Saltar

6 ideas para conseguir un dormitorio relajante

Para tener un dormitorio relajante hay cosas que no deben faltar, y una de las más importantes es el orden. Sin orden es imposible relajarse ni en el dormitorio ni en ninguna otra parte de nuestra casa. Y precisamente en nuestra habitación, en nuestro dormitorio, es en el lugar en el que más paz debemos encontrar. Por eso queremos recorrer contigo un dormitorio que transmite una tranquilidad increíble y que nos ayuda a darte ideas para que tú consigas ese mismo efecto en el tuyo.

La relajación y el descanso serán una realidad, si llevas a cabo estos consejos.

1. Lo más importante: la cama

¿Crees que es posible conseguir un dormitorio relajante sin tener una buena cama? ¡La realidad es que no! Por eso, nuestra recomendación es que empieces por invertir en un colchón de calidad suficientemente amplio. Los materiales naturales como el algodón, el látex y la lana aportan un plus de confort y mantienen la temperatura uniforme para proporcionar un sueño agradable.

También es muy importante la estructura de cama. Por ejemplo, las de madera maciza sin tratar son para toda la vida, ya que el material es duradero y renovable y se puede pintar cuando se necesite. Si lo prefieres, también puedes optar por un canapé, que te proporcionará muchísimo espacio de almacenaje oculto.

Si quieres saber cómo elegir colchón, no te pierdas:

    2. Almacenaje escondido bajo la cama

    Para crear un punto focal que no llame la atención en exceso y oculte lo que guardamos debajo de la cama, a nosotros se nos ha ocurrido coser un faldón con cortinas o telas viejas. ¿A que queda chulo? El almacenaje es fundamental en cualquier dormitorio y todo lo que podamos apurar siempre será ‘poco’. Por eso, si no tienes canapé, lo mejor que puedes hacer es optar por cajas y bolsas de almacenaje que te permitan tenerlo todo ordenado bajo la cama, pero a salvo del polvo.

    3. Cajas para organizar las superficies

    Y no solo es genial usar cajas y bolsas para poner bajo la cama, también lo es para organizar todas las cositas que vamos dejando inevitablemente en las superficies de los muebles, como puede ser la mesita de noche. Como en este caso las mesitas son pequeños bancos que también están decorados con plantas, hemos aprovechado para elegirlas en unas tonalidades verdes para que encajen a la perfección. Allí, puedes guardar todas esas cosas como coleteros, auriculares, tapones de los oídos para dormir, etc., que de otra forma estarían ‘desperdigados’.

    4. Qué ropa de cama elegir

    La ropa de cama es fundamental para conseguir ese dormitorio relajante que estamos buscando. Y es que es imposible estar a gusto en la cama si no transpira bien, si es áspera, si está demasiado desgastada… ¿Sabías que la ropa de cama ecológica de lino y lyocell te ayuda a mantenerte fresco y seco durante toda la noche incluso en verano? Además, los colores también son importantes: decántate por tonalidades claras como el blanco, el beis o colores pastel.

    5. Un espacio armónico, apacible y despejado

    En las paredes y la distribución, menos es más. Cíñete a una gama cromática, como nuestros beis neutros y verdes relajantes. Utiliza el mismo color en todas las paredes y sé selectivo con los adornos que quieres exponer. Piensa simétricamente y de dos en dos, no hay nada más relajante que eso para un dormitorio.

    Pon unas plantas naturales y unas ramitas secas para purificar el aire y darle un toque de verdor al espacio. Monta percheros pintados en las paredes (unos frente a los otros) para colgar algunos de tus objetos preferidos y cuidar la ropa (y el planeta) aireándola en lugar de lavarla si no hace realmente falta.

    6. Aprovecha el espacio para almacenaje

    Aprovecha al máximo una pared poniendo almacenaje con estantes y barras que puedas personalizar, reorganizar y reutilizar. Si tienes tus cosas organizadas, no te costará encontrarlas y el relax vendrá a ti. ¿Acaso hay algo más estresante que buscar y buscar sin encontrar? Por eso, esta solución nos fascina: una fila de cómodas modernas para tener las cosas bien guardadas y sin polvo que además aporta armonía al espacio.

    Un rincón acogedor con cojines y un colchoncillo de fabricación casera es perfecto para leer o tomar tranquilamente el café de la mañana, sobre todo si está junto a una ventana o una lámpara con bombillas LED, que consumen menos energía. Utiliza cortinas para acordarte de que lo importante es vivir el momento, no acumular cosas. ¡Encontrarás la paz!

    Y si necesitas más inspiración para tu dormitorio relajante, antes de irte tienes que ver este vídeo:

      Y leer estos artículos sí o sí:

      Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.