Saltar

5 hábitos saludables que puedes hacer en casa para sentirte mejor

Sentirse bien es, sin duda, una de nuestras mayores necesidades como personas. Para logarlo, es imprescindible que tanto nuestro interior, como el exterior que nos rodea cree un ambiente armonizado y lo suficientemente perfecto para transmitirnos esa sensación de bienestar.

Nuestro hogar juega un papel fundamental aquí, pues en él nace buena parte de ese equilibrio de sensaciones positivas. ¿Quieres saber cómo? El secreto está en adoptar buenas costumbres y un poco de organización.


Por eso, hemos elaborado una lista de 5 hábitos saludables para que los pongas en práctica de forma sencilla y sin moverte de casa. Notarás cómo, con estos pequeños gestos, puedes ir mejorando tu día a día. ¡Toma nota!

Duerme bien para cargar las pilas

Es algo que sabemos todos y nos han repetido hasta la saciedad. Pero a esta frase no le falta ni un poquito de razón. El descanso es fundamental para poder rendir al 100% tanto física como mentalmente. Es importante que regulemos nuestras horas de sueño para evitar esa sensación de fatiga continua e incluso, es aconsejable evitar el uso de dispositivos electrónicos en el momento previo a dormir por sus efectos en la alteración del sueño.

Pero no olvides que, para tener un descanso óptimo, debes contar con dos pilares de calidad fundamentales: el colchón y la almohada. El colchón, por ejemplo, es esencial para impedir un desgaste físico, por eso, a la hora de elegirlo, debemos tener en cuenta nuestra fisionomía, problemas musculares o de circulación, entre otros puntos relevantes. La almohada también debe pasar por una elección meditada, ya que habrá que tener en cuenta factores como hacia qué lado dormimos (de costado, boca arriba, etc).

Si quieres conocer todos los detalles de un buen descanso, no te pierdas nuestra guía especial sobre el sueño y el descanso elaborada junto a la Sociedad Española del Sueño.

Cocina para varios días

Muchas veces lo que menos nos apetece es tener que encerrarnos en la cocina a preparar las comidas del día siguiente. ¿Por qué no adelantarnos a los acontecimientos y cocinar para varios días en una única vez? Controlarás mejor lo que comes y aprovecharás mejor los alimentos.

Almacenando los platos en fiambreras de cristal y guardándolos en la nevera o el congelador, conseguiremos mantener los alimentos frescos y con todo su sabor durante el tiempo suficiente para ser consumidos. De esta forma ahorrarás tiempo y quebraderos de cabeza. Además, podrás controlar mucho mejor qué comes cada día, con la oportunidad de mejorar la variedad de tus platos. No olvides incorporar siempre en tu dieta recetas que incluyan fruta y verdura fresca.

Practica ejercicio en el salón

Además de una dieta equilibrada y saludable, es innegable que el deporte contribuye directamente a tu bienestar. Y aunque no lo creas, en casa también es posible adaptar una rutina efectiva de ejercicios. ¿Cómo? Tan solo necesitas un poco de espacio y algunos objetos, como una esterilla, toallas e incluso una vela aromática. Podrás practicar tanto una sesión de yoga, como series intensas de abdominales. ¡Tú eliges!

Planifica tus tareas de casa

Es importante establecer un horario de limpieza y tareas domésticas para que la casa no se nos eche encima. Y es que un espacio ordenado y limpio influye directamente en el bienestar de las personas, ya que, puede evitar o aliviar situaciones de estrés y agobio. Sentirse a gusto en casa es primordial.

Ayúdate de tablas o pizarras donde hacer tu horario ideal y disfruta de una casa siempre a punto.

Aprovecha las horas muertas para tus proyectos

Son tan importantes las horas de más actividad como las que quedan vacías de tareas. Pero eso no significa que debamos resignarnos a no hacer nada. Estos huecos en nuestra agenda son perfectos para avanzar en ese proyecto personal, para disfrutar con una actividad que siempre tenemos pendiente y nunca encontramos el momento oportuno, o sencillamente, para desconectar un rato.

Puedes aprovechar para leer un libro, pintar e incluso revelar las fotos de ese viaje tan especial y enmarcarlas de una vez. Verás que bien te sientes al realizar esas cuentas pendientes.

Aplicando estos pequeños hábitos saludables en tu rutina, notarás cómo aprendes poco a poco a gestionar mejor tu tiempo y a descubrir todas las oportunidades que te ofrece tu casa. ¡Inténtalo!

Si te ha gustado este artículo y quieres saber más cosas sobre bienestar en el hogar, échale un vistazo al artículo sobre Cómo desconectar en casa después del trabajo y decir adiós al estrés.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.