Saltar

Duerme profundamente de noche y de día: Dos formas de insonorizar tu dormitorio

Tal vez es el zumbido del tráfico de la hora punta. Tal vez es el perro de tu vecino. O puede que sea tu pareja haciendo ruido al cerrar los armarios de la cocina. Da lo mismo. Intentar dormir cuando el resto del mundo está despierto es casi imposible. Sin insonorización, claro. Por tanto, ¿qué tal si creas tu propia insonorización asequible y la instalas? Lo harías, ¿no? Todo sea por dormir bien.

Una cortina delante de una ventana y una pared fabricada con marcos de fotos rellenos de tejido. Ambos son ejemplos de insonorización de un dormitorio.
Una cortina delante de una ventana y una pared fabricada con marcos de fotos rellenos de tejido. Ambos son ejemplos de insonorización de un dormitorio.

1. Cortinas insonorizantes: adiós al ruido procedente del exterior

Una máquina de coser de IKEA, tejido, cinta de medir, pasadores, tijeras e hilo de algodón en una mesa cerca de una pared.

Necesitas:

  • Dos piezas de tejido métrico (el que te guste) del mismo tamaño, suficiente para tu ventana
  • Una pieza de guata (eso que hay dentro de una funda nórdica sintética), que sea 2 cm más estrecha y 2 cm más corta que el tejido métrico
  • Dos ojales (para colgarla)
  • Hilo de algodón
  • Una cinta métrica
  • Algunos pasadores
  • Tijeras
  • Una máquina de coser
  • Tiza de sastre
Un primer plano de unas manos que están preparando un tejido gris y guata para comenzar a coser una cortina insonorizante.

1. Preparación

Coloca la guata entre las dos piezas de tejido métrico con una holgura de 1 cm, en todos los lados, entre el borde de la guata y el borde del tejido métrico.

Un primer plano de unas manos mostrando cómo fijar el dobladillo en su lugar sobre un tejido gris.

2. Doblar y sujetar

Dobla los bordes del tejido métrico hacia adentro para crear un dobladillo y sujétalo.

Un primer plano de una máquina de coser de IKEA y las manos de una persona mostrando cómo coser un dobladillo sobre un tejido gris.

3. Cose el borde

Cose los dos lados junto con la guata en el interior, retirando los pasadores a medida que vas haciéndolo.

Un primer plano de unas manos utilizando tiza de sastre y marcando un diseño de entramado en un tejido gris.

4. Marca un entramado

Para que la guata se distribuya de forma uniforme, necesitas coser un diseño de entramado en la cortina. Comienza marcando cuadrados iguales utilizando la cinta métrica y la tiza. (El tamaño de estos cuadrados variará en función del tamaño de tu cortina. Simplemente, asegúrate de que sean iguales en tamaño.)

Un primer plano de unas manos cosiendo un diseño entramado en su lugar sobre un tejido gris.

5. Cose el entramado

Cose el diseño de entramado en la cortina. Usa líneas dobles para asegurar que la guata se mantiene en su lugar. Borra las marcas de tiza cuando hayas terminado.

Un primer plano de unas manos cortando dos agujeros y luego introduciendo los ojales sobre un tejado gris.

6. Introduce los ojales

Coloca un par de ojales en las esquinas superiores de forma que puedas colgar fácilmente tu cortina en los ganchos en la pared. Primero, corta un círculo del mismo tamaño que el ojal. A continuación, introduce el ojal en su lugar. Debería quedar a presión.

Una cortina insonorizante azul oscura colgando en una ventana, sobre una mesa con libros y que bloquea el ruido y luz del exterior.

Y voilà, ya tienes tu cortina insonorizante hecha por ti

Consejo: amortigua aún más el sonido colgando unas gruesas cortinas en la ventana, delante de la cortina insonorizante. Te ayudarán a bloquear también la luz.

2. Paredes insonorizantes: adiós al ruido procedente del interior

Unas tijeras, una cinta, un marco de fotos, tejido gris y guata blanca en una mesa. Se utilizarán para crear una pared insonorizante.

Lo que necesitas (para crear una. Para cubrir la pared, obviamente necesitarás más):

  • Un marco de imagen del tamaño que elijas (nosotros hemos usado uno de 40 cm x 50 cm)
  • Algo de guata, 2 cm más estrecha y 2 cm más corta que el marco
  • Una pieza de tejido métrico (en un color que te encante) de 10 cm más ancho y 10 cm más largo que el marco
  • Tijeras
  • Cinta
Un primer plano de las manos de una persona, preparando un tejido gris, una guata blanca y la parte trasera de un marco de fotos.

1. Preparación

Pon la guata sobre la tela. A continuación, coloca la parte posterior del marco sobre la
guata.

Un primer plano de las manos de una persona, fijando el tejido gris a la parte trasera de un marco de fotos.

2. Dobla y pega

Dobla las esquinas del tejido métrico sobre la parte posterior del marco y pégalas.

Un primer plano de las manos de una persona, retirando el plástico de un marco.

3. Retira el plástico

Retira el plástico (o cristal) del marco.

Un primer plano de las manos de una persona colocando una parte posterior de un marco cubierta con tejido gris en un marco, y doblado con clips.

4. Ponlo todo junto

Pon la parte posterior del marco con la guata y el tejido métrico en la parte delantera del marco y colócalo en su lugar con pequeñas grapas.

Una persona muestra un marco de fotos insonorizado preparado con tejido gris.

¡Y listo!

Ahora tienes un marco insonorizante para colocarlo en la pared.

Una pared insonorizante gris y blanca cubierta con marcos de fotos recubiertos de tejido que reduce el ruido del interior de la casa.

Ahora, solo tienes que cubrir la pared

Consejo: esta pared insonorizante tiene una doble función: un panel para mensajes. Puedes dejar notas para tu pareja (o para ti mismo).

Una pared insonorizante de color blanco, gris y azul oscuro que ayuda a crear una sensación de tranquilidad en el dormitorio.