Lámparas de techo

Lámparas de techo para tu hogar

Las lámparas de techo pueden iluminar cualquier estancia de tu hogar. Focos, lámparas planas y lámparas de techo colgantes son algunas de nuestras opciones. Tenemos un amplio surtido que se adapta a tu espacio, tu estilo y a la luz que necesitas. Utilízalas como lámparas de salón y cocina para que estas habitaciones se muestren vivas y llenas de energía.

Cómo escoger la bombilla adecuada

Deja que la lámpara de techo brille en tu hogar. Con una lámpara de techo de IKEA, podrás iluminar una habitación con estilo. Tanto si buscas una lámpara de araña baja como una lámpara de techo con un laborioso diseño o un riel de focos para el techo, tendrás muchas opciones en nuestro surtido.

Lámparas de techo como fuente de luz general

Al elegir una lámpara de techo, la primera pregunta que debes responder es para qué se va a utilizar.

Como fuente de luz general, un semiplafón, una lámpara de techo o una lámpara de araña situada cerca del centro de la habitación puede ser una buena elección. Si quieres resaltar una parte de la decoración, un riel de focos para el techo puede ser la opción perfecta. Para iluminar un espacio de trabajo, como un escritorio o una isla de cocina, puedes utilizar un plafón situado directamente encima del área de trabajo.

La lámpara de techo correcta para la habitación adecuada

La segunda pregunta es qué habitación vas a iluminar y qué harás en ella.

En algunas habitaciones, es recomendable optar por una iluminación intensa y práctica. Por ejemplo, es posible que quieras una lámpara de techo muy luminosa en el recibidor para encontrar fácilmente todo lo que necesitas antes de salir de casa. El cuarto de baño también puede beneficiarse de una iluminación potente para actividades como afeitarse o maquillarse por la mañana.

Otras habitaciones, como el salón o las habitaciones infantiles, tienen diversos usos. Es posible que quieras iluminarlas con una potente iluminación general por si tienes invitados o para cuando los niños jueguen en su habitación. Pero una vez que tus invitados se marchen y los niños se vayan a dormir, puedes cambiar a una iluminación más suave. En estas habitaciones, una lámpara de techo con regulador puede resultar muy práctica.

¡Cuidado con la cabeza!

Nuestra colección de lámparas de techo tiene algo para cada tipo de habitación. Pero antes de decidirte, debes tener en cuenta la altura del techo.

Si tienes un techo particularmente bajo, una lámpara de techo o de araña moderna podría ser un obstáculo. Si es así, opta por plafones, focos LED o lámparas empotradas para evitar el riesgo de golpearte la cabeza.

Sin embargo, si tienes un techo alto, nuestras lámparas de techo y las pantallas son un buen punto de partida. Tenemos lámparas de techo y pantallas disponibles en varios diseños diferentes para que puedas expresar tu propio estilo.

Lámparas de techo como diseño interior

Decorar con luz puede ser un reto difícil, pero divertido. Debes tener en cuenta tanto la dirección como la intensidad de la luz, ya que cada fuente de luz influirá en el ambiente de la estancia. Y, puesto que nada llama más la atención que una fuente de luz, no está de más que la lámpara también sea una maravilla.

Si quieres llevar tu diseño de iluminación a otro nivel, echa un vistazo a nuestros productos de iluminación decorativa, iluminación integrada e iluminación inteligente.

Prepárate para mirar el techo más de una vez

No lo podrás evitar, entrar en la habitación y mirar la estupenda lámpara de techo de IKEA que escogiste. Además de aportar luz y crear un ambiente especial, tu lámpara te enamorará. Tenemos las más funcionales, tipo focos y con rieles, para los que no quieren lámparas colgando del techo. Tenemos las lámparas de techo colgantes con tres brazos de toda la vida, que visten una barbaridad tu salón. Hasta tenemos lámparas de techo con tubos LED que parecen una lámpara araña, como la ÄLVSBYN. Tenemos tantas que te costará escoger :)

Lámparas de techo que iluminan según su forma, color y modo

Las lámparas de techo iluminan de una forma u otra en función de la forma que tengan. Por ejemplo, las lámparas tipo FUBBLA, crean una luz uniforme y más general. Las lámparas de techo colgantes tipo la STOCKHOLM, quedan genial sobre la mesa de comedor, en la barra o mesita de la cocina. Si tienes pasillos o dormitorios de techos muy altos, también pueden dar mucha personalidad a la estancia. Las lámparas de techo con focos o rieles, permiten dirigir la luz a puntos concretos de la habitación, creando ambientes diferentes.