Saltar
Saltar a la lista de productos

Mesas de comedor y cocina

Mesas de comedor para pasar tiempo juntos

Las mesas de comedor se utilizan mucho... ¡y para todo! En ellas se juega, se hacen los deberes, se come o se hace la sobremesa. Una buena mesa de comedor puede acoger todo tipo de reuniones, o ser el escenario perfecto para hacer manualidades. Es un lugar en el que se comparten buenos momentos con familiares y amigos. Nuestras mesas plegables de comedor son resistentes y duraderas, y como están disponibles en diferentes estilos, seguro que encuentras una que te guste. Muchas son extensibles, así que siempre hay sitio para todo el mundo.

¡40€ de descuento!

¡40€ de descuento!

Del 1 al 31 de diciembre y si eres del club IKEA Family o de la Red IKEA para Empresas por cada 200€ de compra  en esta selección de mesas y sillas de comedor y cocina te aplicaremos un descuento de 40€. Descuento máximo de 120€. Más información.

Descubre todas las ofertas IKEA Family de este mes

Ver selección de mesas y sillas en oferta
Una mujer abre una mesa extensible VANGSTA de color blanco situada encima de una alfombra de yute; a ambos lados de la mesa hay sillas de bambú de color claro y unos taburetes blancos.

Mesa de comedor extensible para un espacio pequeño

Tienes muchas opciones a tu disposición para ampliar la mesa si recibes visita, aunque no tengas mucho espacio. Solo tienes que elegir una solución compacta e ingeniosa que se pueda extender y plegar fácilmente.

Más información sobre las mesas extensibles

Mesas de comedor para disfrutar con la familia y los amigos

Elige una mesa de comedor compacta y flexible que se adapte a tus necesidades para que puedas reunirte con tu familia y tus amigos. Una mesa plegable puede convertirse fácilmente de una mesa compacta para dos personas a una mesa de comedor con sitio para cuatro personas.

Una habitación amplia y luminosa con una mesa abatible DANDERYD y dos sillas DANDERYD grises y blancas debajo de una lámpara de techo TORARED de junco.
Una mesa plegable KALLHÄLL blanca con sillas plegables de color blanco dentro y alrededor, encima de una alfombra de color natural y negro.

Conjuntos de comedor: una mesa combinada en todos los sentidos

Elegir una mesa y sillas de una misma serie garantizará que el comedor en su conjunto combine en aspecto, funcionalidad y estilo.

Serie BERGMUND: cómodas sillas acolchadas y fundas extraíbles para renovar cualquier estancia
Serie EKEDALEN: mesas extensibles muy prácticas y sillas tapizadas con fundas extraíbles
Serie SANDSBERG: elegantes toques de madera y acero de color negro con una forma estilizada que queda muy bien en espacios reducidos

El placer de desayunar en la cocina

Disponer de una mesa en la cocina te permite comer sin ensuciar el resto de la casa y tener una zona para jugar o teletrabajar.

Ver conjuntos para dos personas
Ver conjuntos para dos personas

Descubre las series de cocina

Serie MELLTORP: Mesas de diseño sencillo, para los amantes de lo minimalista
Serie EKEDALEN: Mesas y sillas que se adaptan a cualquier espacio.
Serie LERHAMN: De estilo tradicional, hechas de madera maciza, resistentes y fáciles de limpiar

Mantén el suelo en perfecto estado con protectores autoadhesivos

Desayunos largos y apetecibles con pan recién hecho después de dormir hasta tarde. Los domingos no puede faltar el asado con amigos y familiares. Deliciosos brunches los fines de semana con huevos revueltos, beicon y bollitos. Las mesas de comedor son el centro de todo eso. Por lo tanto, querrás elegir una que te sirva para estas situaciones.

Por eso tenemos una amplia variedad de diseños para ti. Desde mesas abatibles y extensibles hasta montadas en la pared; todo lo que necesitas tanto para invitados como para comidas gourmet.

Qué tener en cuenta a la hora de comprar una mesa de comedor

Puedes tener la tentación de simplemente elegir una mesa bonita. Pero no es tan fácil. Querrás aprovecharla al máximo durante muchos años. Celebrar una velada especial y, después, charlar alrededor de la mesa del comedor hasta la madrugada debería ser un placer, no un disgusto. Por lo tanto, debes tener en cuenta una serie de cosas para conseguir la máxima comodidad.

La altura de la mesa de la cocina importa

Ten en cuenta la altura entre la mesa y las sillas. Si las sillas son demasiado altas, tus piernas pueden chocar con la parte inferior del tablero, lo que puede convertir las cenas largas en un tormento. Si las sillas son demasiado bajas, te resultará incómodo apoyar los brazos en la mesa, ya que los hombros terminarán en una posición alta poco natural.

Una buena regla general es que la distancia entre el asiento y la mesa de la cocina debe ser de un máximo de 30 centímetros. Tienes que medir desde el asiento real. Así que ten cuidado si tienes sillas con cojines o acolchado incorporado. Estos se hundirán cuando te sientes, así que debes medir desde esta posición. De lo contrario, cuando te sientes, bajará un poco la altura y la mesa estará demasiado alta.

Si no te apetece mezclar y combinar mesas y sillas de cocina, puedes elegir uno de nuestros conjuntos de comedor. Están diseñados a juego, por lo que es imposible no acertar.

Cómo asegurarse de que todo el mundo tenga un sitio en la mesa de la cocina

También tienes que tener en cuenta el número de personas que se va a sentar a la mesa. Querrás que todos los comensales puedan sentarse cómodamente sin que choquen entre sí al comer. Para ello, se estima que cada asiento requiere 60 centímetros de ancho. Por lo tanto, si quieres una mesa de comedor para cuatro, con dos personas a cada lado, necesitas una de al menos 120 centímetros de largo. Para seis personas con tres personas a cada lado, se requieren al menos 180 centímetros, y así sucesivamente.

Si no sabes con seguridad cuántas personas se sentarán, por ejemplo cuatro o seis (o más), compra una mesa extensible. Podrás ahorrar espacio si solo tienes unos cuantos invitados y extenderla cuando des una fiesta más grande.

Ten en cuenta la posición de las patas de la mesa de comedor

Asegúrate de tener en cuenta la colocación de las patas de la mesa. Si están en el mismo borde, tus invitados y tú os sentaréis uno al lado del otro sin problemas. En cambio, si las patas se encuentran más hacia el centro, tendrás que tener en cuenta el tamaño y el espacio para las piernas.

Si tienes muchos invitados, es posible que a alguno le toque una de las patas de la mesa entre las dos piernas. Además, cada vez que te levantes o te sientes podrías golpearte la rodilla, algo que puede convertirse en un incordio. Por lo tanto, es importante que tengas en cuenta todos los aspectos de la mesa, si no quieres que esas agradables veladas se conviertan en una pesadilla.