Consejos para el mantenimiento y limpieza de sartenes y ollas

Juego de ollas y sartenes IKEA

Consejos para el mantenimiento y limpieza de sartenes y ollas

¿Quieres alargar la vida de tus sartenes y ollas? Aprende estos trucos de mantenimiento y limpieza y descubre cómo cuidar tus ollas y sartenes para que duren muchísimo más tiempo.  
¡Larga vida a tus utensilios de cocina! 

¡No te pierdas nuestro vídeo!

¿Alguna vez te ha pasado que has comprado una olla o sartén de mayor calidad, pero se te ha estropeado enseguida? ¿A qué se debe? Básicamente, en la mayoría de los casos a que su uso, limpieza o mantenimiento no han sido los adecuados. ¡Pero no te preocupes!  
Hemos preparado una serie de consejos básicos y muy sencillos para que no vuelvas a tener este problema y tus inversiones culinarias perduren en el tiempo. ¿Oído cocina? ¡Vamos allá! 

Olla de acero inoxidable IKEA

Aunque no lo creas, lee las instrucciones 

Después de la importante decisión de elegir olla o sartén y de tener claro que es el producto que mejor se adapta a tu estilo de cocina y frecuencia, es el momento de informarse sobre cómo cuidarlas.  

Lo sabemos, no nos gusta leer las instrucciones…pero hay momentos en los que es necesario. Y ya que has invertido tu dinero en algo, ¿por qué no amortizarlo de la mejor forma? 

Todas las ollas y sartenes de IKEA vienen con un pequeño folleto de instrucciones y consejos básicos que te ayudarán a cuidar tus productos. Como regla general, recomendamos siempre que laves, enjuagues y limpies bien el producto antes de usarlo por primera vez. Y para ello, debes saber de qué material está hecha la olla o sartén y si además tiene un revestimiento antiadherente o no.  
 
Así que vamos a hacer un repaso material por material: 

Recuerda: la información sobre cómo limpiar las ollas y sartenes y para qué tipos de placas es adecuada se proporciona en la etiqueta de precio, en la etiqueta del estante y, si el producto está empaquetado, en el embalaje.

Ollas y sartenes de acero inoxidable 

Las ollas y sartenes de acero inoxidable destacan por su resistencia a los golpes y su larga vida. ¿Cuáles son los consejos básicos para que se cumpla esta profecía? 

Apunta:   

  • Nunca utilices lanas de acero o polvos para limpiarlas, podrían rayarse.  
  • A menos que tengan un revestimiento antiadherente, puedes limpiarlas en el lavavajillas.  
  • Si la comida se queda pegada en la base, prueba a echarle un poquito de detergente. Añade agua y ponla a calentar. Deja que hierva y ya la podrás limpiar fácilmente.  
  • La cal del agua, el agua salada, el limón y el vinagre pueden dejar manchas en el metal. Puedes prevenirlas secando inmediatamente el producto después del fregado. También puedes esperar a echar la sal y el limón cuando el agua esté hirviendo. 
  • UN TRUCO: Si persisten las manchas, lávala con agua con vinagre. Vierte un poco de vinagre en la olla y o la sartén y hiérvelo. Tienes que poner una cucharadita de vinagre por litro de agua. Se quedará perfecta.  

SENSUELL, la gran incomprendida 

Siguiendo en la línea de productos de acero inoxidable, nos detenemos para hablar de una de nuestras series de productos estrella, pero a la vez más incomprendidas, nuestra serie de ollas y sartenes profesionales SENSUELL
 
Y es que esta línea, a pesar de todas las comodidades que tiene para su mantenimiento (ya que es muy fácil de limpiar y se adapta a todo tipo de placas, incluso de inducción), tiene una forma de empleo algo particular y distinta al resto de ollas y sartenes IKEA. ¿Se te pega la comida? Tenemos el truco para que deje de pasarte.  
 
La superficie de la sartén no es antiadherente, por lo que es más fácil que la comida se pegue y acabe quemándose si no se utiliza como debe. El secreto para obtener los mejores resultados calienta primero la sartén a fuego vivo y después baja la temperatura a la mitad antes de comenzar a cocinar los alimentos. ¡Et voilà! Tus problemas con SENSUELL se habrán terminado.  

Ollas y sartenes de aluminio 

Además de ser un excelente conductor del calor, el aluminio es ligero y resistente a la oxidación. Sin embargo, precisamente por ser más frágil hay que tener especial cuidado para no arañarlo. Aquí van nuestros consejos para su mantenimiento:  

  • No son aptas para lavavajillas. Así que lávalas siempre a mano.  
  • Sécalas después del fregado para mantener el brillo.  
  • Si no tiene revestimiento antiadherente, evita la utilización de alimentos ácidos (como el tomate o el limón) para que no afecte a la película de óxido de la olla o la sartén. ¡Ah! Y no dejes comida en ellas durante mucho tiempo para que no decolore el material. 
  • Usa utensilios de madera o plástico sin bordes afilados para que no se raye el aluminio.  
  • UN TRUCO: Utiliza un protector para guardarlas apiladas con mayor seguridad.   

Ollas y sartenes de hierro fundido 

¿Conoces el dicho de ‘mejoras con los años’? Pues podría aplicarse a los utensilios de cocina de este material. El hierro fundido es uno de los materiales más tradicionales en la producción de ollas y sartenes. Es duradero y deja excelentes resultados de dorado y fritura de alimentos. Y como hemos mencionado, este material se vuelve mejor a cada uso. ¿Sabes por qué? Pues porque cuando este material no está tratado, absorbe restos de la grasa del alimento que se ha cocinado y mejora el resultado del siguiente.  

Los consejos para cuidar estos productos son:  

  • No usar el lavavajillas para su limpieza. 
  • Pueden lavarse con esponjas duras o lanas de acero. Sin embargo, no abuses del detergente, al secarse puede dañar el material si no se elimina bien.  
  • Las sartenes y ollas de hierro fundido no tratadas deben sazonarse siempre. Si tienen un cubrimiento esmaltado no será necesario. 
  • Si el esmalte de tu olla o sartén no es brillante, sino mate, engrasa con un poco de aceite antes de usarla. Y de vez en cuando, dales un repaso con un poco de papel mojado en aceite después de su uso.  
  • UN TRUCO: espolvorea sal en la sartén u olla (para que absorba toda la grasa que queda) y limpia con papel de cocina o un trapo. Así te asegurarás una limpieza completa.  

Limpieza de ollas y sartenes con capa antiadherente 

Los productos con este revestimiento antiadherente son una gran ayuda para evitar que nuestra comida acabe quemada o pegada a la superficie. Aunque a veces no pueden evitar la tragedia. Para limpiar la sartén utiliza agua tibia, detergente y una esponja suave para no rayar la capa antiadherente.  
 
Si tu sartén u olla tiene restos de comida quemada imposible de quitar anota este truco para eliminar por completo estos pegotes que solo hacen que quemarse una y otra vez y estropear tus platos.  
 
Llena la olla o la sartén de agua y añade entre 4 y 5 cucharadas de detergente. Colócalo sobre el fuego y haz que hierva el contenido. Remueve con una cuchara o espátula de madera o plástico y raspa cuidadosamente los restos de comida. Después de unos minutos, toda la grasa se disolverá y liberará la suciedad incrustada. Una vez hecho esto, lávala como de costumbre. Cuando se haya secado, tendrás que engrasarla de nuevo.  
 

Una vez repasados los consejos para cada tipo de material de tus ollas y sartenes, no está de más que sepas tres normas básicas y fundamentales para la utilización de cualquier producto, independientemente de qué esté hecho.

1-Deja enfriar antes de limpiarlas 

¿Alguna vez has metido la sartén o la olla directamente sobre un chorro de agua fría o tibia? Pues déjanos decirte que este es uno de los principales fallos, así como causantes de un deterioro acelerado y estropeamiento de nuestros utensilios de cocina. Un simple gesto, como el del agua fría puede pegar aún más los restos de comida que quedan en ella e incluso deformar la propia sartén.  
 
Normalmente, las bases de estos utensilios tienen una forma cóncava que se convierte en plana cuando entra en calor y se expande. De esta forma, si la sartén o la olla no tienen tiempo suficiente para volver a su forma original puede llegar a quedarse irregular y tener estabilidad suficiente. Así que ya sabes, enfriar antes de lavar.  

2-No guardes comida en su interior 

Recuerda que las ollas y las sartenes están diseñadas para cocinar y no para el almacenamiento de los alimentos. Hay una gran cantidad de comida que puede llegar a tintar y decolorar las sartenes y las ollas si permanecen demasiado tiempo en su interior. En su lugar, utiliza tarros y táperes de cristal para que la comida se mantenga en perfecto estado e igual de deliciosa que el primer día. 

 

3-No apiles sin protección 

Y, por último, acuérdate de guardar las ollas y sartenes como es debido, sino, todo el trabajo y cuidado anterior habrá sido en vano. Y es que si cometemos el error de apilar los utensilios unos encima de otros podemos rayar sin querer la sartén o la olla en la que se ha ido introduciendo una nueva y con ello, acabar con la capa antiadherente.  

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución. 

Etiquetas

  1. Cocina
  2. Organización