Saltar

4 recetas fáciles para hacer con niños en casa

Los días de cuarentena en casa pueden ser una buena ocasión para que los peques y tú saquéis a los chefs que lleváis dentro. Es una tarea entretenida que les permitirá aprender y disfrutar, sobre todo cuando llegue el momento de probar los platos. Te proponemos 4 recetas fáciles y deliciosas para hacer con niños que os conquistarán.

Los peques derrochan energía y pasar tanto tiempo en casa puede ser bastante aburrido para ellos. Por eso, durante estas semanas es importante tener en mente diferentes actividades que les permitan disfrutar y distraerse en casa.

Experimentar en la cocina con las texturas y los sabores les encantará. Además, puedes aprovechar este momento para hacer hincapié en lo importante que es lavarse las manos y mantener la higiene en general, especialmente en tareas que conlleven manipulación de alimentos. Lo mejor es que mientras pasáis tiempo en familia aprendiendo cosas nuevas, también adelantaréis la tarea que supone preparar la comida. ¡2x1!

En esta ocasión, te proponemos dos recetas saladas y dos recetas dulces sencillas. Las primeras son ideales para la comida o la cena y las últimas para el desayuno o la merienda. Aunque te sugerimos algunos ingredientes, lo cierto es que muchos de ellos se pueden adaptar con lo que dispongas en casa. ¿Empezamos?

1. Quiche de verduras

Ingredientes (para 4 personas):

  • 1 masa brisa
  • 2 huevos
  • 150 g de champiñones
  • 1 cebolla
  • 2 puerros
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 zanahoria
  • 200 ml de nata líquida para cocinar
  • 100 g de queso rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta
  • Orégano
  • Sal

Preparación:

  1. Precalentad el horno a 180º.

  2. Buscad un molde redondo y engrasadlo con un poco de mantequilla. ¡Una tarea de la que disfrutarán mucho los peques!

  3. Colocad la masa brisa sobre el molde, adaptando bien los bordes.

  4. Hornead la masa durante 15 minutos a 180º para que se cocine y reservad.

    ¡Llega el momento de preparar el relleno! Para ello, el primer paso será lavar, pelar y trocear en dados todas las verduras. A excepción de la cebolla, que se cortará en juliana y los puerros en rodajitas.
  5. Lavad también todos los champiñones y laminadlos. Por supuesto, si los niños van a cortar, debe ser supervisado por un adulto. Te recomendamos el cuchillo y pelador SMÅBIT, especialmente diseñados para niños a partir de 8 años.
  6. Después, pon una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra a fuego medio y rehoga las verduras durante 15 minutos. Con mucho cuidado, puedes dejar que los peques muevan la verdura. No te olvides de salpimentar.
  7. Ahora toca batir los huevos en un bol, mezclarlos con la nata y añadir orégano al gusto, otro paso que seguro que encanta a los niños.
  8. Una vez hecho esto, volcad las verduras en el bol con la mezcla y removed.
  9. Incorporad todo a la masa y añadid el queso rallado por encima.
  10. Hondeadla durante unos 25 o 30 minutos a 180º hasta que esté dorado.
  11. Por último, dejad que repose durante unos 15 minutos, ¡y a disfrutar!

2. Batatas o patatas rellenas

Ingredientes:

  • 1 patata grande o batata por persona
  • 1 huevo por persona
  • Jamón york en tiras (también puedes utilizar bacon, pechuga de pavo, de pollo...)
  • Queso rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Orégano
  • Pimienta
  • Sal

Preparación:

  1. Precalentad el horno a 180º.
  2. Lavad y secad con ayuda de los peques las patatas o batatas.
  3. Horneadlas durante unos 40 minutos y dejad que se enfríen.
  4. Una vez que estén frías, cortad la parte superior de la patata o batata y quitad parte del interior hasta dejar una capa fina de patata o batata. Lo que sobre podéis utilizarlo para hacer un puré de patata.
  5. Extended un poco aceite de oliva sobre la patata y salpimentad.
  6. Rellenad cada patata con queso rallado, jamón en tiras y romped un huevo.
  7. Espolvoread orégano por encima, otro poquito de queso y al horno durante unos 20 minutos, hasta que el huevo esté hecho.
  8. ¡A chuparse los dedos!

3. Tortitas de avena

Ingredientes (para 4 personas):

  • 75 g de harina de avena integral (se puede sustituir por harina de trigo)
  • 2 huevos
  • 1 plátano maduro grande
  • Canela (al gusto)
  • Fruta para decorar
  • Chocolate negro para fundir

Preparación:

  1. Deja que los peques de la casa chafen el plátano con un tenedor.
  2. Batid los huevos en un bol.
  3. Añadid la harina, el plátano y la canela.
  4. Mezclad bien y, si es necesario, pasad la batidora para que la masa no tenga grumos.
  5. Pon una sartén antiadherente a fuego medio. Puedes engrasarla con una gotita de aceite de oliva virgen extra o mantequilla, pero si es una sartén adecuada la masa no tiene por qué pegarse.
  6. Cuando esté caliente, verted una pequeña cantidad de la masa en la sartén y esperad a que salgan burbujitas para darle la vuelta (¡este momento es clave!)
  7. Dejad que se cocine por el otro lado y repetid la operación con el resto de la masa.
  8. Fundid el chocolate a baño maría y servid junto a las tortitas y frutas al gusto (fresas, manzana, plátano, arándanos...). Los niños pueden pelarlas y trocearlas con un cuchillo o pelador adecuado para ellos. ¡Solo queda saborearlas!

Bizcocho de naranja

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 1 naranja (ralladura y zumo)
  • 110 g de harina
  • 80 g de mantequilla en pomada (a temperatura ambiente)
  • 100 g de azúcar
  • 1 cucharilla de levadura

Preparación:

  1. Precalentad el horno a 180º.
  2. Ralla la naranja y deja que los peques expriman el zumo.
  3. En un bol, mezclad el azúcar con la ralladura y la mantequilla.
  4. Incorporad los huevos y seguid mezclando.
  5. Después, añadid la harina y la levadura.
  6. Engrasad un molde para bizcochos con un poquito de aceite de oliva virgen extra o mantequilla.
  7. Verted la masa en él y hornead durante unos 35 o 40 minutos. Podéis comprobar si está hecho pinchando y verificando que el utensilio sale limpio.
  8. ¡A disfrutar de una deliciosa merienda!

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.