La web de IKEA utiliza cookies que hacen la navegación mucho más fácil. Más información sobre cookies.

Has deshabilitado tus cookies, lo que significa que IKEA no recordará tu búsqueda a lo largo de la web. Encuentra como activar tus cookies para una experiencia mejor

Actualmente tenemos problemas con la actualización de precios, por lo que el precio mostrado es erróneo. Por favor inténtalo de nuevo más tarde para asegurar que el precio es correcto.

4 ideas de decoración con textiles para ahorrar energía y evitar el frío

02 octubre 2018

Cuando los días son más cortos y fríos, lo que más nos apetece es estar en casa: sacar una mantita para arroparnos, colocar las alfombras más mullidas, empezar a usar colores más oscuros y terrosos… Por eso queremos que tu casa resulte más acogedora y más eficiente energéticamente para afrontar de otra forma el frío. Porque el ahorro tiene muchas variables distintas, y una de ellas está escondida entre tus textiles. ¿Nos acompañas para comprobarlo?

Textiles para el frío del otoño y el invierno

Los textiles son fantásticos para renovar los espacios sin tener que invertir mucho dinero. Durante el verano “dejamos a un lado”, pero ahora vienen pisando fuerte para ayudarnos a ahorrar energía, gastando menos calefacción en nuestro hogar.
 
Y es que no todo es poner a tope los radiadores: las cortinas, mantas y alfombras consiguen que tu casa se mantenga calentita por más tiempo, haciendo que salir ahí fuera te dé una pereza terrible…

Cortinas para impedir que pase el frío y perdure el calorcito

Las cortinas no solo son buenas para el otoño o el invierno, son imprescindibles durante todo el año. Y no solo son ideales decorativamente hablando, también sirven para regular la entrada de luz, aislar del frío del exterior y dar más intimidad y calidez a los espacios.
 
La combinación de dos cortinas claras y un estor más oscuro consigue esas tres cosas, lo que es ideal para una época como el otoño, en la que la luz y la temperatura es algo extremadamente variable, incluso en un mismo día.
 
También puedes optar por visillos + cortinas, que conseguirán aislar tu salón y dormitorio y mantenerlo con la temperatura adecuada durante más tiempo. Piensa que si el aire frío intenta entrar por un recoveco de la ventana, las cortinas te ayudarán a que no pase más allá.

Para ahorrar en calefacción opta por alfombras

Cuando llega el verano, son muchas las casas que optan por quitar las alfombras y llevarlas al tinte para dejar más fresco el ambiente durante los meses de calor. Pero durante los meses de frío vuelven a ser fundamentales: aportan calidez y tranquilidad a los hogares y protegen el suelo. Puedes incluso optar por la idea de combinar varios tipos de alfombras para darle textura y movimiento a los espacios.
 
Pero lo que más nos gusta es que las alfombras son algo así como el “abrigo del suelo”. ¿Acaso hay algo más desagradable que pisar el suelo frío en otoño y en invierno?
 
Para una mayor calidez y ahorro de energía, elige modelos de pelo largo, que aportan un mayor confort. Tejidos como la lana, el terciopelo o incluso las fibras sintéticas, te ayudarán aún más.

Ideas para un salón acogedor y cálido

Los diferentes tejidos son ideales para crear rincones cálidos, acogedores e íntimos. Y si eres un adicto a las series, las pelis o simplemente quieres pasar gran parte de estos meses hibernando y tumbado en el sofá sin gastar un dineral en calefacción, aquí tienes un ejemplo muy fácil de llevar a cabo:
 
Solo tienes que colgar del techo dos barras de cortina de 2 metros utilizando un cordel o algo similar, y después pasar por encima 2 telas de un tejido clarito por metros. Para acabar, añade unos cojines y una manta al sofá y acurrúcate para disfrutar de esta época tan relajante. ¿Te gustan estos colchoncillos para sofá? También te ayudarán a un mayor confort y calidez.