Saltar

Cocina Con IKEA: croquetas veganas

Las croquetas son uno de los grandes clásicos de la gastronomía. Su combinación de jugosidad y su crujiente estremecedor hace que solo pensar en ellas ya se nos abra el apetito, ¿verdad? Además, son tan versátiles que, prácticamente, existen croquetas de cualquier cosa: jamón, setas, puchero... ¿Quieres aprender a hacer una versión para tu recetario de cocina vegana?

Hoy en #CocinaConIKEA rendimos homenaje a este plato tan particular con una receta fácil apta para todo tipo de comensales. Te explicamos paso a paso cómo preparar unas croquetas veganas caseras. ¡Es súper sencillo!

¿Listo? ¡A cocinar se ha dicho!

    Conoce a nuestro chef

    ¿Te acuerdas de Julio Fernández? Fue nuestro chef en dos ocasiones, una para elaborar elaborar una deliciosa receta de albóndigas de salmón con mostaza dulce y eneldo y, más tarde, nos volvió a sorprender con una sabrosa tosta de gambas peladas con chutney de naranja. Y, claro... Nos gustó tanto su buena mano para la cocina que nuevamente hemos requerido de su experiencia.

    Por si quieres hacer un poco de memoria, Julio trabaja en IKEA FOOD desde hace seis años y en la actualidad es Kitchen Specialist del restaurante de la tienda de IKEA Goya en Madrid. Desde pequeño, Julio ha sido un apasionado de la cocina y su sed de aprendizaje es insaciable. De hecho, continúa con su formación cursando estudios de Jefe de Cocina en la Escuela de Hostelería y Turismo (ESAH).

    Además, tiene un blog personal de recetas donde puedes descubrir muchas más ideas para tus comidas y cenas. Un blog que él mismo describe como “un espacio donde encontrarás una cocina sencilla, para todos, pero con un toque canalla”. Suena tentador, ¿verdad? ¡Échale un vistazo!: www.laollacanalla.com

    Y ahora que nos conocemos un poquito mejor, vamos con nuestra receta vegana. ¡Manos a la obra!

    Dificultad: baja

    Tiempo de elaboración: 50 min.

    Tiempo de espera: 3 horas

    Ingredientes para 4 comensales

    • 1 paquete de salchichas de verduras KORVMOJ
    • 500ml de leche de soja sin azúcar (que sería el sustituto para el huevo)
    • 500ml de leche de coco
    • 500ml de caldo vegetal
    • 150ml de aceite de oliva virgen extra
    • 50g de margarina
    • 200g de harina
    • 100g de pan rallado
    • Nuez moscada
    • Pimentón
    • Sal
    • Ketchup

    ¿Te falta algún ingrediente? No te preocupes, puedes encontrarlos en nuestra tienda sueca.

    Preparación

    Empezaremos por la elaboración de las salchichas de verduras, ya que estas formarán parte de la masa de nuestras croquetas veganas. Para ello:

    • Ponemos sobre una tabla las salchichas y las cortamos en trocitos pequeños.
    • Ahora, ponemos la sartén a calentar y añadimos la margarina y el aceite hasta que se funda.
    • Ahora sofreímos en el aceite los trocitos de salchichas hasta que se doren.
    • Una vez sofritas, añadimos los 100g de harina en la sartén y mezclamos bien.

    ¿Sabías que estas salchichas están hechas solo a base de ingredientes de origen vegetal? Concretamente, están hechas con col rizada, lentejas, quinoa, cebolla y zanahoria. Por eso, es una alternativa sabrosa tanto para vegetarianos como veganos e incluso, son perfectas para comer de una forma más equilibrada, ya que tienen menos calorías y grasa. Es una forma fantástica de comer más saludable y reducir nuestra huella de carbono.

    Cómo preparar la bechamel vegana

    Una vez tenemos los ingredientes en la sartén, es el momento de elaborar la bechamel vegana para las croquetas. Anota:

    • Incorporamos en la sartén la leche de coco y el caldo de verduras.
    • Removemos con unas varillas hasta que no quede ningún grumo.
    • Tras unos 5 minutos, cuando haya cogido consistencia, añadiremos las especias (al gusto).
    • Nosotros hemos optado por un toque de nuez moscada, pimentón dulce (aunque también puede ser picante) y el puntito de sal.
    • Con todo integrado, vamos a dejarlo refrigerar. Para ello, vertemos la masa sobre una fuente de horno.
    • Una vez haya bajado la temperatura, la meteremos en la nevera y la dejaremos unas 3 horas.

    Amasado y elaboración de las croquetas veganas

    Ha llegado el momento más divertido de está receta tan fácil. ¿Cómo vas hasta ahora? Prepárate porque el siguiente paso es amasar y preparar las croquetas. ¡Manos a la masa! Consejo: vuelve a lavarte las manos justo antes para evitar cualquier resto de suciedad.

    • En recipientes diferentes, ponemos la harina, la leche de soja sin azúcar y el pan rallado.
    • Con la ayuda de una cuchara, cogemos una porción de masa y le damos forma con nuestras manos.
    • Pasamos la masa por la harina, después por la leche y, por último, empanamos.
    • Una vez hecha, la freiremos en una sartén con aceite muy caliente. Así que ¡ten mucho cuidado!

    Emplatado

    Hay platos que no necesitan una gran presentación para triunfar. En este caso, las croquetas son una de esas recetas que ya hablan por sí solas y se convierten en el centro de todas las miradas.

    Como has visto, esta receta es muy fácil. De hecho, lo único que necesitas es un poquito de tiempo para el momento de la refrigeración, pero por lo demás ¡está chupado!

    Para emplatar tus croquetas veganas, tan solo colócalas en la fuente o el plato que más te guste y acompáñalas de una rica salsa. Esta puedes ponerla a un lado, rociarla por encima de las croquetas o ponerla en algún tarrito pequeño para que cada uno se ponga la cantidad que deseé o las coma solas.

    ¿Qué te ha parecido? Prepara los mejores platos con estas recetas sencillas para cocinar sin complicaciones y con el resultado de un auténtico profesional. ¡Ah! No te olvides de compartir tus recetas con nosotros a través de redes sociales con el hashtag #CocinaConIKEA. ¡Estaremos encantados de ver tus creaciones!

    No te pierdas todas estas recetas deliciosas.

    Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.