Tendederos

En cuanto haya hecho su trabajo, el tendedero debería desaparecer hasta que lo necesites de nuevo. Los nuestros se pliegan para que sean más fáciles de guardar una vez que tu ropa está seca. Muchos se pueden utilizar en interior y también en exterior.