Saltar

Adaptación de una cocina pequeña

Renovar y personalizar una cocina sin tener que reformarla por completo no es tan complicado. Jules vive con su compañero Alhadj y su hijo Justus (7 años) en una casa alquilada en Berlín. Su cocina es pequeña, pero Jules ha hecho algunos cambios para adaptarla al gusto y las necesidades de su familia. Ella considera que las cocinas también pueden reflejar la personalidad de las personas, como cualquier otra estancia de la casa; ha «camuflado» la lavadora y la zona de debajo del fregadero con un tejido que le encanta. Por otro lado, en vez de poner los típicos armarios de cocina, ha puesto un par de módulos de madera independientes en la parte superior.

Imágenes juntas de una cocina pequeña. Tejido colgado bajo la encimera y utensilios en un riel magnético.
Imágenes juntas de una cocina pequeña. Tejido colgado bajo la encimera y utensilios en un riel magnético.

Una mesa para disfrutar en familia

Jules tiene una mesa grande en el salón para cuando viene gente a casa, pero también tiene otra pequeñita en la cocina para poder desayunar con su pareja y su hijo. Para complementarla, tienen una pequeña exposición de cuadros en la pared, algunas plantas de interior y una vitrina con sus piezas de vajilla preferidas; en conjunto, una zona relajante de disfrute familiar.

«
Quisimos que la cocina se integrara con el resto de la casa; es un espacio acogedor y personal en el que estamos muy a gusto en familia».
»

Jules, fotógrafa y bloguera, Alemania

Autores
Estilismo: Abigail Edwards
Fotografía: Polly Wreford