Saltar

Visita un hogar: 2 cocinas pequeñas, pero perfectamente ordenadas

¿Crees que una cocina pequeña no puede ser eficiente? Te mostramos cómo aprovechar el espacio con pequeñas soluciones de almacenaje a través de estos dos casos de cocinas reales. ¡No te lo pierdas!

Dos cocinas blancas con estilos diferentes
Dos cocinas blancas con estilos diferentes

Para muchas personas, tener la cocina de sus sueños implica que esta sea muy grande, luminosa y con espacio para guardar y almacenar un montón de cosas. Pero ¿realmente es necesaria una cocina gigante para que sea la cocina perfecta? Nuestra respuesta es, claramente, no.

La clave para que una cocina sea eficiente no es el tamaño, sino su organización. Y es que, existe una gran variedad de soluciones de almacenaje y pequeños truquitos para que todo el espacio esté perfectamente aprovechado y cumpla su función.

Para demostrártelo, hemos recurrido a dos de nuestras embajadoras IKEA para que nos cuenten de primera mano cómo lo han conseguido y su sabiduría en la cocina nos sirva a todos de guía e inspiración.

La cocina de Sandra

Sandra, también conocida en las redes como @pasitoapasitodecorando, vive con su novio en una bonita casa con una cocina pequeñita pero maravillosa (de unos 2,5mx2,5m más la zona de la despensa de 1m de ancho y 2,5m de largo).

Para Sandra y su pareja, la practicidad es lo más importante en su cocina. “Trabajamos todo el día fuera de casa por lo que en la cocina estamos aproximadamente una hora diaria haciendo cenas y preparando la comida del día siguiente. Como tenemos poco tiempo, es imprescindible tenerlo todo a mano para que este rato sea el menor tiempo posible y podamos descansar”.

La despensa

La despensa puede ser una zona más sencilla de organizar si jugamos con cajas para separar y diferenciar los alimentos. Además, la estética es más ordenada y homogénea.

“Para ganar doble altura he utilizado la cesta OBSERVATÖR y para saber que contiene cada caja he colocado etiquetas identificativas. Como no hay que desaprovechar ningún espacio en la puerta he añadido estantes y colgadores. Las bolsas KUNGSFORS son una opción genial para realizar la compra a granel por eso después de hacer la compra la volvemos a colocar aquí.”

El cubo de basura y reciclaje

KNODD con sus compartimentos KARDORNA hace que la tarea de clasificar el reciclaje sea pan comido. No estamos mucho en casa por lo tanto no generamos excesiva cantidad de basura y este cubo es perfecto.”.

«
Vivimos en Madrid, por lo que salimos muy pronto a trabajar y no solemos volver a casa hasta la tarde. Si tenemos que llegar y lo tenemos todo caótico perderíamos mucho tiempo colocándolo y preparando las cenas y las comidas del día siguiente. Por eso nos gusta que cada cosa esté en su sitio, ¡es más fácil mantener el orden!
»

Orden en los cajones

Los cajones son otro de los grandes retos en la cocina. Sandra ha utilizado estratégicamente el método Marie Kondo para guardar trapos y manteles. Así de un simple vistazo tiene localizado el que quiere y sin ocupar espacio.

Para clasificar las sartenes y cazuelas, las pequeñas las ha colocado en el soporte para tapas VARIERA. Las grandes están apiladas unas sobre otras y como sobraba hueco, ha añadido un cesto VARIERA de bambú con asa, para que sea más fácil extraerlo.

En el caso del cajón de tarros de comida ha optado por utilizar una misma gama (concretamente, los tarros modelo KORKEN en diferentes tamaños). “Al ser transparentes se puede ver fácilmente el contenido de cada tarro.”, añade.

La nevera

En la nevera también han utilizado cajas de la línea VARIERA para separar los alimentos, aunque esta vez en un tamaño más pequeño para que quepan a la perfección. Además de reorganizar la comida, han hecho una renovación de los envases y botellas, eliminando definitivamente los de plástico y sustituyéndolos por botellas y táperes de vidrio.

La vajilla

¿Y qué pasa con todos los platos y vasos? Sandra ha optado por guardar toda la vajilla en este armario, aunque con una ayuda extra. “Con los estantes VARIERA hemos triplicado la capacidad de almacenaje. Las tazas que más utilizamos, las tenemos en unos colgadores justo debajo. En la encimera, además, tenemos las tablas de cortar y los condimentos que más utilizamos colocados en una cestita. De manera que cada vez que cocinemos los tengamos a mano”.

«
Al tenerlo todo organizado, nos facilita las compras ya que sabemos en cada momento que se está acabando y hay que apuntar para comprar.
»

Los táperes

En este armario Sandra y su pareja guardan los táperes, las cazuelas más grandes y los accesorios del robot de cocina. En este caso, han utilizado también baldas VARIERA para ganar altura y duplicar el almacenaje. Las cajas VARIERA las utilizan a modo de cajones para guardar los táperes separados por tamaños. Y como en los laterales sobraba espacio han aprovechado para guardar los salvamanteles.

Debajo del fregadero

La zona de debajo del fregadero, como en muchas casas, la utilizan para almacenar productos de limpieza y productos relacionados con el bricolaje. Para aprovechar el espacio en la puerta también han añadido dos cestas TISKEN en la puerta. “Aquí guardamos las pastillas del lavavajillas, bayetas y estropajos, así no hay que dejarlo en la encimera y da mayor sensación de orden”.

La cocina de Elena

Ahora es el momento de ver un segundo ejemplo de organización en la cocina con nuestra embajadora Elena (@elemorlovedecor) como anfitriona.

Elena vive con su pareja y dos perretes adorables y comparten una cocina de 11 metros cuadrados.

“Nos encanta cocinar. A mí me gusta mucho la repostería y al amore le gusta el resto, y juntos en nuestra cocina pasamos mucho tiempo. La cocina es una de las estancias de la casa que más utilizamos, pero no por ello tiene que ser la más caótica. Pienso que cuando hay orden todo fluye y en concreto en la cocina parece que hasta la comida sale mejor.”

La despensa

A veces, nos vemos en la obligación de tener las cosas al aire libre y renunciar a los armarios o los cajones. En el caso de Elena, es precisamente lo que ocurre con su despensa. “La mayor parte de mi despensa es un espacio abierto por lo que estéticamente lo mejor es que este ordenado.” Mira cómo consigue quede así de organizada y de bonita.

En los estantes mas altos, ha utilizado cajas para guardar los utensilios de cocina que no son de uso diario (batidora de mano, batidora de vaso, moldes de repostería y palomitera). En los siguientes estantes, más a su alcance, ha jugado con la estética de los tarros de cristal, concretamente la serie KORKEN en distintos tamaños, para almacenar todo lo que es alimento seco (legumbres, pasta, arroz, cereales, cacao...).

En la parte de abajo de la estantería varios cestos donde guarda frutos secos, zumos y dulces, algunos botes de cristal con tapa de madera para galletas y cacao metidos en botes de la serie IKEA 365+.

Zona de reciclaje

La zona de reciclaje de Elena está integrada en el propio armario que hay bajo el fregadero, como en el caso de Sandra. Para poder jugar con diferentes alturas dentro del armario y poder guardar el cubo de la fregona, han colocado un estante adicional de armarios de la serie VARIERA.

Para los huecos vacíos

Entre la lavadora y uno de los armarios había un hueco lo suficientemente grande como para poder aprovecharlo, pero con el inconveniente de que la puerta de la lavadora impedía poner cualquier tipo de estantería o armario adicional. Así que la solución perfecta para Elena ha sido en carrito móvil RÄSKOG. De esta forma, puede guardar un montón de cosas como las tablas de corte, las especies, o los aceites y moverlo a un lado cuando tenga que utilizar la lavadora. Es comodísimo y queda genial, ¿verdad? Dentro ha organizado los alimentos con botes, como los de la serie ÖRTFYLLD o la IHÄRDIG.

Los táperes

Elena y su pareja son unos aficionados a la tendencia del batchcooking (si quieres saber lo que es, haz clic en este enlace) y necesitan guardar y conservar diferentes platos para toda la semana. Para ello utilizan los táperes de cristal de la serie IKEA 365+. “Este tipo de táperes nos permiten conservar los alimentos mucho más tiempo. Y eso significa menos desperdicios y más satisfacción.”, explica Elena. Además, como son todos de la misma gama, son mucho más sencillos de organizar. En este caso, ellos los colocan en el cajón bajo de esta forma.

¿Qué te ha parecido? Esperamos que los ejemplos y consejos de nuestras embajadoras te hayan servido de inspiración. Ahora es el momento de trasladarlo todo a tu propia cocina. Seguro que consigues que todo esté a la perfección. ¡Ánimo!

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.