Cuatro formas de usar la minivitrina BJÖRNARP

Primer plano de una minivitrina acrílica IKEA BJÖRNARP llena de arena rosa, una tumbona para muñeca, una planta en macetero y una sombrilla para cóctel.

Cuatro formas de usar la minivitrina BJÖRNARP

Una minivitrina acrílica es como un minimuseo de las posesiones más valiosas. Con estas ideas, la minivitrina puede ayudarte a relajarte un poquito, a ahorrar dinero, a darte un capricho y a revivir momentos.

1. Disfruta de un retiro en la playa y piérdete cuando quieras. Tápate con un poco de arena. Añade detalles playeros como una tumbona para muñeca, una sombrilla de cóctel y una piscina (un molde de madalenas). La tapa te ayuda a mantener la arena a raya cuando no estés jugando con ella.

2. Anímate a alcanzar una meta de ahorro. Puedes ver lo que llevas ahorrado y cuánto te falta para conseguir tu meta. Cuando la alcances, puedes cambiar la foto y volver a empezar.

3. Crea un dispensador de dulces llenando la minivitrina con tus dulces favoritos envueltos. (Es más fácil de rellenar cuando está sobre las patas). Desliza el protector frontal y coge una chuche (¡o unas cuantas si caen en tu mano!).

4. Una ocasión memorable merece una caja de sombra. Organiza recuerdos, fotos, invitaciones, etc. de un evento especial como una boda, una fiesta o unas vacaciones. Como lo tienes todo en la minivitrina, puedes recordar esos momentos y tenerlo todo protegido.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.

Creado por
Diseño de interiores: Nathalie Kamkum
Fotografía: Henrik Petersson
Texto: Marissa Frayer