Saltar
Saltar a la lista de productos

Sillas de escritorio

Siéntate con total comodidad en la silla de escritorio adecuada

¿Buscas la comodidad de una silla de gaming o necesitas una silla de oficina más versátil que puedas mover fácilmente? En IKEA encontrarás la silla perfecta según tu estilo y el espacio del que dispongas.

Ver todas las sillas de escritorio para el hogar
Ver todas las sillas de escritorio para el hogar

Sillas ergonómicas listas para lo que se ponga por delante

Consigue una oficina un poco más cómoda con una silla de escritorio ergonómica, como una silla de oficina. Te da el respaldo que necesitas para poder centrarte en las tareas pendientes.

Ver todas las sillas de oficina
Ver todas las sillas de oficina

¿Qué silla de ordenador debes comprar?

Si pasas mucho tiempo delante de un ordenador, es esencial que mantengas una buena postura sentada. Para evitar dolores y mejorar el flujo sanguíneo, una silla de ordenador debe ser ergonómica, cómoda y ajustarse a las dimensiones de la mesa de ordenador. Ten en cuenta las siguientes funciones para encontrar la silla de escritorio perfecta.

¿Debo utilizar una silla de escritorio con o sin ruedas?

Hoy en día, las sillas de oficina con ruedas son muy comunes. Te permiten moverte con facilidad incluso mientras estás sentado. Pero si tu escritorio está sobre una plataforma o en un suelo irregular, una silla de oficina sin ruedas podría ser la mejor opción.

¿Debo utilizar una silla de escritorio con o sin reposabrazos?

Si vas a utilizar la silla varias horas al día, una silla con reposabrazos podría resultar más cómoda a largo plazo. Es importante que los reposabrazos tengan el ajuste correcto. Deben sujetar los brazos en el punto en el que los codos descansarían de forma natural con los hombros relajados.

Una silla de escritorio ergonómica sin reposabrazos sería preferible si buscas una silla de ordenador más ligera y flexible. Los reposabrazos resultan poco prácticos si impiden que la silla quepa debajo de un escritorio. Las sillas sin reposabrazos se adaptan a una mayor variedad de escritorios.

Cómo ajustar la silla de escritorio

Una vez que tengas tu nueva silla de escritorio, tendrás que ajustarla para lograr la máxima comodidad. A continuación verás una guía paso a paso sobre cómo ajustar una silla de ordenador para lograr una mayor comodidad y una postura óptima.

Recuerda que no todas las sillas de escritorio de IKEA se pueden ajustar de la forma descrita a continuación. Consulta la descripción del producto para saber cómo ajustar la silla de escritorio.

1. Ajusta el asiento

Debes poder sentarte lo más atrás posible en la silla, con la parte inferior de la espalda firmemente apoyada en el respaldo. Preferiblemente, debe haber un espacio de aproximadamente tres dedos entre el borde de la silla y la parte posterior de las rodillas. Si no es así, ajusta el mecanismo deslizante del asiento.

2. Ajusta la altura

Los reposabrazos deben estar al mismo nivel que el escritorio. Si la silla no tiene reposabrazos, utiliza los brazos como guía. Al colocar los brazos y los codos sobre la mesa, deben apoyarse en un ángulo natural.

3. Ajusta el respaldo

Cuando estés sentado frente al escritorio, intenta sentarte en posición vertical durante el mayor tiempo posible. Puedes reclinar el respaldo cuando desees adoptar una postura más relajada. Es buena idea cambiar de posición de vez en cuando para reducir el desgaste en cualquier parte del cuerpo.

Sillas de escritorio IKEA

Elegir una buena silla de escritorio es fundamental. Cada vez pasamos más horas sentados frente al escritorio y son numerosos los estudios que relacionan las malas posturas adoptadas durante las largas horas de trabajo con dolores de espalada y lesiones lumbares. Es por eso que desde IKEA queremos ayudarte a elegir una silla de escritorio que te ayude a mantener una buena postura corporal sin sobrecargar tu espalda, la zona de los riñones ni el cuello.

Sillas de escritorio que lo aguantan todo

Comprar una silla de escritorio parece un mero trámite pero no lo es. Hay que tener en cuenta varios factores para elegir la silla de escritorio que más se adapta a tus necesidades. El primero cuántas horas y con qué frecuencia usas la silla. También como es la disposición de tu escritorio para colocar todos los objetos a la altura y posición adecuadas para no dañar tu espalda.

En IKEA tenemos varios modelos de sillas de escritorio, con diferentes diseños y precios, para que te encajen. Los asientos, los respaldos, los reposacabezas y los reposabrazos son regulables y basculantes para que puedas regularlo a tu gusto de manera sencilla. ¡Elige tu silla y no olvides los organizadores de cables!