Saltar
Vaporera con marisco

Cocinar al vapor: come con más sabor y menos grasa

Cocinar al vapor es una de las tendencias en nutrición saludable más extendidas. Las razones son claras, puedes preparar gran variedad de alimentos, verduras, carnes y pescados, y los utensilios para cocinar al vapor no son caros, ni difíciles de usar.

Te contamos las ventajas de cocinar al vapor para que te animes a preparar un salmón con una de nuestras vaporeras. ¡Cocina con todo el sabor y nada de grasa!

Cómo cocinar al vapor

Como su nombre indica, cocinar al vapor es un método de cocción que solo usa el vapor.

Una de las ventajas de cocinar al vapor es que no son necesarios demasiados utensilios. Con una vaporera, un recipiente con agujeros, sobre una de nuestras ollas para cocinar al vapor es suficiente.

Rellena de agua o caldo la olla, incluso con hierbas aromáticas, le darán muy buen sabor, y espera a que hierva. Nunca coloques los alimentos que quieras cocinar al vapor antes, porque quedarán blandos.

El tiempo de cocción dependerá del tamaño de los ingredientes, pero suele estar entre 7-15 minutos.

¿Qué ventajas tiene cocinar al vapor?

¿Aún no tienes claro que esta forma de cocinar los alimentos vaya contigo? Algunas ya las hemos comentado, pero lo cierto es que existe una gran cantidad de ventajas si te decides a cocinar con esta técnica.

Las más destacadas serían estas:

  • Uno de los puntos a favor más importantes (a nuestro parecer) es que los ingredientes conservan todos los nutrientes y sabor.
  • Puede cocinarse prácticamente cualquier tipo de alimento.
  • Los alimentos tienen una mejor textura, al contrario de lo que sucede con la comida hervida.
  • Evita el exceso de grasa añadida porque se hace única y excluisivamente con el agua.
  • Es un método de cocina realmente higiénico porque apenas ensucia.
  • ¡La comida no se pega!

Trucos para cocinar dominando la técnica

Está claro que la prática hace al maestro, pero para ahorrarnos unos cuantos intentos fallidos, vamos a adelantarte los consejos básicos y fundamentales para asegurarte el gran acierto en tus platos al vapor.

¡Apunta bien!

  1. El aceite déjalo para el final, nunca lo pongas antes de cocinar al vapor. Úsalo en crudo una vez cocinados los alimentos.
  2. Si destapas la vaporera la cocción se parará y tardará un rato más en cocerse. ¡Ten paciencia!
  3. Si vas a preparar varias comidas al vapor y quieres cocinarlas a la vez, puedes usar un accesorio para cocinar al vapor y cocinarlas por separado.
  4. ¡Nunca dejes que los ingredientes toquen el agua!

Utensilios necesarios para cocinar al vapor

Si no tienes una vaporera específica en casa, siempre puedes arreglártelas con un pequeño colador que puedas colocar sobre una olla con agua caliente.

El problema será que, evidentemente, el resultado no será el mismo y no podremos cocinar al vapor en grandes cantidades ni más de un alimento a la vez sin mezclarlos.

Pero no te preocupes, uno de los puntos a favor de las vaporeras aún por comentar es que no requieren una gran inversión económica como otras técnicas culinarias. Y además, cada día hay vaporeras más prácticas que nos facilitan aún más cocinar así.

Nosotros, te recomendamos nuestra vaporera STABIL, muy útil porque tiene un asa que se quita y se pone, así no se calienta y puedes levantar la comida al vapor sin miedo a quemarte. Y si quieres algo mucho más sencillo, nuestra vaporera KLOCKREN será tu aliada perfecta para salir del paso y con un resultado de 10.

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas más consejos para alimentarte de forma saludable sin perder una pizca de sabor. Si te has quedado con ganas de más, échale un vistazo a las siguientes ideas.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.