Saltar
Saltar a la lista de productos

Sofás de piel

Una mano limpiando un sofá de piel de color negro de dos plazas con una esponja y jabón líquido del set para limpiar sofás de piel ABSORB.

Un sofá de piel puede durar más tiempo si usas un limpiador para piel para prolongar el aspecto y la comodidad.

Sofás de piel: cómo limparlos

Si lo tuyo son los sofás de piel auténtica, debes saber que el cuero hay que cuidarlo y mimarlo. Pero eso no está reñido con que limpiar un sofá de piel sea bastante fácil.

Primero, quita el polvo de la superficie con ayuda de un paño. Luego, aplica un limpiador para sofás de piel específico que además contenga una crema para engrasar. Es la opción más efectiva ¡palabrita! y, por último, retira el resto de jabón con un paño, humedecido con agua, y luego aplica la crema para engrasar la piel. Así evitarás que se seque y lucirá más tiempo como el primer día.

Queremos que nuestros sofás te acompañen el máximo tiempo posible, por eso, acuérdate de mimarlos mucho. Y, si tienes más dudas, consulta nuestra guía para limpiar un sofá de piel en tres pasos.

Un sofá chester con ventajas que enamoran

En IKEA estamos enamorados de nuestros sofás de piel y los modelos de sofá chester nos gustan especialmente. ¡Son tan elegantes! Nos encantan porque desprenden nobleza y carácter. Elijas el que elijas, los sofás de piel hacen que te enamores aún más de tu salón y de tu decoración porque impregnan la estancia con muchísima personalidad.

Además, son súper fáciles de mantener, como ya te hemos contado con los trucos de limpieza de sofás. No te lo pienses más, echa un vistazo a nuestro amplio catálogo de sofás de piel y elige el que más te guste.