Saltar

5 ideas básicas para vestir la mesa para tus reuniones en casa

Puede que nuestra agenda social no esté tan ajetreada como otros años y no tengamos tantas visitas en casa como antes. No obstante, cuando el momento lo permite y siempre con una seguridad adecuada, sí podemos disfrutar como antes de pequeñas reuniones en casa con nuestro círculo más cercano.

¿Qué tal si te enseñamos unas cuantas ideas para que pongas bien bonita tu mesa de una forma asequible y fácil y hagas ese momento aún más especial? No te pierdas estos consejos prácticos y sencillos para vestir la mesa en cualquier ocasión.

Sabemos que una de las cosas más importantes para triunfar en una comida o una cena es preparar un menú sorprendente y delicioso con el que enamorar a través del paladar. Sin embargo, y siendo realistas, lo primero en lo que nos fijamos siempre es en la apariencia, la superficie. Así que, en el caso de las comidas en casa ¿por qué no adornar un poco la mesa para cautivar tanto a la vista como al gusto? Te mostramos todas las opciones que tienes para conseguirlo. ¡Vamos!

Decorar la mesa con manteles y caminos

Empezaremos por lo principal, los textiles. Dependiendo del tipo de mesa que tengas en casa, puedes sacarle partido de una forma u otra.

Por un lado, puedes utilizar el propio mueble como parte de la decoración de la mesa. Por ejemplo, si tienes una mesa de madera, estilo rústico, quedará genial si la dejas al descubierto.

El efecto de la propia madera le dará un toque muy favorecedor y tan solo deberás decorarla con los platos y complementos que añadas.

Si tienes una mesa más moderna, puedes aplicar esta otra idea sencilla y original de decoración. Con tan solo unos manteles individuales puedes vestir la mesa para decorarla (y también protegerla). Es una decoración sencilla, económica y muy favorecedora, ¿Qué te parece?

Por otro lado, puedes optar por vestir la mesa del salón con un bonito mantel e, incluso, combinarlo con un camino de mesa. Piensa en estas telas como tu lienzo en blanco. Si tienes dudas, una opción segura es apostar por un mantel liso que te permita jugar de diferentes formas con la vajilla que coloques encima. Los colores claros, como los crudos o los blancos, siempre son un acierto en este caso, especialmente si tus platos tienen algún tipo de estampado.

Cómo vestir la mesa con una vajilla bonita

Puedes plantearte la decoración de la mesa de la siguiente forma: ¿quiero darle protagonismo a la mesa en sí o quiero que destaque la vajilla y sea la que marque la diferencia?

Elijas lo que elijas, nosotros te recomendamos que, para ponértelo más fácil, sigas la siguiente regla: si pones un mantel estampado, acompáñalo de platos y vasos lisos (o semitransparentes, como el que te mostramos en la foto) y, si por el contrario pones un mantel o un camino liso, atrévete a introducir una vajilla con dibujos o estampados e introduce más detalles.

Centros de mesa para decorar tus comidas

Los centros de mesa son unos acompañantes excelentes para hacer una presentación de mesa bonita y sorprendente. Y lo mejor es que puedes diseñarlos con cualquier cosa, ya sea un arreglo floral, como el de la foto, unas velitas o con la combinación de diferentes objetos, como un bol o una fuente.

Si tu mesa no es demasiado espaciosa, juega con las medidas de este elemento decorativo para que no entorpezca tu velada o, sencillamente, retíralo y colócalo en otra parte de la casa para que no moleste. En este caso, las flores siempre son comodísimas porque quedan bien en cualquier espacio.

Adornar la mesa con vasos de cristal

Otra idea original y muy sencilla para decorar una mesa es jugar con la cristalería. Y es que es tan elegante que queda bien en prácticamente cualquier decoración de mesa.

En estos ejemplos, hemos apostado por la nitidez de unos vasos y unas copas transparentes con un grabado fino. La luz natural que entra por la ventana y traspasa el cristal le da al espacio un efecto casi mágico, ¿verdad?

Si quieres darle un toque más desenfadado, recuerda que hay un montón de opciones diferentes para decorar la mesa con vasos de cristal. Por ejemplo, puedes utilizar algunos con un corte más liso e incluso, puedes aventurarte y colocar unos vasos de colores.

Detalles caseros para decorar la mesa

¿Quieres darle a tu mesa un toque personalizado y especial? Nosotros te animamos a que des las pinceladas finales a la decoración de la mesa con unos detalles caseros.

¿Qué tal elaborar una pequeña carta con el menú que hay preparado? Es una forma muy original de presentar la mesa como un restaurante profesional y no cuesta nada hacerla. Puedes añadir pequeños guiños sobre cada plato e, incluso, inventarte sus nombres con una idea ingeniosa que haga reír a todo el mundo.

¿Más ideas? Puedes acompañar esa carta con un toque decorativo, como una ramita o un lazo. Otra opción podría ser una pequeña tarjeta con el nombre de cada persona para que sepan dónde sentarse o marcar las copas con un color o un posavasos especial para no confundir las copas.

Verás cómo con estos detalles acabarás de bordar un gran efecto final en la decoración de tu mesa y sin gastar apenas.

¿Qué te ha parecido? Sigue estos pasos básicos y adáptalos al estilo de decoración de tu mesa para que el resultado sea impecable. Si quieres más ideas para tus eventos en casa, no te pierdas esta selección especial de artículos.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.