de la música y del arte. En Suecia, los inviernos son grises y oscuros. Para compensarlo, tenemos una casa de colores que evoca lugares más cálidos».

Para utilizar colores atrevidos, Cecilia tiene un consejo.

«No sigo ninguna norma. Pero es muy importante que combinen. Para mí, el truco es elegir 4 o 6 colores y ceñirme exclusivamente a ellos. Uno o dos colores sirven de base, otro es el color de realce, y los demás son colores secundarios».

Primer plano de alfombras de fibras naturales superpuestas, rojos brillantes y telas que dan a este dormitorio su toque distintivo.

Para enriquecer la decoración de la habitación, a Cecilia le gusta trabajar con tejidos de diferentes colores y estampados.

«Me resulta visualmente estimulante y divertido mezclar alfombras y tejidos con diferentes estampados y texturas. Hago mío el dicho de que «más es más», y creo que las alfombras superpuestas aportan profundidad a la estancia. En casa, suelo cambiar de sitio y recolocar las alfombras cada vez que hago limpieza, para conseguir un nuevo aspecto».

«
En Suecia, los inviernos son grises y oscuros. Para compensarlo de algún modo, tenemos una casa de colores que evoca lugares más cálidos».
»

Cecilia Höglund, decoradora

Dosel de tela con distintos estampados y telas que aporta un distintivo toque bohemio a este dormitorio.

Muévete a la cama. Cecilia unió dos bases de 140 centímetros para conseguir una enorme cama, muy práctica para toda la familia.

«Nuestros tres hijos empiezan la noche en sus camas, pero suelen venir a la nuestra por la mañana. Quiero que se sientan cómodos y que podamos dormir todos a gusto. Por eso es una buena idea tener una cama grande».

Para hacer más acogedora esa gran cama, le añadió un dosel hecho con tejidos de colores.

«El dosel fue muy fácil de hacer. Cogí cinco sarongs y los cosí por los extremos. Después coloqué cuatro colgadores en el techo y utilicé hilo de nailon unido a cuatro ganchos de cortinas para sostener el dosel.

El sofá verde y las máscaras africanas de la pared aportan un toque atrevido a este dormitorio

Cecilia utiliza almohadas, máscaras y cuadros que combinan con los colores de la habitación y puede cambiar de vez en cuando, o no...

«Como somos varios artistas en casa, siempre es bueno contar con mucho espacio para colgar nuestras obras. En casa, los adornos de temporada a veces duran más de lo previsto».

Pero el gran sueño de Cecilia es tener un dormitorio cómodo en el que toda la familia pueda disfrutar de la compañía de los demás todo el día.

«Al diseñar pensando en la familia, debes utilizar más cajas para guardar juguetes, o un sofá más grande para sentarte y relajarte. Pero, a cambio, tienes un lugar en el que puedes disfrutar cada hora del día».

«
Los lunares son sinónimo de felicidad, y combinan con todo. Igual que las manchas de los leopardos en la selva».
»

Cecilia Höglund, decoradora

Vista general del dormitorio soñado por Cecilia, con telas con llamativos estampados africanos, muebles de color verde y paredes rojas.

Autores
Diseño de interiores: Cecilia Höglund
Photographer: Andrea Papini