Saltar

Cómo diseñar un salón relajante

¿Te gustaría tener un salón en el que poder desconectar de las rutinas diarias y olvidarte de las obligaciones? Aquí te explicamos cómo puedes crear un espacio zen para poder desconectar, descansar y relajarte.

Una vista cenital de la mecedora IKEA PS 2017 con cojines.
Una vista cenital de la mecedora IKEA PS 2017 con cojines.
Una vista lateral de la mecedora IKEA PS 2017 en negro, con cómodos cojines y una manta verde.

Apuesta por la sencillez visual. Pinta todas las paredes del mismo color; a poder ser, un tono terroso que resulte visualmente relajante, como por ejemplo este tono rosáceo. Añade después uno o dos colores neutros que contrasten. Crea un ambiente natural poniendo plantas naturales y materiales renovables (pino macizo, contrachapado de abedul, junco marino, yute, etc.).

Estanterías VEBERÖD una junto a otra en acero y abedul crean espacios de almacenamiento y orden en este salón rosa.

Para conseguir un aspecto conjuntado relajante, pon soluciones de almacenaje que dejen ver el color de la pared de fondo. Puedes poner varias soluciones abiertas que hagan juego, como por ejemplo estantes de pared en las esquinas, encima de las ventanas, etc.). Agrupa tus objetos favoritos para que llamen más la atención. Guarda en cajas todo lo que quieras tener a mano, pero no a la vista. Para conseguir un aspecto más armonioso, pon cosas de colores similares y pon los libros en estantes con el lomo hacia adentro. ¿Los aparatos tecnológicos? Guárdalos bien.

Alivia tu estrés rodeándote de naturaleza. Además de purificar el aire y generar oxígeno, las plantas de interior aportan color, textura y profundidad a los espacios. Pon tiestos colgantes encima de una ventana, macetas también debajo y unos cordeles con elementos naturales atravesándola. Está claro que las plantas con flores son preciosas, pero en este caso optamos por poner naturaleza verde principalmente.

Los muebles flexibles te permiten crear zonas para sentarte tipo «campamento». En vez de poner un sofá, que ocupa mucho espacio, pon una original mecedora. Después compleméntala con una alfombra y varias colchas y cojines grandes y cómodos alrededor. (Nosotros les hicimos unas presillas para poder colgarlos). Los taburetes apilables pueden servir como mesas auxiliares.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.

Autores
Diseño de interiores: Elin Stierna
Fotografía: Andrea Papini
Texto: Fredrik Cederholm/Marissa Frayer