Saltar

6 claves para crear una zona para tomar el café o el té en casa

Con el fresquito, una de las cosas que más nos gusta hacer en casa es disfrutar de una bebida caliente, ¿verdad? Lo que muchas personas coronan como ‘la hora del café’ o ‘la hora del té’. ¿Qué tal si acondicionamos un rinconcito para disfrutar con la familia o los amigos de un plan relajante? A continuación, te damos unos consejos para crear una zona para tomar el café o el té en casa ¡a prueba de visitas!

1. Dónde tomar el café o el té

¿Cuál es la mejor zona para disfrutar de un buen café en casa? Realmente, no existe una premisa para tener ‘el lugar perfecto’, sino que más bien depende de tus opciones de espacio y, sobre todo, donde os vayáis a sentir más a gusto. Esta zona, por tanto, puede ser desde la terraza cubierta hasta el espacio que hay alrededor del sofá.

Si no tienes la suerte de contar con un balcón o una mini terraza con cristalera en la que poder montar una zona más chill out con sus cojines, mantas y luces decorativas, y, por el contrario, tienes que adaptarte a lo que te ofrece tu salón, te recomendamos que le des un nuevo toque a la habitación para crear un ambiente agradable. ¿Cómo se hace eso? Puedes recurrir a algo sencillo y económico como unas plantas naturales o colocar algún elemento decorativo. Esto conseguirá que, dentro de una misma estancia, te sientas en un lugar nuevo y un poquito más especial.

2. Una mesita de centro

Una buena mesita de centro es un mueble que no puede faltar en tu zona para tomar el café o el té. Es totalmente necesaria para colocar, por lo menos, las tazas de los invitados y, por supuesto, la tuya.

Existe una gran variedad de modelos de mesitas, pero puestos a elegir, no está de más que tengas en cuenta la multifuncionalidad de la mesa. Por ejemplo, puedes valorar la opción de que esta sea plegable, que tenga espacio de almacenaje con algún cajoncito o algún piso más para colocar cosas tanto en un nivel como en otro. A futuro, estos detallitos te librarán de quedarte sin espacio.

Si no quieres recurrir a la típica mesita de centro y, además, quieres que esta sea más barata, ¿por qué no remodelas una que ya tengas o que sea sencilla? Sin ir más lejos, nuestra mesa LACK es un gran ejemplo de cómo puedes personalizar un mueble para darle un aire diferente y, sobre todo, por muy poquito dinero. No te pierdas este vídeo en el que te damos unas cuantas alternativas para uno de nuestros grandes clásicos.

    3. Prepara asientos para tus visitas

    Existen infinidad de formas con las que disfrutar de la hora del café en casa. Pero si hay algo que no puede fallar en ninguna de ellas es tener un asiento cómodo en el que reposar todo el cuerpo y relajarte de los pies a la cabeza. Normalmente, el sofá suele ser el mayor aliado en estos casos, pero si necesitas más asientos, no te pierdas estas dos opciones.

    Para tomar el té o el café en compañía, nada como muebles que ocupen poco y puedas guardar fácilmente. Nuestra recomendación es que recurras a unos bonitos pufs de fibras de platanera, un material renovable que, además de convertir tu salón en un espacio más sostenible, queda genial si tu casa sigue un estilo de decoración natural. ¿Qué te parece? Al tenerlos apilados, no ocupan tanto espacio y siempre hay hueco para uno más.

    ¿Quieres algo más económico? Puedes optar por algo tan sencillo como unos buenos cojines. Colócalos en el suelo y que todo el mundo se siente formando un círculo. Si tienes una alfombra en el suelo, conseguirás que sea un espacio mucho más cómodo y cálido. Después, tan solo tendrás que recogerlos y guardarlos en una bonita cesta. ¡Así de práctico!

    4. Ten cerca un carrito en el que transportar las cosas

    Al tener visita, la bandeja para servir puede quedarse corta de espacio, por lo que tendremos que hacer varios viajes de la cocina al salón para llevarlo todo. ¿Te ha pasado alguna vez? Tenemos algo que te va a gustar. Recurrimos a la sabiduría de nuestras madres y abuelas para recomendarte que utilices un carrito auxiliar, como los de toda la vida.

    Con un aspecto fresco y renovado, los carritos con ruedas o auxiliares vuelven a nuestros hogares para hacernos la vida un poquito más fácil, especialmente si tenemos poco espacio o queremos optimizar tiempo y esfuerzo. ¿No es genial? Al tener diferentes niveles, podrás colocar todo lo que necesitas: tazas, platos, aperitivos, servilletas, el azúcar o la miel... ¡Y todo de una sola vez! Lo mejor es que te vendrá de perlas para recoger las cosas y llevarlo directamente de vuelta a la cocina y utilizarla allí para lo que quieras.

    ¿Te gusta la idea del carrito, pero quieres que el estilo sea diferente? A nosotros, particularmente, nos parece muy útil nuestra mesa auxiliar con ruedas LUBBAN porque, además de disponer de espacio extra para los objetos que necesites en tu momento del café, está elaborada con un material renovable como es el ratán y esta trenzada a mano por un artesano, así que podrás dejarla en el salón como un mueble más de la decoración de la estancia.

    5. Cómo mantener y servir el café o la infusión

    Y ya que estamos hablando de todos los complementos, también es importante cuidar los pequeños detalles, como las jarras con las que servimos nuestras infusiones o los recipientes donde guardamos el café molido. Y es que aspectos tan importantes como el sabor pueden verse alterados.

    Para reservar, así como servir cafés o infusiones, lo mejor es hacerlo en una cafetera o tetera que mantenga el calor de la bebida para que esta nos aguante un tiempo considerable mientras la disfrutamos.

    Además, a la hora de almacenar nuestros productos, nada como unos recipientes que puedan conservarlos en perfectas condiciones. Por ejemplo, las cajitas de acero de toda la vida son perfectas para evitar la humedad y conservar tanto el café como las infusiones. Puedes introducir el paquetito de café abierto directamente dentro de la caja y cerrar. Si lo prefieres, también puedes utilizar unos tarritos de cristal con tapa. Verás cómo se conservan mucho mejor que a la intemperie.

    6. Elige productos de calidad

    Ninguno de los consejos anteriores tendrá sentido si, a la hora de comprar el té o el café, no cuidamos el mayor detalle de todos, la calidad de los productos que vamos a tomar.

    ¿Sabías que nuestras bebidas, además de un gran sabor, tienen un origen más sostenible? En IKEA apostamos por la producción de alimentos biológicos que sean mejores para las personas y también para el planeta. Por ejemplo, nuestros tés y cafés proceden de cultivos con certificado UTZ, que garantiza la práctica de una agricultura sostenible y con buenas condiciones de trabajo.

    Descubre más ideas y consejos inspiradores para convertirte en el anfitrión perfecto y sacarle el máximo partido a tu hogar. Inspírate con estos artículos:

    Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.