Saltar a la lista de productos

Jardinería

Historias que te ayudarán a conseguir un poco de verdor en tu vida.

Descubre las plantas de interior

Las plantas domésticas ayudan a dar vida a tu hogar y a crear un ambiente apacible. También añaden colores y texturas. Mira estos consejos sobre aspectos básicos y plantas que durarán para siempre.

Obtén más información sobre las plantas interiores

La jardinería es una actividad de lo más relajante

Seguro que has visto mil veces la típica imagen de alguien cuidando un bonsai o un ficus en un estado de calma y paz absolutas. Efectivamente, las tareas de jardinería son relajantes y cuidar de tus plantas te ayuda a desconectar y a reducir tu estrés. Encuentra tu ratito para cuidar de tus plantas y pruébalo. ¡Relájate con actividades como la jardinería!

¿Cómo hacer que las plantas de interior formen parte de tu hogar?

Anima cualquier espacio interior o exterior con maceteros de IKEA. Con el macetero adecuado, llevarás frescura, vitalidad y fragancia natural a tu hogar. Añade un toque de color a tu balcón o decora tu patio con maceteros de jardín. ¿Por qué no llenar un alféizar de plantas suculentas? Decorar con flores nunca es una mala idea. Coloca tu planta más preciada en un pedestal con nuestras elegantes macetas y maceteros.

La mayoría de nuestras plantas ya van en macetas, por lo que son fáciles de transferir a una maceta decorativa más grande o a una jardinera. Si te gustan las verduras y las hierbas frescas, ¿por qué no utilizar uno de nuestros kits de cultivo en tu propia cocina? ¡No te olvides de la regadera! Y si el cuidado de las plantas no es tu punto fuerte, tenemos plantas artificiales muy logradas para cualquier parte de tu hogar.

Consejo de jardinería: cómo plantar en macetas o maceteros

El primer paso es preparar la planta. Retira la maceta de plástico de la base de la planta tirando de ella o cortándola. Luego, desenreda con cuidado las raíces de la planta para que puedan ramificarse más fácilmente en su nuevo hogar.

El segundo paso es preparar la tierra y la maceta o el macetero. Si tienes un macetero grande, coloca unas piedras o unos trozos de terracota rota sobre el orificio de drenaje. Esto evita que la tierra se salga. Vierte una capa de tierra a lo largo de la parte inferior del macetero y añade compost a la tierra para nutrirla un poco más.

Ahora ya puedes plantar. Coloca la planta en la maceta y rodéala de tierra. Asegúrate de dejar un espacio de unos 2,5 cm entre la tierra y la parte superior de la maceta. Riega la planta inmediatamente después de colocar la planta y la tierra. Así se asentarán las bolsas de aire en la tierra. Si es necesario, añade más compost en la parte superior de la maceta.

¿Las plantas de interior limpian el aire?

Las plantas alegran tu hogar, pero se necesitan muchísimas para purificar el aire que respiras. Las plantas absorben los gases y producen oxígeno, pero necesitarías miles de plantas de interior para crear un efecto medible. En otras palabras, no se puede confiar en una planta para mejorar la calidad del aire interior.

Las plantas en nuestros hogares mejoran nuestra salud de otras maneras. Las plantas aportan un toque fresco y rejuvenecedor. Su fragancia puede ser relajante, mientras que la vista de flores y plantas puede levantar nuestro estado de ánimo.