Saltar

Cómo llenar tu casa de personalidad y estilo propio

Tener una casa que refleje lo que somos es mucho más complicado de lo que parece, pero no imposible. Aquí tienes unos truquitos que esperamos te sean útiles para descubrir cómo tener una casa con personalidad.

Un gabinete con puerta de vidrio IKEA MALSJÖ repleto de recuerdos, jarrones, libros, marcos y cajas.
Un gabinete con puerta de vidrio IKEA MALSJÖ repleto de recuerdos, jarrones, libros, marcos y cajas.

Tu decoración habla de ti: no tengas miedo de exponerla

El hecho de que nuestra decoración cuente una historia sobre nosotros es algo fundamental a la hora de elegir los elementos adecuados para nuestra casa. Si nos encanta viajar y llenar nuestra casa de recuerdos de viajes, si tenemos algún tipo de colección que queremos mostrar, si somos amantes de las plantas…

La decoración habla de nosotros, y puede hacerlo tras las puertas de cristal de una vitrina (para proteger del polvo los detalles más delicados), en unas baldas, en las paredes o sobre algún mueble.

Un escritorio y una silla en la esquina de la sala de estar, con mapas y marcos en la pared y un librero de IKEA HEMNES.

¡Muestra tus pasiones!

Cuando vemos este rinconcito de la casa, podemos imaginar que la persona que vive aquí es periodista de viajes (por ejemplo). Así, en este pequeño espacio de trabajo ha conseguido reflejar fielmente quién es, pero de una forma increíblemente original.

Y es que es increíble cómo añadiendo unos simples marcos decorativos a la pared, se consigue un aire mucho más moderno y llamativo.

Elige una paleta de colores que armonice

Una de las cosas que más nos cuestan a la hora de decorar nuestra casa es elegir los colores adecuados para las paredes. Aquí tienes unos sencillos consejos a la hora de elegir qué colores van más contigo y cómo combinarlos:

  • Paleta de color monocromático: usar una gama monocromática no tiene porqué significar usar un único color, sino en jugar con una gama de color en distintos tonos (por ejemplo, distintos tonos de blanco). Una vez tenemos esto claro, usaremos el tono más claro en la superficie más grande si lo que buscamos es darle amplitud, luminosidad y tranquilidad al entorno. Si quieres más carácter, hazlo justamente al contrario: que destaque el más fuerte.
  • Paleta de color complementario y análogo: cuando nos referimos a los colores complementarios son aquellos opuestos que, cuando se juntan, crean un efecto de lo más llamativo. Estos son ideales para darle personalidad a la cocina, por ejemplo. Por otro lado, los colores denominados análogos son aquellos que están más cerca en la rueda de colores, consiguiendo un efecto más apacible, con una mayor armonía.
  • olores neutros: los colores neutros son los que mejor que resultan como base, desde la cual se introducen posteriormente otros más fuertes que contrasten. Son aquellos más cercanos en la paleta de colores al blanco o al negro, pero para las paredes de tu casa normalmente serán más recomendables los más cercanos al blanco.
  • Colores acromáticos: ¿habías escuchado alguna vez lo que son los acromáticos? Son combinaciones de blanco, negro y gris. Puedes complementarlos con toques de colores vivos para darle un mayor dinamismo al ambiente que de otra forma quizás quedaría un tanto apagado.
«
Mantén unos pocos tonos complementarios para que tu espacio esté más coordinado».
»

Hans Blomquist, decorador

¡Trabaja tus paredes!

¿Tienes toooooodas las paredes iguales? ¡Pues puede que haya llegado el momento de darle una vuelta! Por supuesto, no te diremos qué debes o no hacer (eso forma parte de ti y de tus gustos) pero queremos darte una serie de ideas que quizás te resulten interesantes:

  • En la cocina o en el baño puedes combinar una pared de azulejo con otra pintada, siempre con una pintura lavable y resistente al agua / humedad, fundamental en esta zona de la casa.
  • Puedes introducir una parte de azulejos estampados en una zona pequeña / mediana de las paredes para darle algo de dinamismo si tienes un azulejo neutro en el resto del área. Puedes, por ejemplo, destacar con un azulejo o cerámica distintas la parte de los fogones o alrededor de la ventana.
  • Los vinilos pueden ser una buena opción a la hora de tener una solución decorativa temporal que puedas cambiar fácilmente.
  • La pintura para azulejos también puede ser una buena idea a la hora de cambiar el estilo de tu baño o cocina sin hacer obra.

¿Por qué esconder la ropa?

Estamos acostumbrados a pensar siempre en un armario tradicional en el dormitorio. Sin embargo, otra buena opción es mostrar a todo el mundo nuestra ropa. Es un poquito arriesgado, ya que podemos acabar mostrando únicamente el caos, el desorden. Pero si tu pasión es la ropa y quieres mostrarla, un armario abierto o con puertas transparentes puede ser una buena idea.

Un dormitorio con armario abierto de IKEA HEMNES con ropa y zapatos en exhibición. Un dormitorio con armario abierto de IKEA HEMNES con ropa y zapatos en exhibición.

Debes ocultar todo aquello que no aporte nada

Aunque es cierto que mostrar nuestros objetos y prendas más valiosos y personales puede ser el mejor aliado de nuestro proyecto de casa con personalidad, tampoco podemos pasarnos.

Es fundamental tener espacios en los que “esconder” todas esas cosas que es inevitable que estén, pero que no queremos que se vean. Utiliza organizadores de cajones y cajitas que te permitan tener cierto orden también en su interior (al fin y al cabo, tú sí que los ves cada vez que los abres…)

Todas las fotos se han extraído del Catálogo IKEA 2019.